Viajando

Asia | Tailandia | Sol y Playa

Belleza natural en el sudeste asiático

Muy cerca de Phuket se despliegan una serie de playas que aún conservan su belleza agreste pero ofrecen servicios de alta calidad. Sin embargo, las familias con niños también encontrarán en las playas tailandesas todo lo necesario para el disfrute de grandes y chicos.

El Sudeste Asiático es considerado –en estas latitudes– un destino exótico, sin embargo cada vez más viajeros argentinos visitan la región para disfrutar de sus hermosas playas, su singular gastronomía y la hospitalidad de sus habitantes.

Es posible que la famosa isla de Phuket no sea la elegida por aquellos que privilegian la soledad o la aventura extrema, pero es indudable que cuenta con los atractivos ideales para la estadía de grupos familiares.

Es interesante destacar que en la mayoría de los hoteles de la isla existe el servicio de baby sitter para que los padres de los más pequeños puedan disfrutar la intimidad de una cena romántica o de un masaje reparador.

Además, quienes se alojen en Phuket encontrarán en los restaurantes de playa, la mejor opción gastronómica para saborear una cena relajada mientras los más pequeños juegan con caracoles en las arenas tailandesas.

Por otra parte, visitar el acuario local también es un excelente plan para compartir en familia. Allí será posible identificar la enorme variedad de fauna marina que ostenta la región. Luego bastará con zambullirse –con el esnórquel y las patas de rana– en las transparentes aguas del mar Andamán, para jugar a reconocer las especies en vivo y en directo.

La provincia de Phuket es una isla y se localiza a 850 km. de Bagkok sobre las aguas del océano Índico. Kata, Karong, Bang Tao y Kamala, además de ser las playas más bonitas de la región, albergan una amplia variedad de restaurantes, entretenimientos y servicios médicos.

Aquellos amantes de las experiencias en pleno contacto con la naturaleza tendrán la posibilidad de visitar, a bordo de una embarcación de alta velocidad, las islas y playas cercanas a Phuket. Otra de las recomendaciones es conocer la “James Bond Island”, en la que se rodó la película “El Hombre de la Pistola de Oro”.

Por otra parte, los más románticos o los viajeros de perfil aventurero podrán acampar en la playa de la isla Rang Yai, que invita a disfrutar de una estadía natural y relajada con el murmullo de las olas como sonido ambiente.

EXCURSIONES DESDE PHUKET.

A poca distancia de Phuket se encuentra Elephant Hills, un campamento que propone un singular contacto con un grupo de elefantas rescatadas a las que es posible alimentar, bañar y disfrutar de su compañía, en un marco natural único. El paseo se complementa con una navegación fluvial para contemplar los más bellos paisajes selváticos y las montañas de roca caliza.

Por su parte, las encantadoras playas del archipiélago de Phi Phi fueron las elegidas por el director de cine Danny Boyle para su filme "La Playa", protagonizada por un jovencísimo Leonardo DiCaprio en el año 2000. Sus bahías de un brillante color verde esmeralda son un regalo para la vista y para el alma. Quienes las visiten no deben pasar por alto una recorrida por Maya Bay para conocer algunas de las más encantadoras playas del país.

Arenas blancas, aguas cristalinas y vegetación selvática caracterizan a las islas Similan. Sin embargo, es su fondo marino lo que la convierte en el lugar soñado y buscado por viajeros de todas las latitudes.

Este destino es considerado uno de los 10 mejores paisajes submarinos del mundo y pertenece al Parque Nacional Mo Ku Similan.

Se trata de un conjunto de islas increíblemente bellas y –en la mayoría de los casos–, accesibles para la visita de turistas. Vale la pena apuntarse en las excursiones que parten, de octubre a mayo, desde Phuket, para conocer este imponente atractivo natural.

En la provincia de Krabi, enclavada en la bahía de Phang Na, se localiza Koh Ya Noi, una isla que conserva su impronta local y casi no está intervenida por la actividad turística. Sin embargo, cuenta con varios hoteles de alta gama, como el Six Senses Yao Noi, que propone servicios de altísima calidad y actividades que invitan al descanso como prácticas de yoga al amanecer, paseos en kayak y buceo. En esta isla se rodaron escenas de otro filme de la saga de James Bond: “El mañana nunca muere”.

Esta isla se localiza a 80 km. de Krabi, en el mar de Andamán y está dividida en dos sectores: Koh Lanta Yoi y Koh Lanta Noi. En Koh Lanta Yoi se encuentran las playas más bellas y es la base de alojamiento; su puerto, Saladen, pequeño eje comercial de la isla, cuenta con amplia variedad de restaurantes.

Además, Koh Lanta es otro de los paraísos submarinos de Tailandia, pero quienes busquen algo más que peces de colores tendrán la chance de programar una excursión de espeleología en la cueva Kao Mai Kaew. Allí, luego de ascender sorteando la espesura de la selva irrumpen angostas cuevas con singulares formaciones de estalactitas que conforman el refugio de arañas gigantes y murciélagos. Sin duda es el paseo soñado para los amantes de la aventura y de la adrenalina.

Finalmente, el Mixing Bar de Ko Lanta es el punto de encuentro en el que se dan cita locales y visitantes para contemplar y celebrar el inolvidable atardecer que cada día tiñe de colores brillantes el luminoso cielo tailandés.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo llegar: Phuket está a 845 km. de Bangkok, a la cual está conectada por carretera y por vía aérea. Por vía terrestre son casi 11 horas en bus, en cambio el trayecto aéreo que separa la capital de Tailandia de la isla demanda solo una hora.

Cuándo viajar: Tailandia es un destino que admite visitas todo el año. De todas maneras, entre diciembre y marzo conviene reservar con antelación para conseguir la mejor relación precio-calidad.

Clima: en Phuket, Krabi y Phi Phi, el monzón sopla de abril a octubre provocando fuertes tormentas, pero en la temporada alta (noviembre a marzo) la región goza de un excelente clima con una temperatura promedio de 26º C.

Cómo moverse: las mototaxis son la opción ideal para manejarse en la isla ya que se desplazan fácilmente hacia cualquier punto. También existen furgonetas y taxis. Además hay rentadoras de vehículos.

Idioma: el tailandés es el idioma oficial, tanto el inglés como otras lenguas occidentales son comunes entre la población.

Moneda:la moneda tailandesa es el baht. 1 USD equivale a 35,68 bath tailandeses.

Electricidad: 220 voltios. Se utilizan enchufes de dos clavijas de estilo europeo y americano.

Informes: www.turismotailandes.com.

Dejá tu comentario