Tamaño del texto
Puerto Vallarta-Riviera Nayarit
Las mejores propuestas de cara al Pacífico
Por Redacción Ladevi   |  
14 de Noviembre de 2017

En el Pacífico mexicano, con días de sol durante todo el año, Puerto Vallarta y Riviera Nayarit se unieron para ofrecer las mejores alternativas en playas, actividades al aire libre, hoteles y resorts, deportes acuáticos y golf, entre otros destacados atractivos.

Con espíritu bien mexicano y tradicional, pero también con importantes desarrollos turísticos modernos, la dupla Puerto Vallarta-Riviera Nayarit conquista a los viajeros con sus múltiples atractivos. Más de 307 km. de playas, infraestructura de vanguardia, callejuelas de adoquines, paseos y entretenimiento para toda la familia, áreas naturales, galerías de arte y museos, restaurantes y vida nocturna forman parte del abanico de propuestas de este enclave del Pacífico mexicano.

IMPRESCINDIBLES DE RIVIERA NAYARIT.

Para organizar la visita hay que saber que a 10 minutos al norte del Aeropuerto Internacional de Puerto Vallarta se encuentra Nuevo Vallarta, puerta de entrada a Riviera Nayarit, para luego toparse con Flamingos, Bucerías, La Cruz de Huanacaxtle, Punta de Mita, Litibú, Sayulita, San Francisco, Rincón de Guayabitos, San Blas, Isla de Mexcaltitán y Playa Novillero, cada uno con su encanto único.

Estas son sus características principales:

-Nuevo Vallarta-Flamingos: al norte de Puerto Vallarta se encuentra está zona que es el corazón de la Riviera Nayarit, con naturaleza, infraestructura turística, tres campos de golf, dos marinas, restaurantes y resorts para todos los presupuestos.

Los hoteles del destino, además de lujo y comodidad, ofrecen spas, clases de yoga, nado con delfines y tours.

-Bucerías: siguiendo más al norte despunta Bucerías, con el encanto de un pueblo típico mexicano. Sus calles empedradas, fachadas pintadas de vivos colores con puertas de madera y la tranquilidad de su ambiente, son el escenario que se conjuga con su sereno mar y la extensa playa de fina arena.

-La Cruz de Huanacaxtle: este lugar es el favorito de los aficionados a las actividades náuticas como la vela, la pesca deportiva, el windsurf o los paseos en lujosos yates, pues aquí se ha asentado la más moderna infraestructura para quienes disfrutan de la vida en el mar.

-Punta Mita: es el extremo norte de Bahía de Banderas y donde el lujo encuentra su máxima expresión. En Punta Mita están las comunidades Corral del Risco, El Anclote e Higuera Blanca, pero el ícono es el desarrollo Punta Mita, un exclusivo y sofisticado espacio con 10 km. de playas vírgenes, rodeadas de verdes colinas y dos campos de golf.

-Sayulita: el surf es uno de los principales atractivos de este poblado, al que llegan amantes de este deporte de todos los rincones del mundo.

-San Francisco: cosmopolita y distinguido, este poblado, mejor conocido como “San Pancho”, es la casa de una comunidad multicultural comprometida con su desarrollo armónico, participativo, respetuoso del medio ambiente e impulsor del arte.

En su playa ese ambiente bohemio se mezcla con los más luminosos atardeceres.

-San Blas: aquí parece que el tiempo se hubiese detenido con sus haciendas, edificios históricos y ese ritmo de vidaque invita a dejarse llevar. Además el visitante encontrará una rica oferta gastronómica. 

CAMPOS DE GOLF.

Riviera Nayarit se convirtió en un referente entre los destinos de golf por la combinación de los paisajes de montaña, bosque tropical y playa, con el diseño de destacados autores como Jack Nicklaus, Greg Norman, Jim Lipe, Robert von Hagge & Baril y Percy Clifford.

Siete campos de clase mundial se han establecido ya en el destino y uno más está en proyecto.

Así, el concebido por Jack Nicklaus está rodeado por la selva, las montañas de la Sierra Madre y el Pacífico. Se localiza en Vidanta, Nuevo Vallarta, y es apto tanto para jugadores de alto como de bajo handicap. Y para mejorar el juego, la Academia de Golf Jack Nicklaus ofrece un nivel de enseñanza sin precedentes con lo último en tecnología de punta.

Por su parte, el campo de golf de Greg Norman en Vidanta se extiende a orillas del río Ameca, brindando vistas de la Sierra Madre desde cada hoyo. Espaciosas zonas de llegada desde el tee abren paso a ondulados greens protegidos por bunkers cavernosos. Además, posee uno de los puentes colgantes para carritos de golf más largo del mundo.

El Tigre Club es uno de los más complicados. Este campo par 72 fue creado por Robert von Hagge.

Por su parte, el Flamingos fue diseñado en 1970 por Percy Clifford. Es reconocido por su nivel de dificultad y la madurez en su diseño, así como sus lomas, selva tropical, lagunas y manglares.

Litibú, en tanto, fue concebido por Greg Norman. onstruido sobre una superficie de 68,48 ha., cuenta con 18 hoyos en par 72, por lo que se considera un desafío para los jugadores.

El campo de Golf Punta Mita Pacífico tiene una dimensión de 7,014 yardas, par 72, siendo el campo más impresionante en el país. Un diseño de Jack Nicklaus que nos ofrece un espectacular campo de juego con extraordinarias vistas al mar.

La más reciente adición a los campos de golf de Punta Mita, el Punta Mita Bahía, fue inaugurado a fines de 2009 y es tan asombroso como su campo hermano. Además, cuenta con 6 hoyos con vista al mar y se recorre una distancia entre 5,180 y 7,030 yardas a lo largo de Punta Mita. Fue diseñado por Jack Nicklaus.

En Puerto Vallarta, en tanto, se encuentra Vista Vallarta, diseñado por Jack Nicklaus y Tom Weiskopf. Ubicado a 10 minutos del área marina, entre las estribaciones de las montañas de la Sierracuenta con 5 pares largos de hoyos.

Otra alternativa en el destino es la Marina Vallarta Golf Club, diseñada por Joe Finger: el campo de 18 hoyos incorpora los mejores elementos de la belleza natural de Puerto Vallarta, incluyendo el follaje de la selva, lagunas, iguanas y aves tropicales. Está ubicado dentro del área de la marina, a poca distancia de algunos de los mejores hoteles de la zona, y mide 6,701 yardas.

Cabe mencionar que la gente suele combinar las jornadas de golf con momentos de relax en alguno de los spa de la zona, que consienten a los viajeros con un cuidado personalizado y las más atractivas experiencias culinarias.

IMPRESCINDIBLES DE PUERTO VALLARTA.

¿Qué conocer en esta ciudad? Lo primero es ascender hasta el mirador La Cruz para orientarnos y contemplar una de las bahías más grandes del mundo.

Luego, podemos desembarcar en la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, que tiene casi una centuria de vida y se ha convertido en uno de los lugares más visitados y fotografiados.

Detrás de allí irrumpe Gringo Gulch, un área que se hizo famosa en 1963, cuando Richard Burton compró la “Casa Kimberly” como un regalo para Elizabeth Taylor mientras filmaba “La Noche de la Iguana” en la playa de Mismaloya.

Para seguir profundizando en las raíces, el Museo Histórico Naval muestra el pasado de México en relación con el mar, a partir de la conquista y hasta la época moderna.

Luego de la playa uno de los paseos más atractivos es el malecón, donde de un lado se despliega el centro histórico y del otro el mar. Allí se encuentran varios cafés, clubes nocturnos y esculturas.

También está la Zona Romántica que por la noche vibra con sus bares, restaurantes y cafeterías, galerías de arte y boutiques.

A propósito de las galerías de arte, hay que decir que el destino cuenta con un sinnúmero de estos espacios, así como esculturas públicas y festivales culturales. De noviembre a abril, Puerto Vallarta ofrece un paseo conocido como el Art Walk en torno a una docena de sus galerías, los miércoles hasta las 22 y los sábados por la mañana.

Otro sitio encantador es el muelle de los Muertos, que se adentra 100 m. hacia el mar. Allí se suelen tomar los taxis marítimos, aunque también es frecuentado por las personas que buscan un espacio para la lectura y el relax.

Asimismo, la zona es pródiga en paisajes naturales: una buena introducción al tema la brinda el Jardín Botánico, dedicado a los hábitats nativos y que incluye un orquidiario con más de 300 especies. El centro de visitantes de Hacienda de Oro complementa la visita y ofrece recorridos por las montañas, bosques y el río, a la vez que permite saborear platos en su restaurante.

Para concluir, la Marina Vallarta es una zona exclusiva que cuenta con un club de golf y una marina con capacidad para 500 embarcaciones. También alberga lujosos hoteles, condominios, canchas de tenis, modernos restaurantes y un pequeño malecón.

PLAYAS.

Hay varias opciones de playa. Éstas son las principales:

-Los Muertos: es la única de la ciudad con su propio muelle, repleta de bares y restaurantes, ideal para la diversión y el entretenimiento. Un sitio propicio para el vuelo de paracaídas y para relajarse al sol.

-Conchas Chinas: las piscinas naturales formadas por espacios rocosos hacen de esta playa una de las más fascinantes. Es conocida por las olas color turquesa que bañan la arena blanca.

-Las Gemelas: un par de pequeñas playas adyacentes, con forma de medialuna, que se distinguen por su fina arena blanca, aguas cristalinas y suaves olas.

-Mismaloya: al pie de las montañas en su propia caleta rodeada de selva, ofrece las mejores vistas, así como una gran variedad de flores y aves.

-Colomitos: es una playa pequeña, ideal para nadar, relajarse en la arena suave y hacer esnórquel en un mundo de coloridos peces tropicales y corales.

-Las Ánimas: se destaca por su arena dorada y aguas de color azul claro. Cuenta con gran variedad de restaurantes familiares para poder pasar un largo día en la playa.

-Quimixto: con arena semifina y oleaje suave. Sus aguas cristalinas y limpias son excelentes para bucear y recorrer los paisajes submarinos. Una de las principales actividades es tomar un agradable paseo a caballo hasta una hermosa cascada.

-Las Caletas: un ambiente privado donde se unen la selva y la playa, con aguas cristalinas y cálidas, que actualmente es operado por Vallarta Adventures.

-Majahuitas: es una paradisíaca playa accesible por mar, con un paisaje de palmeras tropicales, extensas costas vírgenes y una bonita caleta de aguas tranquilas.

-Yelapa: un pequeño pueblo tranquilo para aquellos en busca de un estilo de vida informal. Es el lugar perfecto para perderse en la selva, vadear ríos o tomar un paseo hasta llegar a una refrescante cascada o ir a nadar, pescar o bucear en sus tranquilas aguas.

ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE.

Una experiencia educativa para la familia es asistir al programa de liberación de tortugas, que se desarrolla de mayo a septiembre. Así, cada noche durante esta temporada, diversos hoteles situados a lo largo de la playa reúnen los huevos de los quelonios para incubarlos. Una vez que las crías nacen los huéspedes ayudan a la liberación de las crías recién nacidas en las playas para que encuentren su camino hacia el agua.

En tanto, la Bahía de Banderas es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza pues su ecosistema se enriquece con la llegada de las dos corrientes marinas más grandes del continente. Por ello es común encontrar, en una misma bahía, especies de peces, tortugas, delfines y ballenas. Para convivir de cerca con algunas de estas especies algunas empresas locales han preparado tours de avistamiento, nado con delfines en libertad y buceo.

Otra opción es aventurarse en la selva, las montañas y el río y disfrutar de diversas actividades como tirolesa, 4X4, bungee, parapente, paseos a caballo o una excursión por la jungla que cubre la Sierra Madre.

NATURALEZA.

Los Arcos de Mismaloya albergan diversas aves marinas, como pericos y pelícanos. También hay gran diversidad de fauna marina, lo cual los hace muy atractivos para la práctica del buceo y el esnórquel.

Asimismo, el río Cuale es uno de los siete que nacen en las montañas de la Sierra Madre. Posee una isla que permite descansar y disfrutar de un ameno paseo.

También está el estero el Salado que despliega vegetación de manglar y marismas donde habitan cocodrilos, mapaches, iguanas y aves.

La majestuosa Sierra Madre, cubierta con abundante vegetación tropical, es otro imperdible.