Viajando

Alemania | Turismo Cultural | eventos | Berlín | historia | museo | tips | turismo

Bauhaus: 100 años repensando el mundo

Bajo el lema "Repensando el mundo", la escuela de diseño y arquitectura fundada en Weimar, Alemania, en 1919, celebra su centenario con una completísima agenda de actividades durante todo el año.

Con el eje en las ciudades de Weimar y Dessau, las celebraciones referentes al centenario de la Bauhaus marcarán la agenda del turismo cultural en Alemania durante este año.

Reaperturas e inauguraciones de museos, caminatas evocativas, visitas a los sitios emblemáticos que desarrolló la Bauhaus y recorridos por las casas de los principales referentes del movimiento que refuncionalizó los conceptos del arte, diseño y arquitectura, son los ejes desde los que Alemania plantea esta megacelebración, que se replicará en varias ciudades del mundo.

BAUHAUS: CARACTERÍSTICAS.

La Bauhaus es una famosa escuela de arquitectura y diseño creada en Weimar, a 290 km. de Berlín, por el arquitecto alemán Walter Gropius, en abril de 1919. Durante su existencia llegó a convertirse en un admirado y controvertido símbolo del diseño moderno y de vanguardia. A pesar de su corta trayectoria (funcionó en tres sedes: Weimar, Dessau y Berlín, donde cerró en 1933 bajo presión de los nacionalsocialistas), la Bauhaus representa el espíritu de la modernidad y la voluntad de ruptura y cambio.

Creada por el arquitecto alemán Walter Gropius, en 1919, la Bauhaus es una escuela de arquitectura y diseño moderno y de vanguardia, que legó no solo edificios modernos, sino también lámparas, sillones, teteras y otros objetos de la vida cotidiana.

El nombre responde a una combinación de dos palabras alemanas: “bau”, que significa “construir”, y “haus”, que significa “casa”: “construir una casa”. Pero el concepto es más amplio y tiene que ver con la construcción colectiva de nuevas formas de arte y nuevos paradigmas.

En este sentido, Gropius escribió en el manifiesto Bauhaus: “El objetivo final de todas las artes visuales es el edificio”. “Arquitectos, pintores, escultores: ¡debemos volver a la artesanía!”. Y bajo estos lineamientos la Bauhaus fue capaz de abordar muchas de las cuestiones planteadas por la vertiginosa industrialización de la sociedad alemana.

alemania bauhaus5.jpg
El edificio principal de la Bauhaus-University Weimar, obra de Henry van de Velde, es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
El edificio principal de la Bauhaus-University Weimar, obra de Henry van de Velde, es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Pero Gropius no estaba solo en la tarea: tuvo el buen tino de rodearse de nombres como Paul Klee, Wassily Kandinsky, Oskar Schlemmer, Georg Muche y László Moholy-Nagy, y convertirlos en profesores de esta moderna casa de estudios, que legó no solo edificios modernos, sino también lámparas, sillones, teteras y otros objetos de la vida cotidiana diseñados en los talleres de la Bauhaus.

Estos creadores, al emigrar, llevaron consigo el legado de la escuela a numerosas regiones del planeta. Un movimiento tan poderoso hizo que a partir de 1996 la Unesco decidiera incluir a la Bauhaus y sus sitios en Weimar y en Dessau dentro de la lista de Patrimonio Mundial.

WEIMAR.

Weimar, la ciudad que fue cuna de la Bauhaus, se localiza en la región de Turinga, en el centro de Alemania, y por sus calles también es posible encontrar las huellas de artistas como el músico Franz Liszt y el inmortal escritor Johann Wolfgang von Goethe, quienes habitaron la ciudad muchos años antes que la Bauhaus troupe.

alemania bauhaus2.jpg
<p></p>Caracterizado por una arquitectura contemporánea y una exposición multimedia, el Museo Bauhaus será el nuevo escenario para los tesoros más antiguos de la colección. <p></p>

Caracterizado por una arquitectura contemporánea y una exposición multimedia, el Museo Bauhaus será el nuevo escenario para los tesoros más antiguos de la colección.

Allí varios atractivos relevan la impronta de la modernidad, y hay que tener en cuenta:

  • En el marco de las celebraciones se inaugurará el Museo Bauhaus. Caracterizado por una arquitectura contemporánea y una exposición multimedia, será el nuevo escenario para los tesoros más antiguos de la colección Bauhaus. A partir de abril de 2019, este edificio también vinculará la historia de Weimar y de la Bauhaus con el estilo de vida en el presente y el futuro.
  • Otra de las reinauguraciones será la del Neues Museum, el 6 de abril de 2019, con una exhibición permanente llamada “Van de Velde, Nietzche and Modernisme, alrededor de 1900”, además de una muestra sobre los pioneros de la Bauhaus.
  • La Haus am Horn es otra de las pistas. Esta propiedad que ahora funciona como sala de exposiciones y eventos, en sus albores tuvo una de las primeras cocinas equipadas de la época, calefacción central, agua calentada a gas y armarios empotrados.
  • Repensar el arte, el diseño y los lineamientos que caracterizaron a la Bauhaus serán las claves del festival y del coloquio que se desarrollará en abril de 2019, en Weimar, como ejes de las celebraciones centenarias.
  • Bauhaus walk: se trata de caminatas guiadas alrededor de la Universidad Bauhaus, un moderno edificio diseñado por el arquitecto belga Van de Velde que remite a los orígenes del movimiento y es uno de los más importantes de la escuela de arte que fue predecesora de la Bauhaus. Allí se pueden encontrar murales, relieves originales y la oficina reconstruida de Walter Gropius, primer director de la escuela de diseño, arte y arquitectura.

DESSAU.

A 130 km. al suroeste de Berlín, en el estado de Sajonia, Dessau, una pequeña ciudad plena de arte, historia y arquitectura, es considerada el segundo eslabón en el desarrollo de la Bauhaus. Allí se trasladó la escuela de arte, estuvo activa durante más años y vivió su apogeo, entre 1925 y 1932.

La visita a Dessau puede comenzar al dejar la estación ferroviaria de Hauptbahnhof, y a partir de allí salir a descubrir el enclave, dejando que las calles marquen el rumbo.

La calle Bauhaus, en su intersección con la avenida Gropius, será la primera parada para apreciar una vista privilegiada del edificio que albergó la escuela desde 1926 con su fachada de vidrio y su estructura de hormigón armado y ladrillo. Gropius concibió un espacio de tres alas con puentes y diseñó áreas para enseñanza, habitaciones para los estudiantes, un auditorio y oficinas. Dentro del edificio, que actualmente está abierto al público, se puede repasar la historia del movimiento vanguardista que por cuestiones políticas se vio obligado a abandonar Weimar. Es posible apreciar la famosa silla Barcelona diseñada por Ludwing Mies van der Rohe (tercer director de la escuela), el sillón Wassily de Marcel Breuer, la lámpara de mesa ideada por Wilhelm Wagenfeld y la tetera de metal creada por Marianne Brandt, entre otros icónicos objetos.

alemania bauhas6.jpg
<p></p>La reapertura del Museo Bauhaus de Dessau forma parte de los eventos que tendrán lugar durante el centenario.<p></p>

La reapertura del Museo Bauhaus de Dessau forma parte de los eventos que tendrán lugar durante el centenario.

La colección tendrá un escenario más grande a partir de este año, cuando se reinaugure el Museo Bauhaus Dessau, que coincidirá con el centenario de la Bauhaus. Allí, a partir de septiembre, se podrán conocer los documentos y objetos que se diseñaron. La primera exhibición se llamará “Versuchsstäte Bauhaus” y presentará prototipos y dibujos de los inicios de la escuela. Un ticket combinado permite conocer el edificio de la Bauhaus (la escuela) con sus exhibiciones, y a poca distancia, cuatro fachadas blancas de formas cúbicas y grandes ventanales. Se trata de las casas de los maestros, lugar indicado para tomar contacto con la intimidad de grandes creadores como Walter Gropius, Oskar Schlemmer, Georg Muche, László Moholy-Nagy, Lyonel Feininger, Wassily Kandinsky y Paul Klee. Desde esos ascéticos cubos blancos, estos cuatro creadores pusieron en jaque a la historia de la arquitectura, el diseño y el arte y nos propusieron cambiar el paradigma, y aún hoy, nos encontramos repensando el mundo como lo hizo la Bauhaus hace 100 años.

BERLÍN.

En Berlín se desarrolla, además, una muestra en el Bauhaus Archive-Museum fur Gestaltung que presenta decoración, cerámicas, esculturas, diseños y fotografías que dan a conocer los orígenes de la Bauhaus y el desarrollo de la escuela y su legado hasta nuestros días.

TIPS PARA EL VIAJERO:Cómo llegar: una opción es hacer escala en Fráncfort. La estación de tren está debajo del aeropuerto y se llega en 2 horas y media a Weimar. En micro se tarda cerca de cinco horas. Idioma: alemán, aunque hay recorridos en inglés y audioguías en varios idiomas en los museos. Cuando viajar: entre abril y octubre el clima es templado y permite caminar con mayor comodidad. Qué probar: cervezas, pastelería y embutidos tipo salchichas. Bandera de Alemania: negra, roja y amarilla. Informes de Alemania turismo: https://www.bauhaus100.de/en/ https://bauhaus100.uni-weimar.de/en./

Dejá tu comentario