Viajando

Brasil | Sudamérica | Sur de Brasil | Diez razones...

10 razones para visitar Camboriú

Un clásico para el viajero argentino que tuvo su época de gloria hace 20 años y hoy resurge con un espíritu totalmente renovado. Más seguridad, calles más remozadas, más limpieza y nuevas propuestas para que los turistas la sigan eligiendo como su destino vacacional del sur de Brasil.

En los últimos años Camboriú realizó un giro radical en su propuesta, la cual mejoró notablemente. Hoy la ciudad luce con más mobiliario urbano, calles más limpias, más seguridad y más opciones para el turista. El destino, además, ofrece muchas alternativas para disfrutar en familia y a toda hora:

-Playas con diversión a toda hora. Central es la más popular y donde se concentra la movida diurna y también nocturna. A lo largo de sus 6,8 km. se suceden más de 100 puntos gastronómicos, propuestas deportivas y shows (allí se encuentra el palco del Reveillon Show). Por la carretera Interpraias el viajero encontrará otras alternativas.

-Balnearios solitarios y relajados. Laranjeiras es una playa más tranquila, aunque muy buscada por los turistas. Taquarinhas es otra opción que se caracteriza por su naturaleza preservada y paisajes agrestes. Camboriú también ofrece refugios más sosegados como Buraco, flanqueado por la mata atlántica, con varias pasarelas y miradores. Mientras que Das Cabras es una isla de naturaleza pródiga y bellos paisajes.

-Parques temáticos. El Parque Unipraias se localiza entre la playa central y Laranjeiras, en medio del verde intenso de la mata atlántica. Cuenta con un teleférico, tirolesa y unos carros que descienden por la montaña. Es el programa perfecto para los amantes de la naturaleza y la aventura. Por su parte, el Beto Carrero World se vanagloria de ser el más grande de América Latina. Se ubica a 35 km. de Camboriú y entre sus atracciones figura la única montaña rusa invertida del país. Speedway Music Park completa la tríada de parques. Ofrece paintball, paseos en cuatriciclos, cartings y shows y recitales por las noches.

-Paseo en bus o en barco. Imperdible para conocer los sitios de interés más importantes de la ciudad, el bondindinho es un colorido bus que transita por la playa central, las avenidas Atlántica y Brasil, y el shopping. Para descubrir el enclave desde otra perspectiva, entonces habrá que subirse al barco pirata que parte desde la barra Sul y navega por la isla Das Cabras y la costa de Laranjeiras. A bordo, además, el viajero podrá presenciar un show.

-Caminatas a la vera del mar. La mayoría de las playas disponen de pasarelas con bancos donde disfrutar de paseos cuando cae el sol. Una de ellas es Pontal Norte, que a lo largo de sus 500 m. desemboca en los balnearios del Canto y Buraco hasta morir en el morro de Careca. Barra Sul es otro circuito de una extensión similar, donde divisar a los pescadores y apreciar las playas céntricas.

-Aventura y naturaleza. Camboriú es morada del Parque Natural Raimundo Malta, que despliega varios senderos, un parque infantil, el jardín de las bromelias, plantas medicinales y un vivero. Mientras que el morro de Careca es el epicentro para realizar vuelos libres. Pero si el turista no se atreve, igual puede ascender para contemplar la vista de playa dos Amores.

-Historia y cultura. Una visita al barrio de la Barra significa un viaje en el tiempo para conocer las raíces de la ciudad. Allí es necesario conocer la iglesia centenaria Nossa Senhora do Bom Sucesso. El Cristo Luz es otro paseo recomendable: en lo alto del morro da Cruz se erige un Cristo de 33 m. que se ilumina por las noches y que puede ser visitado para obtener una vista panorámica de la ciudad.

-Deportes en la ciudad, el mar y la arena. La ciudad incorporó aparatos de gimnasia en sitios estratégicos, senderos para caminar o correr y ciclovías. Además, la playa constituye el epicentro para actividades náuticas y también para otras sobre la arena.

-De fiesta. La magia de Navidad contagia a todos los turistas, quienes disfrutan del Papá Noel gigante y la fábrica de juguetes. Los festejos por el Año Nuevo forman parte del calendario de eventos imperdibles. Denominado Reveillon Show, se despliega una sucesión de fuegos artificiales sobre la playa Central y la fiesta suele continuar en diferentes discotecas de la ciudad. También el Carnaval es un espectáculo para no perderse, con desfiles por el centro y shows en Pontal Norte.

-Infraestructura. Su oferta de servicios es sumamente amplia, contemplando más de cinco mil locales comerciales, una red hotelera con 130 establecimientos, 56 salones para eventos y más de 300 restaurantes.

Informes: www.secturbc.com.br.

Dejá tu comentario