Viajando

Panamá | Centroam. y Caribe | Destinos

Ciudad de Panamá: escala de 3 días y mucho para hacer

Moderna, inquieta, completa. La capital panameña muestra un notable crecimiento que la va poniendo en el mapa turístico de los viajeros. Le proponemos un stop over, un descanso de pocas jornadas, con la premisa de disfrutar sus atractivos más dispares.

Ciudad de Panamá se ha convertido en un centro neurálgico de conectividad aérea. Esto queda evidentemente reflejado en las estadísticas de arribo y partida de viajeros. Sin embargo, el secreto mejor guardado es que más allá de la eficiencia en los tiempos de conexión, la ciudad del Canal tiene sus propios atractivos y bellezas para mostrar.

Por eso le proponemos un stop over, un alto de apenas tres jornadas con todo lo que se puede hacer en Ciudad de Panamá.

DÍA 1: EL CANAL Y LAS COMPRAS.

PANAMA 3.JPG
A la vera del canal, dos vías férreas permiten que potentes locomotoras ayuden a mover los barcos, traccionándolos.
A la vera del canal, dos vías férreas permiten que potentes locomotoras ayuden a mover los barcos, traccionándolos.

Pensar en Panamá es pensar, casi ineludiblemente, en el Canal. Y de hecho, ir a conocerlo es quizás la más clásica de las propuestas turísticas panameñas.

El recorrido en bus desde la ciudad hasta la esclusa Miraflores no dura más de dos horas. Lejos de proponer una contemplación exenta de servicios, se ha montado en el sitio un verdadero centro de interpretación, uno de los tres con los que cuenta esta megaobra de Ingeniería. Se puede acceder a diferentes terrazas para contemplar el Canal. Incluso es posible ver a lo lejos el segundo y nuevo Canal de Panamá, construido e inaugurado en 2016.

Sólo dos días al año se interrumpe el paso de barcos, de modo que en condiciones normales siempre es posible ver al menos un navío atravesando las esclusas.

El mito es que un océano (el Atlántico o el Pacífico, da igual) es más alto que el otro y por eso se apeló al sistema de exclusas. En realidad, el salto de altura que se debe resolver no tiene que ver con los océanos sino con el terreno: se debe saltar una diferencia de unos 30 m. De modo que el sistema de exclusas (equiparables a bañaderas), se llenan y vacían para permitir que el nivel del agua suba o baje y los barcos avancen. Toma sólo 8 minutos llenar una de las esclusas.

En el centro de interpretación, además de disfrutar de servicios de gastronomía y sanitarios, también hay una sala de cine donde se proyecta un documental que explica la historia del Canal y una exposición permanente de piezas históricas.

Tras admirar el Canal, una propuesta que toma habitualmente medio día, a menos de 9 km. camino de vuelta hacia Ciudad de Panamá, se encuentra Albrook Mall. Se trata de un enorme shopping (el más grande del país y de toda Centroamérica), que ofrece 700 locales de las marcas y artículos más variados. La lista incluye, entre otras, Mac Store, Converse, Banana Republic, Armani, Oscar de la Renta, Bellagio, Lacoste, Speedo, Vince Camuto y Kenneth Cole. A esto se suma una oferta gastronómica entronizada en más de 100 restós y tiendas de franquicias. Claramente, éste es otro de los puntos álgidos de la ciudad, devenida en destino de compras.

DÍA 2: UNA CITA CON EL PASADO.

PANAMA 4.JPG
La torre de la Catedral de Panamá La Vieja contrasta con los modernos rascacielos de la actual capital.

La torre de la Catedral de Panamá La Vieja contrasta con los modernos rascacielos de la actual capital.

En agosto de 1519, Pedro Arias Dávila fundó Ciudad de Panamá, sobre un poblado precolombino. Para 1541, la ciudad contaba con 4.000 habitantes. En enero de 1671, el pirata inglés Henry Morgan tomó la urbe a sangre y fuego. Como un modo de obligar a que se fuera, españoles al servicio del gobernador Juan Pérez de Guzmán, en febrero de ese mismo año, prendieron fuego al polvorín. El incendio extendido cumplió su misión de echar a Morgan y sus piratas, pero también arrasó con la urbe. En definitiva, Ciudad de Panamá sería refundada, unos 10 km. al suroeste, en la posición donde se encuentra hoy.

Toda aquella historia de Panamá La Vieja (como se conocen a las ruinas), se puede conocer y recorrer. El conjunto fue declarado monumento histórico por las autoridades panameñas en 1976 y la Unesco lo salvaguardó como Patrimonio de la Humanidad en 2003.

Hoy es posible visitar las ruinas de la Catedral (y su torre, convertida en mirador, y a la que es posible ascender), del Convento de la Concepción, de la Merced, del de San Juan de Dios, el Cabildo y el edificio de la Compañía de Jesús.

También existe un completo museo de sitio (el Museo de la Plaza Mayor Samuel Lewis García) que recoge piezas de ese pasado colonial, pero también del más antiguo asentamiento originario, reconstruyendo la vida de esos pueblos. Una de las piezas más destacadas es la completa y gran maqueta de Panamá La Vieja que puede admirarse.

Al ser fundada dos veces, Panamá consta de dos centros históricos, el otro, que también es posible conocer, es el denominado Caso Histórico. Allí no persisten estructuras coloniales más que una sección de la antigua muralla y algunos de los templos católicos más viejos de Panamá, como la Iglesia de San José (1677), con su altar de oro y estilo barroco; la Catedral Metropolitana (que data de 1875), el antiguo Convento de Santo Domingo (1878) y la Iglesia de La Merced (1673). Alrededor de estos añejos edificios hay muchos elegantes palacetes, hoy restaurados y puestos en valor, que corresponden a la segunda mitad del siglo XIX. En esta zona se encuentra el Palacio Bolívar, sede del gobierno panameño, y los museos del Canal Interoceánico y de Historia. Hoy es una zona que claramente se ha reconfigurado para el turista, sede elegida de hermosos hoteles (como el Central Hotel Panamá), pubs y restós.

En definitiva, es el barrio ideal para concluir el día, cenando en uno de los locales del Casco Histórico y tomando unos tragos en alguno de los bares que cuentan con terrazas propias y maravillosas vistas al skyline moderno de Panamá.

DÍA 3: CONEXIÓN NATURAL.

PANAMA 8.JPG
Desde el mirador del Parque Nacional Soberanía se ve como el río Chagres que desemboca en el lago Gatún.

Desde el mirador del Parque Nacional Soberanía se ve como el río Chagres que desemboca en el lago Gatún.

Más allá de la modernidad de Ciudad de Panamá, no se puede olvidar que el país se encuentra dominado por una exuberante naturaleza. Por eso, a poco más media hora se encuentra la Gamboa Rainforest Reserve, situada en el Parque Nacional Soberanía, en la confluencia del río Chagres y el Canal de Panamá. Se trata de un hotel que ofrece una serie de actividades relacionadas intrínsecamente con la naturaleza que lo rodea. Una de ellas es un mariposario, al que se puede acceder para conocer más de 15 especies, otra es un orquidiario. Pero la más espectacular es un refugio de perezosos, que los rescata, cura y reinserta en el ambiente natural. La iniciativa cuenta con el patrocinio de la Asociación Panamericana de Conservación.

También se puede acceder a un teleférico de 600 m. de largo, que se combina con una caminata de media hora para arribar a un mirador de 30 m., que domina una de las alturas del parque natural y propone una vista majestuosa.

También se pueden realizar safaris nocturnos, diversos recorridos de senderismo, paseos para los amantes del birdwatching y de la pesca, excursiones lacustres en el lago Gatún y el río Chagres y safaris náuticos a la luz de la luna. Estos servicios pueden ser contratados y tomados sin que forzosamente el viajero deba hospedarse en el resort. Y al cabo de todas estas actividades, también es posible disfrutar del spa en plena selva.

TIPS PARA EL VIAJERO: Entradas al Canal de Panamá: US$ 20 adultos, US$ 12 menores entre 6 y 12 años. Entradas a Panamá La Vieja: US$ 10 adultos, US$ 2 menores entre 6 y 17 años. Entradas al Parque Nacional Soberanía: más allá de las actividades del Gamboa Rainforest Reserve que se quieran realizar, en todos los casos, se debe abonar US$ 5, que es el costo de la entrada a la reserva natural. Moneda: la oficial es el Gamboa, pero tiene paridad absoluta con el dólar. De ahí que el dólar circule por Panamá sin problemas. Electricidad: hay que tener en cuenta que el voltaje del país es 110v. Vestimenta: el calor tropical domina Panamá, de modo que se aconseja vestimenta clara y liviana. Un souvenir: aunque de origen ecuatoriano, lo más clásico y conocido es el “Panama hat”.

Informes:

www.visitcanaldepanama.com

www.albrookmall.com

www.partronatopanamaviejo.org

www.gamboaresort.com

www.visitpanama.com

Dejá tu comentario