Tamaño del texto
Casa de Uco Vineyards & Resort
Relax infinito entre viñedos y montañas
  |  
22 de Febrero de 2017

Resultado de la pasión por el vino y un firme compromiso con la calidad de servicio, este hotel boutique –Casa de Uco Vineyards & Resort, integrante de la red Virtuoso– combina diseño y confort en un entorno privilegiado, a los pies del cordón andino del Plata, en la provincia argentina de Mendoza.  

Por Leandro Echeperostou

Tras manejar por poco más de una hora desde la ciudad de Mendoza arribé a Casa de Uco Vineyards & Resort, un emprendimiento que combina hotelería de lujo con bodega y viñedos propios. Luego de anunciarme con el personal de seguridad recorrí un breve trayecto interno del predio para arribar al edificio del resort. La construcción se camufla con la geografía del lugar, logrando desde todos sus espacios un contacto visual directo con las vides.

Lejos de ser un edificio fastuoso, su arquitectura apunta al minimalismo, dejándole el verdadero protagonismo a su entorno natural. Se destacan los pisos de madera que aportan calidez y la piedra en las paredes externas, así como los amplios ventanales que permiten observar el bello paisaje en todo momento.

Al ingresar me recibieron amablemente con una copa de pinot gris. Mientras la disfrutaba comencé a recorrer los diversos espacios del hotel, siempre con la imponente vista del cordón del Plata. A su alrededor, algunas lagunas y viñas configuran el complemento ideal para olvidarse de las intensas rutinas urbanas. El spa, el restaurante y el bar están ubicados a diferentes alturas dentro de la misma estructura edilicia. En el último piso hay un mirador con telescopio y un cómodo sofá, ideales para momentos de romanticismo e introspección. En el bar hay algunas bebidas de autor, como un trago a base de gin y variedad de hierbas naturales. Adyacente se encuentra la sala de juegos y lectura con hogar a leña, una mesa de pool y otros entretenimientos.

Unos minutos después llegó el momento de conocer mi habitación. Casa de Uco Vineyards & Wine Resort cuenta con siete habitaciones y nueve suites. En mi caso, me hospedé en una suite laguna. No es fácil describir la calidez que se percibe entre esas paredes. Construida principalmente en madera, cuenta con un amplio balcón desde donde se puede apreciar la magnificencia de los picos nevados de la cordillera. Si el frío fuera intenso, la vista igual podrá apreciarse desde el interior a través de enormes ventanales panorámicos. En la antesala del baño hay una tina que invita a sumergirse en la paz que transmite el hotel. Todos los cuartos están provistos de bebidas sin alcohol. También hay una máquina de café Nespresso con selección de cápsulas, cava eléctrica con algunas botellas de vino a la temperatura justa y televisor LED de 42” con DirectTV HD. El check-in se realiza en forma ágil y privada en la habitación, con el objeto de no incomodar al huésped al momento de su arribo.

TIEMPO DE RELAX.

Durante la tarde opté por disfrutar del spa. La encargada me explicó acerca de las diferentes alternativas de aceites aromáticos para el sauna seco. También hay sauna húmedo, gimnasio y salas de masajes para tratamientos faciales y corporales. Ante la cálida primavera mendocina no pude resistir la tentación de refrescarme en la pileta infinita, que además cuenta con jacuzzi y unas cómodas reposeras en su extremo menos profundo. Durante la puesta de sol tomé una clase de degustación de vinos de la bodega de Casa de Uco, la cual se puede realizar en el área que uno desee, tanto dentro del hotel como en sus espacios exteriores. En lo personal me decidí por hacerlo en el deck al aire libre, mientras gozaba de un ocaso soñado. Otra opción, si el clima no acompaña, es efectuarla en la cava subterránea donde se atesoran las mejores etiquetas de la región. En mi caso pude probar tres varietales malbec con diferente paso por madera.

Por la noche, el silencio de los viñedos y el cielo cubierto de estrellas son una verdadera caricia para el alma. Si bien me hubiese quedado horas hipnotizado por tanta belleza, era el momento de descubrir los sabores de Casa de Uco, recientemente premiados con el “Award of Excellence” por la prestigiosa publicación Wine Spectator. La cena consistió en una experiencia gastronómica de primer nivel. Los platos son elaborados con productos locales, muchos de ellos cultivados en una huerta orgánica propia. Para comenzar, pedí una entrada de mollejas laqueadas con tomates secos, puré de papa y coliflor. Como principal elegí un ladrillo de chivo, guacamole y revuelto bravo. Ambos platos fueron presentados cuidando cada detalle y resultaron ser muy sabrosos e innovadores. De postre, me consentí con una créme brûlée de patay y alcayota. Posteriormente, con la satisfacción de haber pasado una fantástica velada, llegó el momento de descansar. Las camas King Size tienen suaves sábanas de algodón egipcio y almohadas de duvet que garantizan un confortable reposo.

A la mañana siguiente, con el sol colándose a través de los ventanales de la habitación, me dirigí al salón principal para tomar el desayuno. Entre las opciones a la carta se pueden ordenar frutas de estación, tostadas francesas con frutos rojos y huevos poche, revueltos o fritos. Igualmente, hay un buffet con panadería y pastelería casera para quienes tengan prisa. Para beber hay jugos naturales e infusiones calientes y frías. Ya con las energías recargadas, el día continuó con una cabalgata guiada por las viñas y una posterior visita a la bodega del hotel. De esta manera es posible conocer los procesos de elaboración del vino en un contexto campestre que hace de este paseo una única e inolvidable vivencia. También es posible utilizar bicicletas para los que prefieran hacer su propio recorrido. Incluso ofrecen el traslado en combis hacia el Manzano Histórico, un monumento emblemático ubicado a sólo 7 km., donde se podrá conocer el lugar y posteriormente regresar al hotel pedaleando.

Como se puede ver, son múltiples las alternativas que ofrece Casa de Uco, ya sea para practicar enoturismo, disfrutar de una escapada romántica o simplemente relajarse. El hotel se adapta a las distintas necesidades brindando sofisticados detalles de lujo y calidad y generando en todos los huéspedes la ineludible promesa de regresar algún día. Tal vez en época de vendimia…

Paquete destacado
Semana Santa en Mendoza
$ 5450
4 días - 3 noches
Operador:
Club del Viaje (legajo: 12197)
Vigencia:
12 de abril (salida).
Incluye:
Bus desde Córdoba; 3 noches de alojamiento; coordinador permanente; y asistencia de Travel Ace.
 
Este contenido forma parte del servicio informativo de la revista Viajando y surge del relevamiento periodístico sobre datos publicados oportunamente, los que pueden sufrir cambios en precios y disponibilidades.
TIPS PARA EL VIAJERO

Ubicación: Ruta 94, Km 14,5, Tunuyán, Valle de Uco, Mendoza, Argentina.

Teléfono: (0261) 476-9831.

Habitaciones: 16, incluyendo nueve suites.

Facilidades: Uco Spa, restaurante a la carta, piscina exterior, jacuzzi, wi-fi y cava privada.

Informes: www.casadeucoresort.com.