Tamaño del texto
Lo nuevo de Nueva York
La Gran Manzana, cada vez más irresistible
07 de Julio de 2017

En 2016, la ciudad de Nueva York rompió, por séptimo año consecutivo, sus records de arribos turísticos. Para ponerse a tono con tan drástica demanda, la urbe alista nuevas atracciones, suma hoteles y genera más promociones especiales. Aquí todas las novedades que invitan a volver a la Gran Manzana.

No es la capital de Estados Unidos y ni siquiera la del estado de Nueva York. Sin embargo, la Gran Manzana ostenta un pergamino mucho mayor: es la capital del mundo.

Con una población estimada en 8,5 millones de personas y 784 km² de superficie, esta urbe recibió en 2016 a 60,7 millones de visitantes, el séptimo año consecutivo de crecimiento y el mayor registro de toda su historia. Y, en línea con su importancia global, “la ciudad que nunca duerme” cuenta con interesantes novedades y proyectos turísticos que fueron develados a principios de junio en el marco de la mayor feria estadounidense de viajes y turismo, el IPW.

LO NUEVO.

A la fecha fueron instalados más de 700 quioscos de última generación, denominados LinkNYC, en los cinco distritos neoyorquinos, los cuales permiten acceder a wi-fi gratis, llamadas telefónicas y recarga de dispositivos electrónicos. Reemplazan a las viejas cabinas telefónicas y también disponen de pantallas táctiles para acceder a información urbana.

Desde febrero pasado, las 279 estaciones que integran el sistema subterráneo de trenes cuentan con wi-fi de cortesía, así como cobertura integral para celulares de los proveedores AT&T, T-Mobile, Sprint y Verizon.

Finalizado en mayo de 2016, el World Trade Center Transportation Hub, diseñado por Francisco Calatrava y conocido como Oculus, sirve a más de 200 mil pasajeros diarios conectando 11 ramales de trenes subterráneos. Conecta varios edificios y el centro comercial Westfield World Trade Center, con más de 100 tiendas de alta gama.

El ferry que conecta el bajo Manhattan con el distrito de Staten Island cuenta ahora con una frecuencia cada 30 minutos. Gratuito y con vistas increíbles de la urbe, la Estatua de la Libertad y la bahía de Nueva York, en días hábiles transporta 70 mil pasajeros.

El programa de bicicletas compartidas Citi Bike acaba de extender sus alcances hasta el distrito de Queens, completando así un plan de expansión iniciado en agosto de 2015 en Long Island. Citi Bike suma así más de 600 estaciones de renta con 10 mil bicicletas en 55 barrios de Nueva York. La ampliación del sistema continuará y la idea es alcanzar las 12 mil unidades a fines de 2017.

TKTS, el servicio para adquirir entradas teatrales con descuentos para el mismo día, tiene desde enero pasado una filial en el Lincoln Center. Sus otras locaciones se encuentran en Times Square, South Street Seaport y Downtown Brooklyn.

El observatorio del Empire State lanzó hace unos meses la Sunrise Experience, que permite admirar la salida del sol desde el piso 86 de este icónico edificio de la Quinta avenida. La propuesta está limitada a 100 visitantes por día y se aconseja consultar las fechas disponibles.

La distinguida Saks Fifth Avenue inauguró un local de artículos para hombres de 1.500 m² en el Brookfield Place del Lower Manhattan, mientras que la Mansión Cartier reabrió sus puertas en la Quinta avenida después de dos años y medio de trabajos de remodelación.

LO QUE VENDRÁ.

A partir de marzo de 2018 la ciudad ostentará un outlet mall, que por su cercanía a Manhattan, promete revolucionar la experiencia de compras. Estará localizado en St. George, Staten Island, a pasos del ferry que en tan sólo 20 minutos une este distrito neoyorquino con el centro urbano. Ocupará 99 mil m² donde operarán un centenar de tiendas de primeras marcas y una amplia oferta gastronómica. Este ambicioso proyecto se complementará con un hotel boutique de 190 habitaciones y, adyacente, con la New York Wheel, rueda de observación con 36 cápsulas para 40 personas que rotará hasta alcanzar los 192 m. proporcionando inigualables vistas del skyline metropolitano.

En la dinámica área de Times Square, los próximos meses serán pródigos en aperturas. En octubre será el momento de National Geographic Encounter: Ocean Odyssey, atracción que a través de realidad virtual y un gran acuario transportará a los visitantes por el fascinante mundo marino. Al mes siguiente, se le sumará NFL Experience, propuesta interactiva que promete brindar apasionantes momentos a los fanáticos del fútbol americano, incluyendo proyecciones en 4D. Y antes de fin de año llegará Opry City Stage, con 2.450 m² dispuestos en cuatro niveles donde se brindarán espectáculos en vivo de música country y alternativas gastronómicas de la cocina del sudeste de la Unión a cargo de renombrados chefs.

Programado para ser inaugurado en 2019 en el West Side, el proyecto de oficinas 30 Hudson Yards tendrá el mirador público más alto de la ciudad (395 m.). Luego, en 2020, el One Vanderbilt Skydeck se añadirá a la oferta de observatorios con 335 m. de altitud al lado de la estación ferroviaria Grand Central.

A todo esto, dos grandes parques añadirán una bienvenida cuota de verdor a tanto cemento. Se trata del Hudson River Park, de 10,9 ha. en el Lower West Side, que terminará de construirse en 2019 con abundante vegetación y el propósito de convertirse en escenario para grandes festivales artísticos; y el Vessel at Hudson Yards, que a mediados de 2018 ocupará 2 ha. a una altura de 10 pisos en el Far West Side.

En el Bronx Zoo, se está a punto de estrenar una tirolesa que llevará a los visitantes a 13,7 m. sobre el río Bronx.

OTRAS NOVEDADES.

En los primeros cinco meses del año abrieron en la ciudad 12 hoteles que sumaron 2.033 habitaciones al inventario neoyorquino. Desde el sereno Life Hotel en NoMad a los 612 cuartos del DoubleTree de Times Square, la dinámica del negocio no deja de crecer, desplegando nuevas alternativas a los viajeros. Otra destacada apertura fue la del 1 Hotel at Brooklyn Bridge, que exhibe un fuerte concepto de respeto al medioambiente.

La lista de inauguraciones de 2016 contempló varios establecimientos independientes en Manhattan (The Bernic, The Beekman, 11 Howard) y en Brooklyn (The William Vale y The Williamsburg), así como el aterrizaje de importantes banderas en Queens (Wynham Garden, Courtyard y Alof, entre otras). Asimismo, se produjeron destacadas ampliaciones y mejoras en el Four Seasons New York Downtown y en el ahora eco-consciente InterContinental Barclay, al tiempo que la marca española Riu aterrizó en Times Square con un establecimiento de 647 cuartos.

De esta forma, Nueva York cuenta hoy con 113 mil habitaciones hoteleras y más de 24 mil en proyecto y/o construcción en los cinco distritos que conforman la metrópolis. Se espera que a 2019 este portfolio alcance los 137 mil cuartos.

En otro orden y para atender la creciente demanda del segmento MICE, el gobernador Andrew Cuomo anunció un plan de expansión del Jacob K. Javits Convention Center, que a través de una inversión de US$ 1,5 mil millones le añadirá más de 9.000 m² de espacio para eventos.

También de la mano del gobernador neoyorquino, el 4 de enero pasado se develó un ambicioso proyecto para transformar por completo al Aeropuerto Internacional John F. Kennedy. Se invertirán US$ 10 mil millones con foco en renovar y conectar las distintas terminales, rediseñar los accesos, expandir los estacionamientos vehiculares, reforzar la seguridad con tecnología de punta y, entre otras iniciativas, abrir en 2018 el TWA Flight Center Hotel.

Finalmente, un dato para melómanos: el 19 de septiembre comenzará la temporada 2017-18 de la Orquesta Filarmónica de Nueva York y días después, el 25 de septiembre, la de la Metropolitan Opera, que comprenderá 220 presentaciones de 26 obras. El escenario será, en ambos casos, el Lincoln Center.