China | Asia | fiestas | Diez razones... | monumentos | museo | naturaleza | restaurantes

China: 10 imperdibles para zambullirse en un mundo exótico

Llegó el Año Nuevo Chino y nosotros le rendimos homenaje a este país aparentemente inconmensurable, de 9,6 millones de km² y habitada por 1.300 millones de personas. ¿Por dónde empezar? Aquí sus 10 imperdibles.

Por algo China fue bautizada como el gigante asiático: por su geografía inabarcable con cientos de sitios para conocer y por sus imponentes monumentos que dejan boquiabiertos a los turistas. Sin duda, hay mucho para ver en este sitio remoto de Asia, pero en una primera aproximación habrá que visitar los siguientes sitios:

GRAN MURALLA.

Esta colosal obra, que se extiende unos 8.000 km. desde el mar de China hasta el desierto de Gobi, fue construida hace más de 23 siglos. En promedio mide de 6 a 7 m. de alto y 4 a 5 m. de ancho. En el apogeo de la dinastía Ming fue custodiada por más de un millón de guerreros. Se puede visitar desde Beijing, tras un recorrido de 57 km.

PALACIO IMPERIAL.

Ubicado en el centro de Beijing, fue construido entre 1406 y 1420 y aún hoy conserva gran número de reliquias de los 24 emperadores que moraron en ese sitio. Pero lo que realmente impresiona es el tamaño de esta obra, ya que se emplaza en un área de 720 mil m² y cuenta con más de 9 mil habitaciones y salas, una muralla de 10 m. de altura y una fosa de 50 m. de ancho.

PALACIO DE VERANO.

Es el mayor jardín imperial de la dinastía Qing. Sobresale de entre los jardines clásicos chinos y conserva una decena de miles de reliquias culturales preciosas.

TEMPLO DEL CIELO.

Es el mayor grupo de templos de China. Construido en 1420, era donde los emperadores de las dinastías Ming y Qing veneraban al Cielo y oraban por buenas cosechas. Sorprende por su arquitectura peculiar y bellos ornamentos.

PLAZA DE TIAN AN MEN.

Asentada en el centro de Beijing, mide más de 400 mil m² y constituye un espacio de trascendencia política para el pueblo chino. Anteriormente era la entrada frontal a la Ciudad Imperial de las dinastías Ming y Qing, donde los emperadores promulgaban decretos. Allí también se celebró la ceremonia de proclamación de la República Popular China.

GUERREROS DE TERRACOTA DE XIÁN.

Patrimonio Cultural Mundial de la Unesco, se trata de un tesoro artístico de la antigüedad china, reflejo del arte realista de la dinastía Qin. Son más de 7 mil figuras de tamaño natural, cada una de las cuales tiene rasgos y características diferentes.

EL BUND DE SHANGHÁI.

Es una zona ubicada a orillas del río Huangpu, donde se aprecia la huella colonial europea con edificios que van desde el estilo clásico al renacentista. Frente a esta área se localiza la zona de Pudong, donde visitar Jin Mao y Torre Perla. Para una rápida panorámica de este espacio lo mejor es tomar un crucero.

PLAZA DEL PUEBLO.

Está en la zona de Puxi de Shanghái, rodeada por rascacielos, restaurantes, tiendas de moda y discotecas. Debido a sus amplias dimensiones, en su interior aloja el Museo de Shanghái, el Gran Teatro, el Museo de Arte Contemporáneo y el Parque Renmin.

JARDÍN YUYUAN.

Se trata de uno de los jardines más famosos, ubicado en la zona norte de Shanghái. El parque ocupa unas dos ha. y combina pabellones con estanques de una variada vegetación.

GUILIN.

Para relajarse después de tanto trajín, ofrece naturaleza pura encarnada en colinas verdes, aguas claras, cuevas y piedras de extrañas fisonomías. Son imperdibles el río Lijiang, la peña Flauta y las terrazas de cultivo Longji.

Dejá tu comentario