Inicio
Tips
Centroam. y Caribe

Experiencias junto el mar

Un jugo de frutas bien helado como para combatir el sol abrasador del Caribe, unas rabas para entretener el estómago y el relax absoluto mientras la mirada se pierde en el horizonte más puro y despojado. Estamos en Jamaica, donde hay excelentes playas, pero también otras tantas opciones para hacer.

Comencemos por las playas, aunque la mayoría de los hoteles tiene su propio espacio: Bluefields Beach Park, al oeste, es una de las más populares entre los locales, por lo que se llena de gente los fines de semana y feriados. Otra alternativa es Cornwall Beach, con nuevas instalaciones para el visitante en Montego Bay. Si el deseo es alejarse un poco, Lime Cay se localiza a 15 minutos de navegación desde Port Royal, al sur de la isla.

En Jamaica también es posible nadar con delfines, una actividad apta para todo público. En la ensenada de Dolphin Cove hay varias alternativas, desde disfrutar de ellos en aguas poco profundas, hasta nadar con dos delfines entrenados. Esta experiencia se complementa con otras actividades, como música reggae en vivo, paseos en bote con fondo transparente y excursiones para apreciar tiburones y rayas.


OTRAS AVENTURAS.


El Parque Nacional de las Montañas Azules es morada del pico más alto del país, con 2.256 m., enmarcado por un bosque tropical de un verde intenso. Desde la cima se obtiene una vista de las costas este y oeste e incluso se puede divisar la isla de Cuba. Un paseo en bicicleta es una excelente forma de abordar estos escenarios y también conocer alguna granja de café. Blue Mountain Bicycle Tours ofrece esta opción desde Kingston, Montego Bay, Ocho Ríos y Trelawny.

La naturaleza fue tan generosa en Jamaica que originó una laguna luminosa. El fenómeno, que se aprecia de noche, se explica por unos microorganismos que al combinarse con la sal y el agua fresca emiten un brillo azulado. Los visitantes pueden sumergirse en este espejo de agua situado frente a la costa de Falmouth.

Otra alternativa para disfrutar del paisaje es el rafting, pero no a la usanza tradicional, con un bote inflable, sino en balsa de bambú. El río Martha Brae, en la costa norte, es una apacible cinta de agua que invita a relajarse mientras una persona conduce la balsa con el remo.

Jamaica brinda varias alternativas para conocer las cuevas que están distribuidas a lo largo de su geografía. Para una aventura bien completa, las de Windsor, en Cockpit Country, a las que se llega con cuerdas y provistos de cascos y linternas, cuentan con un programa para permanecer bajo tierra hasta cuatro horas en la más absoluta oscuridad, con una cantidad de murciélagos como única compañía.


BOB MARLEY PRESENTE.


Un viaje a Jamaica debe incluir necesariamente la visita en Kingston al Museo de Bob Marley, ubicado en el sitio que fuera la casa natal del legendario músico. Además de este lugar, los visitantes pueden realizar un tour al Museo de la Música de Jamaica, conocer la tienda de discos de Rockers International y tener una experiencia de primera mano en el estudio de Dynamic Sounds, donde es posible crear un disco de vinilo propio.

 

Deja tu comentario