Argentina | Sudamérica | Cordoba

Córdoba: un recorrido por la naturaleza plena

Gracias a su riqueza paisajística, que sintetiza las bondades del territorio argentino, la provincia de Córdoba cuenta con escenarios para la práctica de múltiples actividades: todas ellas ponen a la naturaleza en el centro de la atención.

Nada más a nuestro alrededor que la naturaleza serrana en todo su esplendor: vados, pendientes, senderos pedregosos, quebradas y, sobre todo, mucho verde por doquier. Arribar a sitios de una belleza inmaculada, a los que sólo es posible llegar a caballo. En toda su extensión, la provincia de Córdoba ofrece regiones propicias para experimentar este tipo de vivencias y sensaciones.
Pero Córdoba no sólo cuenta con paisajes de una belleza indescriptible, sino también con prestadores que ponen al servicio del turista el mejor equipamiento y un considerable cúmulo de conocimientos, de manera que la opción elegida conjugue a la perfección la tranquilidad con el máximo nivel de seguridad.
Quien opte por pasear a caballo contará con un amplio abanico de opciones: desde una cabalgata de algunas horas hasta una travesía de varios días con régimen all inclusive. Cualquiera de los itinerarios se realiza con la compañía de expertos conocedores de la región, quienes velarán no sólo por la seguridad del pasajero, sino también por su absoluto descanso. A continuación se enumeran algunas de las opciones más interesantes:
• En el Valle de Calamuchita, cabalgata a la Quebrada del Condorito: se trata de un recorrido de dos días y una noche, que incluye una cabalgata de 12 horas para atravesar la Pampa de Achala de este a oeste, haciendo noche en un puesto dentro del mismo parque.
La cabalgata se inicia en la estancia La Granadilla, en San Clemente. Desde un primer momento, Córdoba exhibe todo su encanto ante los ojos del turista: a 1.100 m. sobre el nivel del mar, las postales se van sucediendo entre sierras, ríos, embalses y todo el verde que ofrece la región.
Por la cuesta del Angel se recorren sendas empedradas, trazadas en la época de la colonia para facilitar el paso de carruajes desde el valle de Traslasierra hasta la estancia.
Llegando a los 1.800 m. sobre el nivel del mar, se observan notables mutaciones en el paisaje: el viento suele ondular a un lado y a otro las plantaciones de tabaquillo y paja brava.
Luego de cabalgar un poco más se llega a una inmensa grieta, de 600 m. de profundidad, con macizas paredes imposibles de escalar.
Casi al atardecer se llega al refugio de montaña Condorito, donde por lo general se disfruta de una mateada con pan casero, mientras se prepara el típico asado para la cena. El refugio cuenta con hogar y salamandra, lo que crea un ambiente ideal para gozar de la noche en la alta montaña. A primera hora de la mañana, y tras un buen desayuno, se comienza el descenso hacia la estancia.
• En el valle de Punilla, travesía  al cerro Uritorco: tiene una duración de cuatro días y cinco noches. El itinerario comienza en la estancia El Chañar, en Huerta Grande. En la primera parte de la cabalgata se atraviesan lomadas boscosas por senderos zigzagueantes, donde brillan los tonos verdes y azulados. A poco de ascender la belleza salvaje de la quebrada se impone ante los ojos del turista, complementada con una profusa vegetación compuesta por molles, espinillos, cocos y arbustos.
Luego de tres horas de cabalgata se llega a la estancia Mi Sueño, lugar donde un tradicional almuerzo de campo servirá para reponer las energías. Por la tarde se retoma el camino a Candonga, para arribar a media tarde al albergue Macabilanda, donde espera una mateada, un descanso y una riquísima cena. Luego de pasar la noche en este lugar, al amanecer se emprende el camino hacia el Uritorco, por el filo de las montañas. Imponentes quebradas y cerros circundan el lugar. Lo siguiente es la llegada al albergue del cerro Uritorco, donde espera un suculento almuerzo, para emprender la vuelta por la tarde.

MAS OPCIONES PARA RECORRER CORDOBA
A partir de las múltiples opciones que ofrece Córdoba en materia de turismo alternativo, el turista podrá vivenciar experiencias diferentes y altamente gratificantes. El contacto con la naturaleza y la paz del paisaje hacen que el visitante se ubique en otra perspectiva para comprender el mundo que lo rodea, y también para redescubrirse a sí mismo.
La provincia mediterránea ostenta todo tipo de escenarios para cada modalidad: en este sentido, la oferta de paquetes –que incluyen traslados y guías especializados- también es variada, y abarca todos los niveles de dificultad.
Caminatas con bajas dificultades, excursiones a bordo de vehículos 4x4, mountain bike: cada actividad se adapta perfectamente a los gustos de quien visite la provincia.
• Trekking en el cerro Champaqui: desde Villa Alpina, en el valle de Calamuchita, consiste en una travesía de dos días. Después de cinco horas de marcha se arriba a un refugio, y a tres horas de pendiente constante a la cumbre.
Para los menos arriesgados desde el Yacanto de Calamuchita se accede a la cima del cerro Los Linderos, en vehículo, y en una corta y atractiva caminata de aproximadamente dos horas es posible llegar a la cumbre del cerro más alto de Córdoba.
• Macizo Los Gigantes: se ubica al norte de las Sierras Grandes, a sólo 90 km. de Córdoba, y después de Villa Carlos Paz y Tanti. Se trata de una masa granítica de caprichosas formas, lugar predilecto de escaladores en roca de todo el país. El sitio también brinda espacios verdes para acampar. Un camino propicio para el trekking es hacer la cumbre del cerro Mogote (casi 2.400 m.) y luego hacer una parada en el cerro de La Cruz (2.260 m.). Camino a ellos, las cascaditas plateadas que surcan el territorio confieren un tinte de paz y tranquilidad al paisaje.  

Dejá tu comentario