Tamaño del texto
Suiza
Jungfraujoch, en tren al techo de Europa
Por Gabriela Macoretta     |  
28 de Diciembre de 2015

Sin dudas, el Jungfraujoch-Top of Europe es uno de los productos más fuertes y tentadores en Suiza. No sólo por sus soberbias vistas, maravillas naturales y propuestas de actividades, sino porque se accede hasta allí con un histórico tren a cremallera: el Jungfraubahn, que transita por el interior de la montaña y conduce a la estación más alta de Europa.  

El Jungfraujoch-Top of Europe es una de las propuestas más codiciadas en cualquier visita a Suiza. Se trata de una aventura maravillosa e imperdible de alta montaña alpina –en un inmaculado marco de hielo, nieve y rocas–, disponible todo el año y visitado por 5.000 turistas diarios provenientes de todas las latitudes, quienes quedan cautivados por las magníficas vistas, atracciones, posibilidades de recreación y deliciosa gastronomía.

La región del Jungfrau se encuentra en el centro del país, exactamente en el Oberland Bernés, al pie de tres gigantescos picos: el Jungfrau, que en alemán significa “Virgen” o “Doncella” y es el pico más alto del macizo del mismo nombre (4.158 msnm); el Eiger ("Ogro") y el Mönch ("Monje").

Asimismo, al sur del Jungfrau se encuentra el enorme glaciar Aletsch, que es el de mayor tamaño y el más largo de los Alpes y de Europa (22 km. de longitud), y desde 2001 forma parte de la lista de los sitios Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

La cima del Junfrau fue alcanzada por primera vez en 1811, cuando el acceso era extremadamente difícil. Sin embargo, en la actualidad existe el cautivante ferrocarril de cremallera Jungfraubahn (Ferrocarril Jungfrau), que lleva al Jungfraujoch-Top of Europe, la estación más alta de Europa, a 3.454 msnm. Se trata de uno de los más impresionantes logros en la construcción de convoyes de montaña a nivel mundial, y aún hoy es considerado una maravilla de la técnica ferroviaria. Luego de un periodo de 16 años de obraje, fue inaugurado el 1° de agosto de 1912. Parte de la estación Kleine Scheidegg y asciende atravesando el interior del Eiger y el Mönch.

Este ferrocarril pertenece a la Jungfraubahnen, compañía con sede en Interlaken que reúne siete espectaculares trenes de montaña bajo una sola gerencia, ofreciendo así la posibilidad de realizar múltiples actividades en enclaves idílicos.

CAMINO AL JUNFRAU.

El tren de cremallera recorre durante todo el año hermosos parajes y el túnel que sube al collado del Jungfrau, deteniéndose en dos plataformas panorámicas intermedias: Eigerwand y Eismeer, desde donde los viajeros pueden observar vistas increíbles a través de ventanas en la pared norte del Eiger –desde donde se puede disfrutar de una vista excepcional de Kleine Scheidegg, Männlichen, Grindelwald y hasta el lago Thuner– y en el borde del gran glaciar.

En la tercera y última parada se accede al corazón de la alta montaña, donde la “escenografía” es aún más espectacular: se observa el glaciar Aletsch en su plenitud, el Jungfrau, el Mönch, el Schilthorn, los Prealpes, la Selva Negra y hasta los Vosgos, en días de buena visibilidad.

Asimismo, desde allí se puede emprender una excursión de 45 minutos por la nieve hacia el collado del Mönch.

CON TODOS LOS SENTIDOS.

Una vez en el Jungfraujoch, sólo hay que seguir la señalización del “Tour” para no perderse ninguna de las fantásticas propuestas:

• Jungfrau Panorama: es la primera atracción del tour y consiste en una aventura cinematográfica de 360° y cuatro minutos de duración, en la que se muestran sorprendentes vistas de la zona.

• Sensación Alpina: se trata de un recorrido de 250 m. sobre cintas mecánicas que fue inaugurado para celebrar los 100 años del Jungfraubahn, el 1º de abril de 2012. Con imágenes, luz y música, el trayecto cuenta el pasado y el presente del turismo en la región del Jungfrau.

• Sphinx: este mirador se encuentra en la parte más alta del Jungfraujoch-Top of Europe, a 3.571 msnm; una experiencia única para todos los visitantes, ya que se accede allí en el ascensor más rápido de Suiza. La sala de observación La esfinge, de cristal, permite ver los glaciares en cualquier condición climática. Mientras que cuando el sol brilla, las terrazas que la rodean invitan a maravillarse viendo de cerca el glaciar Aletsch –que se encuentra justo a los pies de esta plataforma de observación–, así como vislumbrar incluso parte del territorio de Francia, Alemania e Italia.

• Palacio de hielo: la aventura continúa con un paseo por el interior del glaciar. Largos pasillos se internan en el corazón del gigante de hielo, donde se transitan habitaciones y salones tallados periódicamente en forma de bóvedas. Pueden apreciarse no sólo las formaciones naturales, sino también bellas esculturas realizadas en hielo.

• Planicie del Jungfrau: al pie del Jungfrau y al borde del glaciar se puede sentir la altura y el frío despiadado. Las vistas desde esta planicie –donde ondea la bandera suiza, que se izó por primera vez allí en 1912– son extraordinarias.

• Lindt Swiss Chocolate Heaven: una tienda fantástica para sumergirse en el fascinante mundo del chocolate y conocer aspectos fundamentales de su producción. Fue inaugurada por Roger Federer en 2014.

BLANCO ETERNO.

Luego de haber recorrido todas las estaciones del “Tour”, el visitante está listo para dar rienda suelta a la diversión en la nieve, incluso en temporada de verano, ya que el blanco es perpetuo.

Las posibilidades son varias y muy tentadoras en el Snow Fun Park: suspenderse en un cable de acero por encima de grietas del glaciar, deslizarse por las pistas con esquíes o tablas de snowboard, y lanzarse en trineo por una de las pistas del parque.

Por otra parte, quienes opten por caminatas podrán disfrutar de las espectaculares vistas del Eiger, Mönch y Jungfrau, así como de los lagos Thun y Brienz.

TIPS PARA EL VIAJERO

Tarifas: el viaje en tren desde Interlaken Ost, ida y vuela, cuesta CHF 204,40. Los precios varían si se accede desde otras estaciones de montaña, y existen pases con descuentos para quienes contraten por más de un día y para varias líneas de los Jungfraubahnen. También hay tarifas promocionales para grupos. Vale mencionar que los vagones de Primera Clase solo están disponibles en las rutas Interlaken Ost-Grindelwald e Interlaken Ost-Lauterbrunnen.

Alojamiento: si bien hay una cabaña de montaña en el collado de Mönch, la mayoría opta por hacer base en Interlaken o en otras ciudades cercanas.

Gastronomía: hay diversas alternativas, como los restaurantes Crystal (110 plazas; cocina suiza e internacional), Bollywood (80 plazas; comida india) y Eiger (para grupos); restaurante buffet Aletsch (150 plazas); y café-bar. 

Informes: info@jungfrau.ch/www.jungfrau.ch.

MÁS FRECUENCIAS PARA 2016

El Jungfraujoch-Top of Europe volvió a recibir un elevado número de visitantes este año. Para garantizar un mejor servicio de calidad a los visitantes, se informó que habrá trenes adicionales en servicio. Así, del 14 de mayo al 4 de septiembre de 2016 habrá un servicio cada media hora en la ruta de Jungfraujoch-Interlaken Ost.

Además, durante ese mismo periodo, el horario de tarde también será extendido media hora: el último tren saldrá del Jungfraujoch a las 18.45.