Europa | Francia | Probado y aprobado

El espíritu de la alta costura parisina

Con una ubicación privilegiada, en un edificio de estilo haussmaniano construido a fines del siglo XIX, el hotel parisino ofrece una propuesta de lujo para una nueva generación de huéspedes que demanda otro tipo de prestaciones. Tuvimos el privilegio de alojarnos en este lugar de exquisito buen gusto y se los contamos.

Eduardo VII, príncipe de Gales, fue un apasionado por la moda, el diseño y la arquitectura. Cuando descubrió París quedó, igual que la mayoría de los mortales: encandilado por su belleza. En homenaje al príncipe y a su amor por la Ciudad Luz, se construyó a finales del siglo XIX, en la impactante Avenida de la Ópera, el Hotel Edouard 7.

Estando en París recibimos la invitación de WorldHotels para alojarnos algunas noches en este emblemático hotel de la orilla derecha del Sena y compartimos aquí con ustedes la muy recomendable experiencia de vivir como príncipes en París y en primavera.

Durante la estadía, tuvimos la oportunidad de conversar con Francoise Kerg, gerenta general de la propiedad, quien nos adelantó: “El hotel ocupa un edificio de estilo haussmaniano y pertenece a un grupo hotelero joven B Signature Hotels & Resorts, que incluye entre otras propiedades en la orilla derecha del Sena el Hotel De Sers y Edouard 7; así como otras de alto nivel en la orilla izquierda; además de un impactante hotel cercano a la costa francesa”.

“Concebimos una visión de producto adaptada a una nueva generación de huéspedes, diferente a la clientela de los hoteles de lujo tradicionales. La excelente localización, a muy pocos pasos del metro Ópera, de las Galerías Lafayette, el Louvre, la Avenida de los Campos Elíseos y la Torre Eiffel, sumada a una alta calidad de servicios y una inigualable estadía, convoca a huéspedes de Francia, Estados Unidos, Inglaterra, América del Sur y Japón”, explicó Kerg.

De esta manera, recomendó la mejor alternativa para pasajeros de Latinomérica con estadías de dos noches o mas: "Sugerimos reservar habitaciones que superen los 25 m². o las de lujo de 30 m², para asegurar el confort del huésped".

Vale mencionar que para agosto el hotel ofrece (sujeto a disponibilidad) tarifas promocionales a partir de los 183 en habitación doble, incluyendo impuestos y desayuno.

PRIMERAS IMPRESIONES.

Bastó ingresar al lobby para recibir una cálida bienvenida de parte del staff, quienes rápidamente se ocuparon de nuestras maletas y nos dieron la información básica utilitaria de la ciudad en perfecto español, un detalle no menor en París.

Al recorrer los pisos del alojamiento, advertimos que cada uno ostenta una decoración distinta e inclusive algunos están inspirados en las texturas, diseños y colores del universo que rodea la Place Vendôme, la zona donde se diseña, exhibe y venden las piezas de alta costura más sofisticadas de la “Ciudad Luz”. De esta manera, los muebles y la decoración del Edouard 7 combinan materiales como terciopelo, cuero y seda, entre otros.

HABITACIONES.

El hotel cuenta 69 habitaciones divididas en cinco categorías: estándar, superior, deluxe, junior suite y suite, algunas de ellas con balcón y/o una inolvidable vista a la Ópera Garnier.

La posibilidad de intercomunicar habitaciones para familias o alojarse en alguna de las impactantes suites decoradas con dos estilos bien marcados como la colección Edouard 7 reinterpretada o la colección Couture, elevan la apuesta de una estadía a cuerpo de príncipe.

Al atravesar la puerta de la suite Ópera, una de las mas espaciosa y lujosa del hotel, los detalles se sucedieron uno tras otro y luego de varias horas de paseos y compras nos dispusimos a descansar haciendo uso de las batas y pantuflas a nuestra disposición, disfrutando de amenities francesas de calidad premium, al tiempo que degustamos un reconfortante espumante, a modo de special gift, contemlando la vista de la cúpula de la Ópera Garnier

ÁREAS COMUNES.

El desayuno merece un párrafo aparte, en primer lugar porque el cómodo espacio consagrado a la primera comida del día –ineludible para enfrentar los paseos y actividades– hace gala de un amplio menú en el que se destacan los ingredientes típicos de la tradición francesa, con una muy buena variedad de patisserie, mermeladas, fiambres y, sobre todo, quesos. Variedad de jugos naturales y bebidas calientes completan la oferta.

Por otra parte, facilidades adicionales como la posibilidad de tomar masajes, conexión gratuita a Internet wi-fi, área de fitness, room service las 24 horas, los salones para eventos Marigny de 50 m. y Mogador de 35 m., así como la propuesta del restaurante La Cuisine de L E7y The E7 Bar forman parte de una oferta que se completa con la excelente atención personalizada por parte de todo el staff del Edouard 7, que como París, siempre nos inspiran al eterno retorno.

TIPS PARA EL VIAJERO

Hotel Edouard 7, 39 Avenue de l’Opéra, Paris.

worldhotels.com.

Dejá tu comentario