Tamaño del texto
Salimos a explorar
Imperdibles de Guatemala
18 de Abril de 2017

Pequeño país centroamericano, Guatemala tiene mucho para ofrecer al turista: desde la impronta maya de los sitios arqueológicos hasta la cultura indígena viva, así como vastas áreas naturales verdes donde practicar turismo aventura, lagos y playas para el relax, y tesoros coloniales.

Para organizar la estadía en Guatemala, aquí una pequeña guía con lo fundamental:

-Antigua Guatemala. El Aeropuerto Internacional La Aurora, ubicado en Ciudad de Guatemala, es la puerta de ingreso al país. Lo ideal es hacer foco en Antigua Guatemala, distante a una hora de la capital, por sus bellas calles empedradas, monumentos coloniales y atractivos. De este sitio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, vale la pena conocer los museos de Armas de Santiago de los Caballeros, emplazado en el primer piso del Ayuntamiento; y el de Arte Colonial. También hay que detenerse en la Casa Popenoe, que data del siglo XVII, y que conserva el mobiliario de la época. Por su parte, la Casa K´Ojom es un buen lugar para descubrir la cultura maya.

Como corolario de la jornada, es recomendable descubrir los alrededores de la ciudad, como San Felipe, San Juan del Obispo, Santa María de Jesús, San Antonio Aguas Calientes, entre otros poblados indígenas, productores de artesanías y de los tejidos tradicionales.

-Lago Atitlán. A unos 100 km. de Guatemala, este espejo de agua es un remanso entre los volcanes Tolimán, Atitlán y San Pedro. Recostado a 1.560 msnm, el lago es uno de los atractivos principales del país, por lo que cuenta con carreteras panorámicas, playas y propuestas como pesca deportiva, paseos en velero y kayak, vuelo libre, y esquí acuático). A su vez, es posible descubrir sus poblados ribereños, cada uno con su propia personalidad (Santa Catalina Palopó, que conserva la cultura maya más auténtica; Santa Cruz La Laguna, accesible solo por bote; o Panajachel, con la mayor oferta de alojamiento, aunque también la más poblada, entre otros).

Cerca de allí se emplaza el mercado de Chichicastenango, un sitio obligado para conocer por su riqueza cultural y porque también se aprecian destellos del mundo maya.

-Volcán Pacaya. Como vimos, Guatemala ostenta varios volcanes. El Pacaya es uno de los más activos de Centroamérica y se puede visitar desde Antigua Guatemala. Además, es uno de los más recomendados por su fácil ascenso y hermosa vista. La caminata dura dos horas hasta el cráter Mackenney. Otro paseo interesante es la laguna de Calderas, en la que se puede navegar, pescar o practicar canopy. Mientras que cerca de la aldea El Patrocinio se encuentra lava petrificada.

-La costa del Pacífico y del Caribe. A lo largo de 300 km. del Pacífico, se despliegan parajes naturales únicos y balnearios de arenas volcánicas. Surf, pesca (en especial el pez vela y el marlin), y también observación de aves, escalada en volcanes, visita a tortugarios y paseo por manglares, son algunas de las propuestas principales de la zona.

Del otro lado, la cultura garífuna dice presente, al igual que la reserva natural de Río Dulce, que constituye el desagüe del lago Izabal y se extiende por 30 km. Enmarcado por la selva, tiene como corolario al castillo San Felipe, otrora fortaleza defensiva, cárcel y centro aduanero. En las inmediaciones también es posible conocer Bocas del Polochic, Punta de Manabique y Chocón Machacas.

-Ruinas mayas en la selva. Por su riqueza arqueológica y natural, Petén constituye un imperdible en la visita a Guatemala. Así el Parque Nacional Tikal, Patrimonio Natural y Cultural, presenta lo que fue la antigua ciudad de Tikal (una de las más grande de los mayas durante el período clásico), que se encuentra rodeada por la selva. Templos que se elevan a más de 70 m., palacios reales, pirámides menores, residencias, edificios administrativos, plataformas y monumentos de piedra con inscripciones, son algunos de los sitios que se encuentran en este lugar.

Quienes deseen profundizar más, deben saber que en las inmediaciones se levantan otras estructuras de gran importancia, como Nakum, Yaxhá, Ceibal, Aguateca, San Bartolo y El Mirador, en donde se ubica la pirámide más grande del mundo maya.

-Bosques y más sorpresas. Verapaces es una de las regiones donde la naturaleza aparece en su máxima expresión. Bosques, caídas de agua, piscinas naturales y cuevas son algunos de los atributos de esta zona que permiten disfrutar de deportes y turismo aventura.

Cabe la posibilidad de practicar rafting en el río Cahabón, recorrer las rutas del quetzal (el ave nacional), abrirse paso en las cuevas de Lankín o Candelaria o trepar hasta llegar a las cataratas de Semuc Champey.

Tanto el balneario Las Conchas como la villa ecológica Rio Sachichá cuentan con infraestructura para el viajero.