Norteamérica | Centroam. y Caribe | México | Jamaica | República Dominicana | Bahamas | Destinos de temporada

El ABC de los resorts all-inclusive

Vacacionar en un hotel donde todo está incluido en el precio (alojamiento, comidas, bebidas y entretenimiento) parece ser la solución al problema de los dólares. Sobre todo si se paga de antemano desde acá, en pesos y financiado. Aquí, todo lo que hay que saber sobre esta modalidad y propuestas de cadenas hoteleras varias, con sus similitudes y diferencias.

Desde hace un año que el grifo del flujo de dólares se viene cerrando en forma paulatina a través de políticas implementadas por la AFIP y el Banco Central. En los últimos meses, el cepo al dólar y la ola pesificadora llegó con fuerza al turismo con medidas que van desde la obligación por parte de las empresas del mercado a publicar los paquetes en la moneda local hasta el pedido de autorización a la AFIP para la compra de divisas extranjeras para viajes al exterior. Y últimamente el recargo del 15% para las transacciones comerciales efectuadas en otros países con tarjeta de crédito.


Con este panorama todo indicaba que el turismo emisivo, es decir, de argentinos que viajan al extranjero, iba a frenarse con fuerza. Si bien se trabaja mucho para fortalecer el flujo receptivo (turistas del exterior que viajan a nuestro país) y propiciar que los argentinos vacacionen aquí, lo cierto es que también surgieron nuevas oportunidades, algunas muy convenientes, para que se puedan seguir eligiendo destinos más allá de nuestras fronteras.


Una de ellas es la posibilidad de pagar el paquete (avión, traslados y estadía en hotel) en pesos, incluso con la ventaja adicional de la financiación en cuotas sin interés, lo que implica ganarle la carrera a la inflación. Y, obviamente, al tipo de cambio oficial. Si a todas estas facilidades se suma la del all-inclusive o todo incluido, entonces el programa cierra perfectamente. Es que con esta modalidad que brindan algunas cadenas hoteleras, el pasajero se olvida del dinero en destino y abona todo desde acá, sin tener que preocuparse por los dólares y los trámites de autorización para cambio de divisas.
Los hoteles que funcionan como all-inclusive generalmente incluyen en la tarifa el alojamiento, las comidas y las bebidas, las actividades de animación y los espectáculos nocturnos. Todo solucionado. Pero cada uno tiene variantes, por lo cual es bueno conocerlos más en detalle y leer la letra chica de lo que no está contemplado en el precio, que también es diferente en cada caso. Lo importante es saber que todos los que publicamos aquí ofrecen la posibilidad de pagar en pesos desde Argentina, a través de los operadores mayoristas que arman el paquete y las agencias de viajes que le venden a los pasajeros.
La oferta de los todo incluido es nutrida, pero se posiciona fundamentalmente en el Caribe por ser destinos de sol y playa.


La mayoría cuenta con propiedades en los lugares clásicos elegidos por los argentinos como Cuba, República Dominicana, México y Jamaica. Pero hay mucho más: la cadena Bahía Príncipe, por ejemplo, tiene opciones en España, en islas Baleares y en Canarias. Sandals, en tanto, despliega algunas alternativas en sitios exclusivos, como St. Lucía, Antigua y Turks & Caicos. Fiesta Hotel Group acerca un Brasil all-inclusive a los argentinos. AMResorts incursiona en nuevos horizontes como Los Cabos, Puerto Vallarta o Huatulco. Divi Resorts es sinónimo de Aruba, Barbados, Bonaire… El mundo es infinito dentro de esta modalidad.


Sobre el tipo de pasajero que lo elige, el perfil es tan variado como marcas todo incluido hay en el mercado: solo para adultos, familias, parejas, grupos de amigos, chicos, mieleros, incentivos, aquellos que buscan un servicio VIP, los que se inclinan por grandes establecimientos con variedad de servicios o los que, por el contrario, quieren algo más íntimo en hoteles tipo boutique. Para todos hay un all-inclusive.


Para planificar cuál se adecua más a sus preferencias, aquí transcribimos las propuestas de algunas cadenas seleccionadas por Viajando con sus variantes:

• AMResorts. Bajo el concepto “Lujo ilimitado”, la cadena no anda con pequeñeces. Por eso incluye, además de las prestaciones habituales, bebidas premium, room-service y clubes para niños y adolescentes con guías multilingües.
Otro diferencial es que no requiere el uso de las pulseras de colores típicas de los all-inclusive. Tampoco hay necesidad de realizar una reserva previa en los restaurantes, sino que se puede acceder en forma ilimitada. Además, los mieleros disfrutarán de amenidades especiales sin costo como desayuno con champán, bouquet de flores frescas a la llegada, carta de bienvenida, así como la posibilidad de obtener descuentos para futuras estadías en los siguientes aniversarios de boda.

En definitiva, la cadena “ofrece una relación precio-producto de altísimo valor. Cinco marcas en total, tres para familias (Dreams, Now y Sunscape) y dos para adultos (Secrets Resorts and Spa y Zoetry Welness and Spa), que son todos productos de altísimo nivel con tarifas muy accesibles”, señaló Tomas Barnfather, director comercial, quien agregó: “En la calidad de las comidas quizás resida la diferencia más significativa”.

Cabe destacar que lo que no está incluido en el precio son los tratamientos de spa, el nado con delfines, los deportes náuticos motorizados, los vinos que se encuentran cotizados en la Carta de Vinos y las cenas románticas. Sin embargo, existen créditos que se entregan a los huéspedes a su llegada, según períodos de estadía, que pueden ser utilizados parcialmente para descontar de los costos de todo lo antedicho.


Mis recomendados: “El Secrets the Vine es el hotel más atrevido y lujoso recientemente inaugurado en el km. 14,5 del Boulevard Kukulcan, en el corazón de Cancún. La nueva perla de la colección de AMResorts para adultos, un hotel que como su nombre lo indica tendrá una fuerte relación con los vinos de calidad y que dentro de su programación ofrece una experiencia diaria en degustación. Además brinda tarifas promocionales de apertura para no perderse”.
“El Sunscape Curaçao es el otro recomendado para huéspedes que gusten del buceo, brindando algo distinto en este enclave paradisíaco que es la isla de Curaçao, una de las Antillas Holandesas.”

Bahía Príncipe. Clásico all-inclusive las 24 horas, para disfrutar de las comidas en cualquier momento de la jornada, para lo cual ofrece tres tipos de restaurantes: buffet, de especialidades o temáticos y snack bar.


No incluye los “opcionales”, a saber, deportes acuáticos motorizados y excursiones.
La cadena se caracteriza por la variedad de propiedades capaces de satisfacer todos los gustos en los principales destinos del Caribe. Además, “siempre nos hemos distinguido por tener una excelente relación precio-calidad”, manifestó Gustavo Mesa, ejecutivo comercial para Latinoamérica.
Cabe destacar la línea de lujo “Don Pablo Collection" para los que se inclinen por un servicio más exclusivo.


Mis recomendados: “El Gran Bahía Príncipe Cayo Levantado 5 estrellas de Don Pablo Collection (Samaná) es uno de los lugares más hermosos para disfrutar de la mejor calidad de playa del Caribe con un servicio excelente”.


“Creo que en nuestro mercado, por aceptación y tradición, Punta Cana y Cancún son dos destinos que siempre se venden muy bien. Por ello es que nuestros hoteles Gran Bahía Príncipe Premier, Gran Bahía Príncipe Bávaro y Gran Bahía Príncipe Esmeralda "Don Pablo Collection", en el primer destino; y el Gran Bahía Príncipe Riviera Maya y Gran Bahía Príncipe Sian Ka´an "Don Pablo Collection" en el segundo, son excelentes opciones.”


“También destaco el crecimiento de Samaná como destino de playas, exuberante naturaleza y calidez del pueblo dominicano, donde la cadena cuenta con el Gran Bahía Príncipe El Portillo, Gran Bahía Príncipe Cayacoa y el ya mencionado Gran Bahía Príncipe Cayo Levantado "Don Pablo Collection".

Be Live Hotels. Otro tradicional all-inclusive las 24 horas con pulsera de color como símbolo identificatorio de esta modalidad, que ofrece establecimientos de 4 y 5 estrellas en primera línea de playa.
“No tenemos incluido en nuestros hoteles el servicio de Internet y contamos con pocos extras con cargo”, manifestó Verónica Armani, gerenta de Promoción y Ventas para Argentina y Uruguay.
La ejecutiva definió a la cadena de la siguiente manera: “En Be Live Hotels somos de los que creen que es mejor vivir la vida que soñarla, por eso hemos creado un concepto en el que los hoteles se adaptan a quien tú eres, y te recuerdan dónde estás. Para ello hemos diseñado cuatro tipos de experiencias que adquieren su identidad completa cuando nuestro cliente las vive en cada uno de nuestros destinos”.
Por un lado están los establecimientos “Be Lovers”, que prometen escapadas inolvidables en pareja con todo tipo de atenciones; “Be Friends”, propuestas diseñadas para viajar en grupo, con una gran oferta de animación diurna y nocturna; “Be Family”, vacaciones con actividades para cada miembro de la familia; y “Be Pro”, ideales para celebraciones de eventos, actividades especiales y viajes de incentivo.


“Actualmente estamos realizando nuestros programas ‘Be Single’ en República Dominicana y Cuba”, anunció Armani, quien informó que los operadores responsables del armado de paquetes cuentan con las tarifas de compra anticipada para poder ofrecer descuentos a los que adquieran antes su estadía.


Mis recomendados: “Para Argentina se destaca nuestra propiedad de Punta Cana, que es el Be Live Grand Punta Cana. Pero un destino lleno de actividades, cultura y animación en República Dominicana es Puerto Plata, al norte del país; y allí tenemos un hermoso establecimiento, que es el Be Live Grand Marien, un 5 estrellas que lo tiene todo para pasar unas auténticas vacaciones en familia o en pareja: la mejor gastronomía internacional, descanso o diversión, la magnífica playa Costa Dorada, y su centro de wellness & spa”.

•Divi Resorts. Su gran diferencial se pone de manifiesto en Aruba, donde la cadena ostenta un complejo con cuatro hoteles (Divi Aruba, Tamarijn Aruba, Divi Dutch Village y Divi Village Golf) con una oferta combinable. Esto significa que, independientemente de donde el pasajero se aloje, puede hacer uso de las instalaciones del resto de los establecimientos.


“Además hay promociones especiales para grandes grupos como convenciones; y para mieleros”, anunció Martín Castillo, de GAT Argentina, representante para el Cono Sur.


Mis recomendados: “El Divi Village Golf es nuestro hotel 5 estrellas con estadía all-inclusive. Es ideal para familias, ya que ofrece espaciosas habitaciones y la opción de anexar cuartos en caso de ser necesario. En esta propiedad contamos con el mejor restaurante de la isla, entre otros detalles de importancia. Niños y grandes disponen de atracciones como la roca para escalar, las clínicas de buceo, windsurf para principiantes y demás, que convertirán la estadía en un muy lindo recuerdo de familia”.

Fiesta Hotel Group. Otro all-inclusive las 24 horas que incluye todo, aun lo que otros no contemplan, como Baby Club desde 1 año de edad hasta Junior Club para adolescentes hasta 18 años, bebidas premium internacionales, cenas ilimitadas en restaurantes temáticos a la carta y servicio de spa.
“Menos las llamadas telefónicas y los masajes en el spa, todo lo demás está incluido”, manifestó Mario Viazzo, director comercial para Argentina, Uruguay y Paraguay.


Además, “los clientes tienen todos los servicios de cada complejo para disfrutar, independientemente del hotel en que se encuentren alojados”, agregó el ejecutivo, quien destacó, asimismo, “las amplias y confortables habitaciones, así como la calidad y diversidad de las comidas”.


Mis recomendados: “Tanto el Grand Palladium Imbassai, como los complejos del Caribe (Riviera Maya y Punta Cana) son altamente recomendados para el cliente argentino. Todos cuentan con excelente gastronomía, calidad de bebidas y playas paradisíacas, que son las características que más influyen en la decisión del turista argentino”.

•Hard Rock. Una vuelta de tuerca al hotel tradicional, porque son “hoteles temáticos musicales que se adaptan a todas las edades y preferencias, combinados con un resort todo incluido de lujo”, así los definió Josefina De Zan, directora de Ventas para Argentina, Paraguay y Uruguay de los Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana, Hard Rock Cancún, Hard Rock Vallarta, Aventura Palace y próximamente del Hard Rock Riviera Maya.


“Cada Hard Rock Hotel es un escaparate hacia una extensa colección de memorabilia de los artistas musicales internacionales y locales más importantes y de diversos géneros”, agregó.
Por eso, la cadena ofrece el programa Sound of Your Stay, diseñado para brindar a los huéspedes una experiencia musical única y la presentación de eventos con celebridades.
Además de los clásicos servicios, incluye impuesto de hospedaje, propinas, room-service, minibar de la habitación y dispenser de licor, jacuzzis dobles en todos los cuartos, entretenimiento en vivo y llamadas locales, nacionales y a Estados Unidos y Canadá. “Para 2013 las llamadas a Latinoamérica también estarán incluidas”, anunció De Zan.


En la parte de Grupos y Convenciones también se contemplan en la tarifa los eventos privados con todos los servicios de alimentos y bebidas, montaje básico y salones.
Estos hoteles son también para familias. De hecho, los más chicos pueden compartir juegos con Barny, Bob el Constructor, Thomas el Tren y Angelina la Bailarina, los personajes de los establecimientos. Además, durante el verano rige la promoción por la cual dos menores de 12 años pueden alojarse gratis compartiendo habitación con los padres.


Asimismo, la cadena brinda la ventaja para las estadías de 5 a 7 noches de entregar “resort credit” o bono de regalo de US$ 1.500 por cuarto para usarlo en excursiones, upgrades, nado con delfines, spa y golf (servicios no incluidos en el all-inclusive).


Mis recomendados: “Hard Rock Cancun, Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana y Hard Rock Vallarta, con la Rock Star Suite, y Aventura Palace. Y próximamente el Hard Rock Riviera Maya”.

•Iberostar. Tradicional all-inclusive, con uso de pulsera de color para identificar los restaurantes y servicios habilitados.


Lo que no está incluido: extras de lavandería, telefonía y tratamientos especiales en los spas.
La cadena se basa en tres pilares identificatorios: “La gastronomía, el servicio personalizado y el entretenimiento son los puntos fuertes”, explicó Nicolás Varone, director de Ventas de la Oficina Comercial en Argentina.


Sobre el último ítem, la cadena apostó fuerte al desarrollar nuevos parques acuáticos para los niños, exclusivos de la línea Iberostar Premium Gold y disponibles en el Iberostar Cancún, Iberostar Paraíso Lindo & Maya (Riviera Maya), Iberostar Bávaro (Punta Cana) e Iberostar Ensenachos (Cayo Ensenachos, Cuba).


Para satisfacer a los diferentes públicos, la cadena segmenta los hoteles en cuatro marcas: además de Iberostar Premium, Iberostar Grand, Iberostar Premium Gold e Iberostar.


Mis recomendados: “Los hoteles de Riviera Maya, Cancún, Cuba, República Dominicana y Montego Bay (Jamaica) son ideales para el pasajero argentino que busca la calidad de playa que nuestras propiedades ofrecen y la variedad de la gastronomía que caracteriza a Iberostar”.

Meliá Hotels International. La clave es la segmentación en marcas para atender perfiles diversos de huéspedes. Por eso, dependiendo de la marca es lo que se le provee al pasajero.


Abin Rosales Monascal, director comercial, destacó dos líneas all-inclusive: Paradisus y Meliá. La primera, que reúne propiedades 5 estrellas de lujo, incluye servicios acordes: desde bebidas premium de marcas internacionales hasta comidas en restaurantes a la carta de prestigio (vale mencionar, por ejemplo, “Fuego” en el Paradisus Punta Cana y “Passion” en el Paradisus Palma Real y el Paradisus Playa del Carmen, ambos con un menú diseñado por el chef 3 estrellas Michelin, Martín Berasategui).


Pero aun dentro de los Paradisus hay una nueva segmentación para los que se inclinen por un tratamiento VIP: Royal Services, enfocado para mayores de 18 años, con servicio de mayordomía, áreas privadas de playa y piscina y restaurante de uso exclusivo; y el Family Concierge, un concepto similar pero para familias con chicos.


Por su parte, Meliá Hotels & Resorts aglutina propiedades de categoría 4 y 5 estrellas. “Un buen ejemplo en este caso es el Meliá Caribe Tropical, ubicado sobre la playa de Bávaro, en Punta Cana. Es un 5 estrella superior, con una oferta gastronómica que abarca 13 restaurantes, 10 de ellos a la carta con comida gourmet, bebidas alcohólicas internacionales categoría select y club de niños desde los 8 meses de edad, todo tematizado con Los Picapiedras”, explicó Rosales Monascal.


Además, la cadena se distingue por “la oferta gastronómica, la gama de habitaciones que van desde junior suites, las instalaciones de primer nivel, la amabilidad y cordialidad del staff, la calidad de las bebidas y las actividades para todas las edades”, resumió el ejecutivo.
¿Qué no se incluye dentro del all-inclusive? Llamadas telefónicas, algún servicio especial o gastos médicos.


Mis recomendados: “En Punta Cana, el Meliá Caribe Tropical, el Paradisus Punta Cana y el Paradisus Palma Real. En Cancún, el ME Cancún y el Paradisus Cancún Resort. En Playa del Carmen, el Paradisus Playa del Carmen La Esmeralda y el Paradisus Playa del Carmen La Perla (mayores de 18 años). Todos ellos por el excelente servicio, la calidad del all-inclusive y su ubicación, en playas muy atractivas para el argentino”.

•Sandals & Beaches. La cadena llama “Luxury Included” al sistema all-inclusive. Es que contempla prestaciones que habitualmente no son incluidas, como los traslados desde/hacia el aeropuerto, minibar o bar completo en la habitación, deportes náuticos motorizados, buceo de inmersión con equipos, rondas de golf, propinas, bebidas alcohólicas premium, kid’s camp para niños con guarderías hasta programas para adolescentes, entra otras.


Además, los pasajeros no usan pulsera de identificación. Simplemente el huésped se registra con su número de habitación al momento de ingresar a cualesquiera de los restaurantes.
Entonces, ¿qué no se incluye? Todo lo relacionado con comunicación (llamadas telefónicas e Internet) y gastos extras del pasajero (compras, spa, etc.). Pero, aun en estas prestaciones el viajero tiene ventajas: por ejemplo, existen ofertas con créditos para utilizar en el spa, noches gratis o descuentos de hasta un 65%, dependiendo del hotel, la categoría de habitación y la fecha de viaje.


“En nuestro concepto decimos que los Sandals & Beaches son destinos en sí mismos. Todos los resorts están en sitios exclusivos del Caribe, como Jamaica, St. Lucia, Antigua, Bahamas y Turks & Caicos, donde el Luxury Included hace que no tengan la necesidad de buscar nada afuera del resort”, explicó Alejandro Suárez, gerente de Premier Tourist & Marketing Reps, representante de Sandals & Beaches Resorts, quien informó que la segmentación de la cadena está dada en Sandals, que son resorts exclusivos para parejas; y Beaches, orientados a familias con niños, ya que tienen además parque acuático y opciones de diversión con los personajes de Plaza Sésamo en cada uno de los resorts.


Mis recomendados: “Todas nuestras propiedades son ampliamente recomendadas para el pasajero local, ya que al estar en el Caribe, sobre la playa y en entornos paradisíacos, son ideales para pasar las vacaciones de verano. El destino de Beaches más elegido por las familias argentinas es el de Turks & Caicos”.

•Sandos. Otro clásico all-inclusive, que no incluye deportes motorizados, motos de agua, tratamientos corporales en el spa e Internet según el tipo de habitación.
A decir de María Peñarrocha, directora regional de Contratación, las diferencias de la cadena están dadas por “la ubicación privilegiada de cada resort, servicio de primera calidad y múltiples actividades”.
“El Caribe mexicano tiene un atractivo muy especial, pues si el pasajero quiere salir del hotel a conocer y pasear por la zona, puede hacerlo”, agregó la ejecutiva respecto de la localización de los hoteles en ese destino.


En concreto y para poner un ejemplo de la importancia de la ubicación, “el Sandos Playacar tiene la mejor playa de Playa del Carmen, con un servicio de primera calidad y una relación precio-servicio inmejorables”, señaló.


Con respecto a las actividades, cabe mencionar la oferta del eco resort Sandos Caracol, que cuenta con parque acuático para los niños, cenote dentro del hotel para poder hacer esnórquel, granja educativa, club kids para niños desde los 2 años y un espectáculo para conocer algo más de la cultura maya. Asimismo, dispone de junior suites que aceptan familias de dos adultos más tres niños.


Cabe destacar que estos dos hoteles poseen un sector exclusivo para adultos, con piscina propia, para aquellos que quieren disfrutar de la tranquilidad de estar solos en un lugar especial.
La cadena también cuenta con el Sandos Cancún, un hotel de apenas 220 cuartos, con servicio de lujo y personalizado, restaurantes a la carta y spa, ideal para parejas o gente que busca algo diferente y refinado.


Mis recomendados: “Todas las propiedades de Sandos Hotels & Resorts, cadena que en estos cinco años ha logrado posicionarse dentro de las primeras del mercado”.


•Viva Wyndham Resorts. La cadena ofrece como valores especiales cóctel de bienvenida, rincón dietético en el restaurante principal, pared de escalar, impuestos y propinas, clases de baile caribeños y de trapecio, y mini disco para niños, entre otros.


“Nos esforzamos en brindar un producto cada vez más completo, innovando constantemente. Por ejemplo, tenemos trapecio o clase de kitesurf en el Viva Wyndham Tangerine”, señaló Gina Núñez, directora de Ventas y Mercadeo para Latinoamérica y el Caribe.
“Viva se ha dado a conocer por sus hoteles que aseguran una relación calidad-precio inigualable, siempre localizados en playas espectaculares y, sobre todo, con un equipo de animación que nos mantiene posicionados como los establecimientos más divertidos en los destinos que servimos”, agregó la ejecutiva.


Lo que no se incluye son los servicios de spa, los deportes motorizados, el buceo, las excursiones y algún restaurante.


Mis recomendados: “Es difícil escoger entre los seis, pero me atrevo a recomendar el Viva Wyndham Fortuna Beach en Freeport (Bahamas), el único hotel todo incluido en la zona, donde además el argentino se va a sentir en casa porque hablamos español. Es una nueva opción para el mercado, donde Viva ofrece, como en los demás hoteles, diversión sin límites”.

VACACIONES “TODO INCLUIDO”: EL DISFRUTE SIN LIMITES

                                                                                                                                    Por Alberto Sánchez Lavalle

“Irse. Dejar todo. Abandonar los zapatos lustrados y los cuellos almidonados. No abrir más un diario, no escuchar más la radio. Ser otra persona.” Con estas premisas, el belga Gerard Blitz puso los cimientos, en los años 50, a lo que sería Club Med. En cierta manera, también estaba creando el concepto todo incluido. Pero quien le dio impulso final a la iniciativa fue el jamaiquino Gordon “Butch” Steward con la apertura, en 1981, del primer hotel de la cadena Sandals en Montego Bay, una zona por entonces bastante insegura, dominada por la droga. Steward erigió una propiedad de lujo, donde –por vez primera en la industria de la hospitalidad– todo estaba verdaderamente comprendido en la tarifa, con comidas y bebidas ilimitadas a toda hora, en todo lugar. Era la versión corregida y aumentada de la tradicional “pensión completa”. Su objetivo eran las parejas que buscaban evadirse de su vida cotidiana y encontrar el máximo confort en playas paradisíacas, sabiendo que una vez contratadas sus vacaciones no deberían preocuparse por ningún costo adicional. Mal no le fue: este exitoso grupo cuenta hoy con 14 complejos en Jamaica, Antigua, Santa Lucía y Bahamas, entre otros destinos. En la actualidad todos saben lo que es un “all-inclusive”. De la mano de las grandes cadenas hay propuestas centradas en las familias, en “solos y solas”, en golfistas e incluso en pasajeros desprejuiciados (cadena Hedonism), donde casi todo vale. Lo cierto es que, a la hora de los números, la opción funciona. En las vacaciones uno quiere olvidarse de todo. ¿Qué mejor entonces que olvidarse hasta de pagar extras? La cuestión pasa por saber elegir el lugar y, calculadora en mano, hacer el presupuesto. Debido a que las estadías suelen ser como mínimo de una semana, los establecimientos deben tener una oferta compuesta por varios restaurantes –generalmente uno buffet y varios de especialidades o temáticos–, diversos bares, discoteca y actividades de ocio y deportivas. Las actividades acuáticas “motorizadas” (esquí, motos de agua, etc.) no suelen estar en la tarifa básica. Tampoco los tratamientos de spa. No existe una definición concreta de los servicios que deben incluir este tipo de establecimientos. Sin embargo, se entiende por hotel all-inclusive aquel que ofrece en un precio cerrado alojamiento, desayuno, almuerzo, cena, todas las bebidas con las comidas, en los bares, la discoteca y el minibar, y los aperitivos. Para evitar sorpresas, las organizaciones turísticas de algunos países recomiendan a sus ciudadanos extremar el cuidado con el que seleccionan sus vacaciones en esta clase de hoteles. En Alemania, por ejemplo, se les insta a que lean con atención los servicios que se prestan, pues existen algunas “trampas”, como el límite horario de consumo de bebidas o afirmaciones inexactas como “amplio programa deportivo todo incluido” que, a la hora de la verdad, se limita solo a la posibilidad de practicar juegos de mesa. Aunque en hotelería la fórmula “bueno, bonito y barato” no suele funcionar, lo cierto es que los establecimientos todo incluido pueden convertirse en una excelente alternativa para disfrutar de unas completas vacaciones sacándole el mayor provecho posible a la inversión.

Dejá tu comentario