Viajando

Hoteles | Colombia | América del Sur

Be Live: debut en Colombia para cautivar al mercado vacacional y corporativo

La cadena hotelera inició la operación del Be Live Experience Cartagena Dubái, ubicado en Cartagena de Indias. El establecimiento de 4 estrellas se encuentra en la zona turística por excelencia de la ciudad y a 15 minutos del Aeropuerto Rafael Núñez.

Alineado con el plan de expansión del grupo turístico, la cadena hotelera de Globalia, Be Live Hotels, inició la operación –desde el 1º de agosto– del Be Live Experience Cartagena Dubái, ubicado en Cartagena de Indias y su primer establecimiento en Colombia.

El alojamiento temático de 4 estrellas está inspirado en el glamour y la suntuosidad árabe, y se encuentra en la zona turística por excelencia de la ciudad y a 15 minutos del Aeropuerto Rafael Núñez; al tiempo que está pensando y diseñado para el deleite del mercado vacacional y corporativo.

Por tanto, el hotel sobresale por su propuesta gastronómica –el restaurante está comandando por un reconocido chef internacional y el bar sobresale por sus deliciosos cócteles–, la decoración y su fisonomía arquitectónica.

Cabe destacar, que con esta incorporación la cadena hotelera suma más de 10 mil habitaciones en 33 establecimientos repartidos en España, Portugal, Marruecos, Caribe y Colombia.

UN DEBUT PROMISORIO

El Be Live Experience Cartagena Dubái dispone de 250 habitaciones, spa, gimnasio y restaurante; mientras que explicó que se presta como un escenario idílico para vacacionar en familia, por su entorno de paradisíacas playas, aguas cristalinas y junto al encanto de una ciudad amurallada.

Be Live Hotels 1584 (2).jpg
El alojamiento temático de 4 estrellas 250 habitaciones, está inspirado en el glamour y la suntuosidad árabe.
El alojamiento temático de 4 estrellas 250 habitaciones, está inspirado en el glamour y la suntuosidad árabe.

Asimismo, el elegante alojamiento se distingue por la infinity pool donde se puede disfrutar de un cóctel y relajarse con shows musicales en vivo; mientras que se destaca por un puente de cristal ubicado en la planta 29, que ofrece al cliente una vista excepcional de la urbe desde donde se pueden contemplar los majestuosos atardeceres de esta joya caribeña para experimentar una fascinación sin igual.

Por su parte, las espaciosas habitaciones están provistas de televisión con pantalla plana, aire acondicionado, caja fuerte, amenities y conexión wi-fi; así como de un cuidado mobiliario y una decoración esplendorosa que traslada al viajero a la magia y el encanto de los países árabes.

En cuanto a la oferta para el segmento corporativo, el hotel dispone de dos salones para eventos y conferencias de 250 m² y 50 m², con capacidad para 200 y 50 personas, respectivamente.

Dejá tu comentario