Holanda | museo | Turismo Cultural

Ámsterdam: 3 museos imprescindibles

Conocer Ámsterdam implica visitar algunos de sus museos. Son más de 50, pero hay tres que son ineludibles: el Rijksmuseum, el Museo van Gogh y la casa de Ana Frank. Los dos primeros se encuentran en Museimplein (Plaza de los Museos), junto al Stedelijk Museum de Arte Moderno.

EL RIJKMUSEUM.

Amsterdam, museos rijksmuseum-bew.jpg
En el <a href="http://www.iamsterdam.com/es/visitar/que-hacer/museos-y-galerias/museos-en-amsterdam/rijksmuseum">Rijksmuseum</a> se exhiben obras de Rembrandt.
En el Rijksmuseum se exhiben obras de Rembrandt.

El Rijksmuseum ostenta una enorme colección de pinturas del Siglo de Oro holandés, así como de arte asiático y egipcio. Pero el principal atractivo son las obras de Rembrandt: “La ronda de noche”, “La novia judía”, “El árbol de Jesé”, “La muerte de los inocentes” y varios paisajes de la antigua Holanda. Además, alberga obras de gran valor de casi todos los grandes maestros holandeses de los siglos XV al XVII: Geertgen tot Sint Jans, Lucas van Leyden, Hendrick Goltzius, Frans Hals, Jan Vermeer, Ferdinand Bol, Nicolaes Maes, Guerrit Dou y Jacob Ruysdael; y también trabajos de artistas de otros países –entre ellos Fra Angélico, Piero di Cosimo, Pedro Pablo Rubens y Francisco de Goya–, dibujos, grabados, porcelanas orientales, mobiliario, pintura moderna y objetos de diseño del siglo XX.

EL MUSEO VAN GOGH.

Amsterdam museos van gogh.jpg
El Museo van Gogh cuenta con más de 200 obras del artista.
El Museo van Gogh cuenta con más de 200 obras del artista.

El Museo van Gogh cuenta con una colección de más de 200 obras del artista, correspondientes a diferentes periodos de su creación. Entre las principales sobresalen “Los comedores de patatas”, “La habitación de Arlés” y una versión de “Los girasoles”. También hay una colección de dibujos y trabajos de otros artistas.

LA CASA DE ANA FRANK.

Amsterdam museos ana frank.jpg
<p></p>La casa de Ana Frank, donde la niña judía tuvo que ocultarse durante la Segunda   Guerra Mundial.<p></p>

La casa de Ana Frank, donde la niña judía tuvo que ocultarse durante la Segunda Guerra Mundial.

La casa de Ana Frank se encuentra en el barrio Jordaan; es ahí mismo donde la niña judía tuvo que ocultarse durante la Segunda Guerra Mundial para escapar de la persecución nazi. Fue abierta al público en 1960 y luego convertida en museo. Se permite recorrer las habitaciones en las que estuvo escondida entre 1942 y 1944, así como apreciar el diario original de Ana, y acceder a información sobre las condiciones en las que vivió allí.

OTROS MUSEOS.Otros espacios interesantes son: el Museo Municipal de Ámsterdam, ideal para quienes pretenden conocer a fondo la ciudad; y el Museo Hermitage de Ámsterdam, el mayor satélite de su par de San Petersburgo.

Dejá tu comentario