Tamaño del texto
Desde el 1° de marzo
Aumentos de tarifas en los Parques Nacionales argentinos
26 de Diciembre de 2016

A partir del 1° de marzo las tarifas de ingreso a los Parques Nacionales aumentarán cerca del 70% en algunos casos e irán de la mano de una reestructuración de precios que impactará aún más fuertemente a los turistas de países del Mercosur y en los bolsillos de quienes viajen con menores.

De acuerdo a la resolución 385 del Directorio de la Administración de Parques Nacionales (APN), el costo de ingreso a los parques más icónicos como el PN Los Glaciares y el PN Iguazú se incrementará un 51,5% para los extranjeros, pasando de $ 330 a $ 500 por persona.

Por su parte, en aquellos donde el arancel para no residentes está $ 150 (El Palmar, Lago Puelo, Lanín, Los Alerces, Nahuel Huapi, Los Arrayanes, Sierra de las Quijadas y Talampaya), a partir de marzo se ubicará en $ 250, lo que implica un aumento del 66,6%. Igual alza tendrá para extranjeros el acceso al PN Tierra del Fuego, que se elevará de $ 210 a $ 350.

En todos los casos, los nuevos valores para extranjeros superan el promedio de la inflación estimada en 2016 y con creces la prevista para 2017.

En cuanto a los turistas nacionales el incremento sí rondará el 30%, elevándose de $ 200 a $ 260 en los parques más visitados y de $ 90 a $ 120 en los otros.

Según la resolución de la APN, “la actualización tarifaria propuesta ha receptado referencialmente el Índice de Precios al Consumidor del Indec y el Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central”.

En declaraciones a este medio, Eduardo Ceccotti, responsable de Uso Público de la APN, reafirmó que la actualización anual de los derechos de acceso mantiene la vocación de potenciar el turismo nacional, con costos promocionales para residentes y eximiciones para los locales respecto de la tarifa general. “Se generan además ingresos necesarios para afrontar nuevos desarrollos de infraestructura operativa y programas relativos a la conservación y recuperación ambiental. Sosteniendo a partir de los 11 espacios involucrados el conjunto del sistema, que consta de 35 parques y 44 áreas protegidas”, completó.

Por otra parte, Ceccotti destacó el hecho de haber producido la actualización con 75 días de anticipación a su puesta en vigencia: “Buscamos contribuir a la previsibilidad de los operadores, reuniéndonos con las comisiones de prestadores en la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y otras entidades, representantes del MinTur y retomando una agenda de trabajo con prioridades para el sector, que forman parte de nuestra hoja de ruta conjunta”.

REESTRUCTURACIÓN DE CATEGORÍAS.

De todos modos, el impacto más fuerte en los bolsillos se sentirá a partir de dos medidas de reestructuración del cuadro tarifario. Una es la eliminación de la bonificación a los turistas del Mercosur. Con lo cual, los visitantes de Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Venezuela pasarán de pagar $ 250 o $ 130 –según el parque en cuestión- a abonar $ 500 o $ 250. O sea, el bloque que es el principal emisor de turistas hacia Argentina deberá afrontar un 100% de incremento en el presupuesto para acceder a las reservas. La única excepción será en el PN Iguazú, donde se mantendrá la bonificación ($ 400, es decir 60% de alza). El argumento explicitado por la APN para eliminar el trato especial a los países del Mercosur es que había que “diferenciar a aquellos usuarios directos que contribuyen al sostenimiento del sistema a través de los impuestos nacionales, respecto de los no residentes”. El hecho de que la medida no se haya extendido al PN Iguazú es que las obligaciones contractuales contraídas con la concesión lo impiden.

Otro cambio particularmente sensible, porque involucra también al bolsillo de los viajeros nacionales, es la modificación de la categoría Niños. Hasta ahora los menores de 16 años ingresan sin costo a los parques, pero a partir del 1° de marzo ese beneficio solo se mantendrá vigente para quienes tengan hasta 6 años.

Complementariamente, se creó la clase de “Niños de 6 a 12 años”, que pasarán a pagar la mitad de la tarifa de los nacionales ($ 130 o $ 60 según el caso). En tanto que a partir de los 12 años pasarán a pagar el valor completo de un adulto.

La argumentación oficial de este punto es que se buscó unificar el tratamiento que se aplica en servicios tales como hotelería, transporte y excursiones.

Para graficar el impacto con algunos ejemplos extremos, hoy una familia tipo de Buenos Aires (dos adultos y dos menores de 10 y 14 años) debe abonar para acceder al PN Los Glaciares $ 400 en total. Desde el 1° de marzo el presupuesto se elevará a $ 910. O sea, un 127% de incremento.

Si el mismo caso se traslada a una familia de brasileños (dos adultos y dos menores de 10 y 14 años), tenemos que hoy abonan $ 500 para visitar Los Glaciares y en tres meses deberán contar con $ 1.630 para acceder al mismo escenario. Lo cual se traduce en un gasto un 226% mayor.

Semejante inflación en las tarifas cayó como un baldazo de agua fría en el mercado. El receptivo está estancado desde 2011 y hace dos años que está en retroceso. Y el culpable señalado por todos son justamente los precios, que le han quitado competitividad al destino. Por eso, los operadores, que siguen des-esperando por la inminente reglamentación de la devolución del IVA a los extranjeros, consideran que la reestructuración tarifaria de los Parques Nacionales poco suma a la ansiada recuperación.