Tamaño del texto
Holanda
Leeuwarden: comunidad abierta a la cultura
Por Redacción Ladevi   |  
19 de Febrero de 2018

Leeuwarden y la capital de Malta comparten el puesto de Capital Europea de la Cultura 2018. Bajo el lema “iepen mienskip” (“sociedad abierta”), la ciudad holandesa capital de la provincia de Frisia convoca con su atractiva impronta habitual, a la que se le suman destacadas y numerosas actividades culturales.

 

Según el título conferido por el Consejo y el Parlamento Europeo, Leeuwarden (capital de la provincia de Frisia, Holanda) es Capital Europea de la Cultura 2018, junto con La Valeta, Malta.

Así, la ciudad espera recibir alrededor de 4 millones de visitantes, atraídos tanto por su amplia programación cultural como por la belleza natural y arquitectónica que ostenta.

La agenda de la Capital Europea de la Cultura 2018 incluye más de 60 eventos, entre ellos exposiciones, teatro, música, andscape art y deportes. Su lema es“comunidad abierta”, en referencia al término frisón “iepen mienskip”, de gran importancia para la cultura local, ya que su origen se remonta a los tiempos en los que la población tuvo dejar de lado sus diferencias para lograr ganar la batalla contra las inundaciones de la región. En ese sentido, el programa surgió de un amplio movimiento comunitario que pretende reinventar dicho sentimiento local.

Entre las propuestas más destacadas sobresale la exposición de obras de M C Escher, del 28 de abril al 28 de octubre en el Fries Museum. Allí se podrá ver la muestra titulada “El viaje de Escher”, que ahondará en un viaje físico y mental del artista. Reunirá alrededor de 80 obras, y también serán expuestos los bocetos y las notas que tomaba durante sus viajes a Italia y España, fuentes de inspiración para sus principales obras.

Otro evento destacado es la actuación de teatro callejero del grupo francés Royal de Luxe. Del 17 al 19 de agosto llegarán “Los gigantes de la Compañía Royal de Luxe”, con sus icónicas marionetas gigantes que caminarán por las calles de Leeuwarden y representarán la historia y el folclore de la ciudad, manejados por cientos de voluntarios.

Sin dudas, también resulta de gran atractivo y curiosidad la mayor exposición organizada hasta el momento sobre la figura de Mata Hari, bailarina exótica y espía que fue fusilada por el ejército francés durante la Primera Guerra Mundial, y que era originaria de Leeuwarden. Pertenencias personales, fotos, álbumes de recortes, cartas y archivos militares muestran cómo era Margaretha Zelle, la joven tras la icónica figura.

Por otra parte, merece una reseña la instalación que se realizará en Wierum, un pueblo de apenas 330 habitantes, donde a mediados de julio se construirá en el mar de Frisia un malecón de 500 m. y un pabellón, con el objetivo de que los visitantes vivan más de cerca el mar, que es poco profundo e incluso se puede atravesar a pie durante la marea baja.

En tanto, la periodista cultural Anna Tilroe presentará (a partir del 11 de mayo) su proyecto “11 Fountains”; consiste en la instalación de 11 fuentes diseñadas por renombrados artistas de todas partes del mundo en las 11 ciudades situadas a lo largo de la ruta de la Elfstedentocht, una histórica carrera de patinaje sobre hielo que recorre una distancia de casi 200 km. sobre canales y lagos helados. “La obra creará un nuevo vínculo entre las ciudades“, explicó Tilroe.

Otros imperdibles son el espectáculo teatral “De Stormruiter” (“El jinete de la tormenta”), con más de cien caballos frisones, y la exposición “Sense of Place”, en la costa del mar de Wadden -declarada Patrimonio de la Humanidad-, donde afamados artistas como el holandés Daan Roosegaarde colaborarán con paisajistas, biólogos y organizaciones de medio ambiente en pueblos en la zona costera, creando más de 50 instalaciones artísticas.

LA CIUDAD.

La elección de Leeuwarden como Capital Cultural se debe a su amplia gama de espacios culturales, como el Museo Frisón, el Museo de la Cerámica Princessehof y el Natuutmuseum Fryslan o Museo de Ciencias Naturales.

El agua de los tranquilos canales y las casas con frontones de varios siglos de antigüedad conforman la principal impronta de esta ciudad, que a principios de la Edad Media estaba comunicada con el mar de Frisia, antes de que en el siglo XV se encenagase y quedara a 40 km. de la costa.

A raíz de tal suceso, y para realzar la importancia de la ciudad, en el siglo XVI se decidió construir la iglesia más grande de los Países Bajos, con una torre de 100 m. Aunque el plan fracasó y las obras se dieron por terminadas cuando se habían alcanzado solamente 40 m. Además, tiene una inclinación de casi 2 m., ya que arquitecto a cargo no tuvo en cuenta que la edificación se encuentra exactamente en el límite entre tierra firme y suelo lodoso.

Hoy, más de 500 años después, la torre inclinada Oldehove es el símbolo de la ciudad y un popular mirador.

Leeuwarden también cuenta con más de 600 monumentos, zonas comerciales -los fanáticos de las compras tienen su lugar en Kleine Kerkstraat, una de las calles con más encanto de Holanda- y una gran vida nocturna.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo moverse: a pie y en bicicleta son las mejores maneras de recorrer la ciudad.

Cuándo viajar: preferentemente de mayo a octubre. El clima es atlántico, con temperaturas promedio que descienden a 0º C en invierno, y alcanzan los 25º C en verano.

Idioma: holandés y frisón. También están muy difundidos el alemán, el francés y el inglés.

Electricidad: 220 voltios. Algunos hoteles tienen tomas de 110 o 120 voltios. Se sugiere llevar un adaptador para enchufes con dos clavijas redondas con contactos laterales de tierra. 

Informes: info@2018.nl

www.friesland.nl/en/european-capital-of-culture