Tamaño del texto
Liverpool
La cuna del mundo beatle
Por Leonardo Larini     |  
02 de Mayo de 2018

 

La espléndida ciudad inglesa, de elegantes fisonomías en todos sus barrios, invita a repasar los comienzos de la banda de rock más famosa de todos los tiempos, a la vez de ofrecer otros numerosos atractivos relacionados con la cultura y la historia del Reino Unido.

 

Ubicada en el noroeste de Inglaterra, sobre el del río Mersey, Liverpool fue fundada como villa en 1207 y desde entonces, gracias a la gran importancia de su puerto para el comercio marítimo, tuvo un continuo desarrollo que la llevó a ser la moderna y pujante ciudad de la actualidad.

Claro que, además, hubo un acontecimiento que la llevó a ser famosa a nivel mundial: haber sido la ciudad natal de los Beatles, nada menos. La maratónica fama global de la banda puso su nombre hasta en los sitios más insospechados, y así, más adelante, se fue convirtiendo en visita obligada de todo fan del grupo o amante de la música.

Las huellas dejadas por John, Paul, George y Ringo, y los ecos de sus 275 shows en la mítica The Cavern –más toda la fabulosa historia que siguió a aquellos días iniciáticos– es posible apreciarlos gracias a la excursión denominada “Magical Mistery Tour”, que consta de dos horas a bordo de un autobús similar al que aparecía en la película del mismo nombre.

El recorrido se inicia en Queen Square, a pocos metros del reluciente Albert Dock que tan bien complementa la vista del río Mersey, e incluye las casas donde pasaron su infancia los cuatro músicos, la calle Penny Lane, la entrada al orfanato Strawberry Fields, inmortalizado en la canción de John Lennon; y las escuelas a las que asistieron los músicos, concluyendo en el legendario local mencionado.

UN MUSEO MÁGICO Y LLENO DE MÚSICA.

Una vez apreciado el panorama general de la ciudad y algunos de los lugares fundamentales vinculados a la banda, conviene acercarse al museo The Beatles Story y dejar la visita “oficial” a The Cavern para la noche.

El establecimiento, situado en el Albert Dock, propone un fascinante y muy emotivo viaje por la historia del grupo. El visitante tiene la posibilidad de realizar el recorrido con las audioguías y apreciar los primeros afiches callejeros anunciando los shows, fotos de sus infancias y adolescencias, un manuscrito de “Hey Jude” y múltiples objetos y memorabilia.

El museo se transita a modo de laberinto y su forma continuamente curva provoca la sorpresa ante cada espacio que se abre a la vista. Así, es posible entrar a una réplica de The Cavern, a la calles de Hamburgo y el Star Club, a la psicodélica atmósfera del disco Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, a la fiel reproducción de los estudios Abbey Road de fines de los 60 y al mágico interior del Yellow Submarine.

LA CAVERNA MÁS FAMOSA DEL MUNDO.

Ahora sí, después de un descanso en el hotel, es hora de partir hacia el lugar donde todo comenzó, a The Cavern, aquel húmedo sótano de una calle que sólo era transitada por distribuidores de frutas y verduras. La Mathew Street es una corta arteria –no más de 100 m.– en la que funcionan numerosos bares y restaurantes. El cartel exterior del legendario local ya provoca escalofríos. Se está ahí, en el mismísimo punto neurálgico de uno de los momentos más importantes de la historia de la música popular. Poco importa que el actual reducto esté a escasos metros del original; acá está The Cavern, y hay que bajar la misma escalera circular de entonces, y entonces sí, ingresar al vientre del Gran Universo Pop.

Ahora, casi una eternidad después, en el pequeño escenario es posible apreciar a un simpático muchacho entonando “She loves you” con su guitarra electroacústica y decenas de turistas y locales bebiendo cerveza, bailando, conversando y disfrutando de un grato momento. Las canciones de los Beatles se suceden una tras otra, intercaladas con temas de otros grandes como The Who, The Kinks e, incluso, The Rolling Stones.

Las paredes muestran alucinantes afiches de las más grandes bandas y solistas ingleses y, en una vitrina, el merchandising –remeras, pins, gorras, llaveros, buzos– invita a gastar las pocas o muchas libras que haya en los bolsillos.

Si hay un segundo día de estadía –es lo recomendable–, el tour beatle puede complementarse con la visita al Hard Days Night Hotel, situado en la calle North John, a la vuelta de The Cavern; y al pub The Grapes, también ubicado en la Mathew Street, donde los Beatles iban a tomar un trago o comer algo durante las pausas de los shows en The Cavern.

Y, claro, vale la pena conocer otros atractivos de la urbe como sus dos catedrales, el emblemático y hermoso Royal Liver Building, el edifio Cunard, la columna de Wellington, el magnífico St. George's Hall, que es el edificio de estilo neoclásico más grande de Europa, ubicado frente a la estación de trenes de Lime Street; el Albert Dock, el paseo costero con una buena variedad de restaurantes y bares, y desde donde se pueden tomar excursiones en ferry por el río Mersey; el Merseyside Maritime Museum; y, si se quiere, el estadio del club Liverpool.

También es muy interesante, además del Museo Internacional de la Esclavitud, la Tate Liverpool, galería de arte situada en el complejo cultural del Albert Dock, donde es posible apreciar la segunda mayor colección de arte moderno del Reino Unido –después de la existente en Londres–, con obras de arte de los siglos XX y XXI.

Paquete destacado
Europa Inolvidable (salida acompañada)
U$S 4678
22 días - 21 noches
Operador:
LaPlace (legajo: 14200)
Vigencia:
21 de septiembre (salida).
Incluye:
Tickets aéreos; traslados; alojamiento con media pensión (excepto en Madrid); paseos; guía; asistencia; y circuito por Reino Unido, Francia, Alemania, Austria, Italia y España.
 
Este contenido forma parte del servicio informativo de la revista Viajando y surge del relevamiento periodístico sobre datos publicados oportunamente, los que pueden sufrir cambios en precios y disponibilidades.
TIPS PARA EL VIAJERO

 

Cómo moverse: para conocer los principales sitios vinculados con los Beatles es conveniente realizar el tour en bus, ya que las distancias entre uno y otro son grandes en algunos casos. Claro que se puede caminar por la ciudad y obviamente por la zona aledaña a The Cavern.

 

Cuándo viajar: es aconsejable evitar el invierno, ya que el gran frío, y eventualmente la nieve, puede opacar los paseos. Agosto y septiembre son los meses ideales.

Moneda: libra esterlina (£) (US$ 1,40).

 

Dónde alojarse: la ciudad cuenta con una oferta de hoteles de todas las categorías y una buena variedad de hostels. Ahora, si la idea es llevar al máximo la experiencia beatle, el lugar indicado es el

 

temático Hard Days Night Hotel, ubicado a la vuelta de The Cavern.

Electricidad: en Inglaterra el voltaje común es 230 V. La frecuencia es 50 Hz y las clavijas y enchufes son del tipo G.

 

Qué comprar: obviamente, cualquiera de los cientos de productos relacionados con los Beatles.

Informes: www.visitbritain.com/www.visitliverpool.com