Warning: file_get_contents(http://www.geoplugin.net/php.gp?ip=54.91.16.95): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /var/www/www/viajando/private/app/layout.php on line 254
 
 
Especiales
Tamaño del texto
La Rioja
Paseos guiados por el viento
Por Nicolás Bruno Panno     |  
19 de Mayo de 2015

Las atractivas formas erosionadas del PN Talampaya y el Señor de la Peña, así como la posibilidad de desarrollar deportes como el carrovelismo, intercaladas con vinos, olivas y nueces, constituyen una atractiva manera de vivir La Rioja.

En el Noroeste Argentino, pegada a la cordillera de los Andes, La Rioja se vale de su particular fisonomía para atraer cada vez más turistas. Entre atractivos naturales, actividades al aire libre y una tradición productiva y gastronómica emblemática, la provincia se erige como una excelente alternativa vacacional.

PN TALAMPAYA.

Localizado a 73 km. al sudeste de Villa Unión, por RP 26, el Parque Nacional Talampaya es un emblema de la provincia. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2000, el área se destaca por sus farallones rojos de 250 millones de años de antigüedad y las formas inusitadas de las rocas.

Talampaya es como una gigantesca catedral laberíntica, con una flora es muy variada, donde abundan algarrobos, chañares, cardones y jarillas; mientras que su fauna está representada por zorros, liebres, maras, guanacos y ñandúes.

El Parque dispone de tres circuitos: Cañón de Talampaya, Ciudad Perdida y Arco Iris. En el sector sur, Ciudad Perdida hace hincapié en las caprichosas figuras en la piedra, que semejan edificios, castillos y mil formas más cinceladas por la erosión. También hay diversas manifestaciones de los antiguos habitantes del lugar, plasmados en arte rupestre, urnas funerarias y restos habitacionales atribuidos a las culturas Ciénaga y Aguada.A 90 km. de La Rioja, una piedra que semeja el perfil de Cristo es objeto, año a año, de múltiples visitas. El Señor de la Peña, tal como bautizaron los lugareños a esta formación, se encuentra en El Barreal Departamento Arauco.

Se trata de un atractivo que genera devoción desde el siglo XIX, aunque fue cuestionada originalmente por las autoridades eclesiásticas por temor a su derivación en supersticiones. Este gran peñasco de 12 m. de alto se desprendió alguna vez del segundo cordón de la sierra del Velasco, y su alrededor se construyó una pirca para poner velas, cruces, ofrendas y flores.

Muy cerca, se puede practicar un audaz y original deporte: el carrovelismo. Una reseca planicie de suelo arcilloso (de 7 km. de largo y 4 km. de ancho), donde hace miles de años existió una gran laguna, es el mejor lugar de Argentina (y uno de los mejores lugares del mundo, según los más avezados) para practicar deportes de viento.

VINOS, NUECES Y OLIVAS

La producción vitivinícola tiene una cultura muy arraigada en La Rioja, que se remonta hacia el año 1600. En la zona conocida como "La Costa", al norte de la capital riojana, hay una sucesión de pueblitos (Sanagasta, Huaco, Agua Blanca, Aminga, Anillaco, Los Molinos, Anjullón, San Pedro y Santa Vera Cruz) donde las pequeñas bodegas familiares han conformado un circuito turístico. Allí se encuentran estos productores de vinos caseros, quienes hacen de su labor una experiencia para compartir con los visitantes.

La propuesta gastronómica provincial se completa con nueces y olivas, frutos que pueden provenir de casi toda la provincia. En cuanto a las olivas, la provincia cuenta con un tipo natural propio, denominado Variedad Arauco, que suele destacarse por su gran tamaño y particular sabor. A ello se suma su principal derivado: el aceite, elaborado y envasado en plantas que utilizan técnicas artesanales e industriales.

La otra mención son las famosas nueces riojanas, que se comercializan con cáscara o bien sólo su pulpa, aunque una de las maneras más deliciosas de comerlas es en versión confitada y con dulce de leche. La Finca Huayrapuca, en Famatina, es un verdadero icono de esta producción.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: Aerolíneas Argentinas dispone de seis frecuencias semanales de Buenos Aires a la ciudad de La Rioja. Además, múltiples compañías de ómnibus operan el destino. En auto, de Buenos Aires a La Rioja hay 1.167 km.: se debe tomar la Ruta 9 hasta Córdoba y desde allí la Ruta Nacional 38 hasta llegar a la capital riojana.
Clima: en la mayor parte del territorio es semiárido continental y árido de montaña, con escasa humedad. En las zonas bajas los veranos son muy calurosos y los inviernos cortos, con temperaturas moderadas.
Informes: info@turismolarioja.gov.ar/www.turismolarioja.gov.ar.