Warning: file_get_contents(http://www.geoplugin.net/php.gp?ip=54.81.195.140): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /var/www/www/viajando/private/app/layout.php on line 254
 
 
Tamaño del texto
Sierras del sur de Córdoba: naturaleza e historia por partes iguales
Por Redacción Ladevi   |  
00 de de 0000
Imponente naturaleza combinada con destellos de cultura: esta es la propuesta del sur cordobés, para aquellos turistas que todavía no han perdido su capacidad de asombro.
Las sierras del sur de Córdoba, también llamadas de los Comechingones, proveen a la provincia de una sucesión paisajística donde se va articulando lo serrano y lo rural. Es ésta una zona ideal para la práctica del turismo aventura, así como también para otras modalidades no tradicionales, como el turismo rural o agroturismo.
De este modo, atravesando la Ruta 23, es posible acceder a cada una de las localidades que conforman esta particular región. Se trata de un conjunto de poblados, con la ciudad de Río Cuarto como gran mandamás, que ofrecen al turista una multiplicidad de servicios para garantizar su comodidad y tranquilidad, lejos del movimiento y la contaminación citadina.
Las imponentes postales de las sierras de los Comechingones obtenida desde Achiras; así como el bucólico paisaje que ofrece el río Alpa Corral; y el microclima ideal que proporciona Los Cóndores; constituyen auténticas opciones para disfrutar al aire libre de deportes náuticos y experiencias de campamentismo.
Más para destacar: los balnearios de Río de Los Sauces; los sitios religiosos e históricos que pintan de cultura a Las Albahacas; y el desarrollo industrial y educativo de la importante ciudad de Río Cuarto; conforman un colorido collar de matices que delinean la posibilidad de unas vacaciones en esta zona cordobesa.
Río Cuarto, segunda ciudad de la provincia, es un centro de servicios y cultura, dotado de una importante red de prestaciones. Posee hermosos balnearios, hotelería de primer nivel y amplio confort para el turismo.

ALGUNAS OPCIONES.
Todo aquí invita a disfrutar de la naturaleza, que convive en perfecto equilibrio con los pueblos que la eligieron como hogar. Remontar los cerros a caballo, disfrutar de la frescura de sus arroyos de agua cristalina, practicar trekking entre los senderos del imponente paisaje, salir en busca de los rincones menos explorados, practicar turismo de aventura o rural, son sólo alguna de las formas de acceder a la magia de las ancestrales Sierras del Sur.
Pero las opciones de turismo rural con las que hoy cuenta la región constituyen una rica fuente de conocimiento: la lucha entre culturas demandó muchos años. Finalmente las tierras fueron repartidas entre vencedores e inmigrantes, en su mayoría italianos y españoles que, junto al criollo -producto del mestizaje- le aportaron sudor y trabajo brindándole lo mejor para el desarrollo de la ganadería y la agricultura.
Así nacieron las primeras estancias y se fueron conformando los pueblos que hoy, luego de años de crecimiento y progreso, brindan su infraestructura para visitar las maravillas de la región. Las actividades de campo, yerras, domas, fogones y asados, adquieren un atractivo especial.
El turismo de aventura, el agroturismo realizado en sus prestigiosas estancias rurales, la caza o la pesca deportivas, los safaris fotográficos, todo se compone en un armonioso equilibrio con el ambiente natural que enmarca a cada una de las localidades.
También es recomendable una visita al fuerte Punta del Sauce, museo histórico de la frontera sur, que reproduce la construcción típica de la época.

LAGOS Y FORTINES.
Esta extensa región turística del sur de Córdoba, antiguamente dominada por indígenas, es de reciente creación, y tiene como principales vías de comunicación las rutas nacionales Nº 7, 8 y 35, y otras provinciales como la Nº 4.
Esta zona, con sus médanos y lagunas, refleja una parte importante de la historia argentina, que nos habla de la conquista del desierto y el esfuerzo de los gobiernos de turno por conquistar territorios. Los indios que murieron defendiendo estas tierras fueron los pampas y los ranqueles, los más belicosos del territorio nacional.
La conquista del desierto premió a sus hombres con el territorio ganado, y así nacieron las estancias de la pampa argentina. Estas propiedades estancias se erigieron como verdaderos palacetes arquitectónicos, donde las domas, yerras, asados y el polo forman parte de una interesante variante para el habitante de ciudades del país y el extranjero. Entre las localidades a destacar figuran, entre otras: La Carlota, Viamonte, Laboulaye, Serrano, Hipólito Bouchard , Jovita y General Levalle.
Pero esta zona también es rica en presencia de lagunas, que albergan una riquísima fauna: en sus orillas se observan flamencos rosados, cigüeñas, garzas, patos y cisnes; en tanto, nutrías, martinetas coloradas, perdices, codornices y liebres pueblan los alrededores. Las aguas están habitadas por pejerreyes, bagres y carpas.
Entre las principales lagunas -con infraestructura adecuada y donde se puede pescar- se encuentran: La Brava (ubicada a unos 15 km. al sudeste de la ciudad de La Carlota); La Chanchera (situada a mitad de camino entre La Carlota y Laboulaye, sobre la ruta provin¬cial N0 4); La Margarita (que se encuentra a unos 30 km. al sudeste de Jovita); y muchas otras en la zona de Onagoity, Washington, Laguna Oscura y Wenceslao Paunero.