Tamaño del texto
El encanto del valle de Calamuchita
Por Redacción Ladevi   |  
00 de de 0000
En medio de serranías surcadas por innumerables senderos, Córdoba invita a compartir un paisaje que emociona y al desafío que representa descubrir sus muchas bellezas.
El valle de Calamuchita, que se ubica en el centro de la provincia de Córdoba, limitado por las sierras Chicas al este y las Sierras Grandes al oeste, es recorrido por innumerables ríos como El Espinillo, Los Reartes, Santa Rosa y La Cruz, y sus siete lagos: Cerro Pelado, Arroyo Corto, Embalse Río III, 2da Usina, 3ra Usina, Piedras Moras y Los Molinos.

Villa General Belgrano.
En el centro del valle de Calamuchita, entre el dique de Los Molinos y Embalse Río Tercero, la localidad de Villa General Belgrano se encuentra en medio de un paisaje típicamente alpino.
La villa ofrece muchas posibilidades de disfrutar el tiempo libre. Las cabalgatas, los paseos en carruaje, la pesca y las escaladas guiadas al cerro Champaquí,  son algunas de las propuestas. Otras opciones más tranquilas son los museos del Carruaje y el Ovni, en tanto son imperdibles las fiestas tradicionales, una en cada estación del año, entre las que se destacan la de la cerveza o la masa vienesa. 
En la villa las caminatas son un clásico. Uno de los paseos recomendados es el que lleva al Cristo Grande, ubicado a 2 km. de Villa General Belgrano: una talla de madera en tamaño natural. También se recomienda ascender al cerro de la Virgen, donde el turista podrá desde su cumbre apreciar una excepcional vista panorámica de Villa General Belgrano. En el Paseo de los Arroyos, siguiendo el correr de las aguas y bordeando el arroyo La Toma hasta su confluencia con el arroyo El Sauce, el visitante encontrará una perspectiva diferente en cada recodo.

Santa Rosa.
Enclavada en el centro del Valle de Calamuchita, a 96 km. de la capital provincial, esta localidad es una de las más elegidas por los turistas. La cercanía del cordón montañoso facilita la práctica de actividades como el trekking o el mountain bike, mientras que cada paseo es una propuesta para un safari fotográfico y la contemplación de la naturaleza.
Entre los muchos circuitos turísticos de Santa Rosa, el Histórico y Religioso lleva a conocer algo de la historia de los jesuitas en la región y a visitar gran cantidad de iglesias que conservan características de época. Allí se puede conocer el monumento a la Virgen de Nuestra Señora del Rosario, la imagen de la Virgen de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa y realizar un recorrido que comienza por el  cerro Vía Crucis para arribar a las Grutas, donde se observa la imagen de la virgen.
Por su relieve, Santa Rosa también cuenta con el denominado Circuito del Balcón de Calamuchita, que comienza con el ascenso al cerro y el recorrido por el Vía Crucis mientras el turista va descubriendo vistas de la ciudad, hasta llegar a la cima y asomarse a un balcón donde lo sorprenderá la panorámica de Santa Rosa.
Por último, no puede omitirse el Circuito de las Artesanías Regionales, con productos típicos de la zona hechos en piedra, madera, hierro, cerámica y barro, además de  los clásicos alfajores cordobeses. Estos locales  se encuentran cerca del centro de atención al turista, y junto a ellos se ubica una destilería de esencias aromáticas, muy requeridas por los visitantes.