Sudamérica | Colombia | En primera persona

Entre el desierto y la montaña

Durante siete días la presentadora y empresaria paisa recorrió los desiertos y montañas del estado de Colorado para revelarle a los turistas colombianos las maravillas de uno los territorios más majestuosos de Norteamérica. Viajando habló con ella sobre esta travesía inolvidable que ningún amante de la naturaleza puede perderse. 

Viajando: Colorado es un estado usualmente poco visitado por los colombianos ¿Cómo llegó a esta tierra desconocida?

Cristina Hurtado: Llego a Colorado porque Noticias RCN tiene una sección llamada ‘Viaja por el mundo con Cris Hurtado’, que también puede verse en el canal internacional NTN 24. En esta sección les muestro a los televidentes los atractivos turísticos de los lugares más bellos del planeta. Los representantes de la Oficina de Turismo de Colorado en Colombia vieron la sección, les encantó y me invitaron a un recorrido por sus lugares para que les pudiera contar a los colombianos sobre los atractivos de esta tierra que, a pesar de ser poco visitada en nuestro país, esconde unos encantos absolutamente maravillosos.

 

V: ¿Qué fue lo primero que pensó cuando le hablaron de Colorado?

C.H: Lo primero que se me vino a la cabeza fue el cañón del Colorado. ¡Qué chévere que iba a conocer este lugar! ¡Y la verdad fue mucho más que eso! Porque a pesar de que el cañón del Colorado se encuentra en otro estado, los paisajes que se ven allí son majestuosos y muy diversos. Cuando viajo a un destino no voy en el plan típico de pasear como un turista común, sino a investigar, buscar datos y hablar con mucha gente, todo para entregarle información útil a los televidentes. Y así por ejemplo, supe que Colorado es el estado más alto de todo Estados Unidos y que las emblemáticas Montañas Rocosas ocupan gran parte de su territorio. Tú puedes pasar de tierras áridas, rojas y llenas de cactus a montañas nevadas repletas de pinos y rocas. Colorado también es conocido por tener una gran cantidad de cervezas tanto industriales como artesanales.

 

V: ¿Qué itinerario siguió en el viaje?

C.H: Todo fue planeado por la Oficina de Turismo de Colorado que diseñó un recorrido maravilloso para que en siete días pudiéramos conocer lo máximo del estado. Comenzamos en la población de Grand Junction y Palaside, dos lugares muy tranquilos, de clima desértico pero enriquecidos por las aguas del río Colorado; continuamos en los pueblos de Telluride y Ouray, enclavados en las montañas a una altura muy similar a la de Bogotá; y culminamos en Montrose, una ciudad moderna cuyo principal atractivo es el imponente cañón negro del río Gunnison.

 

V: ¿Qué destacas de la ciudad de Grand Junction?

C.H: Es una ciudad muy tranquila en donde puedes vivir una calma que dista mucho del bullicio de las grandes urbes de Estados Unidos que suelen visitar los colombianos. Recomiendo conocer el Museo del Viejo Oeste en donde descubres toda la historia de esta época, ver cómo eran los salones de clase y bares de la época y la cultura de los indios utes que poblaron esa región del país. Infaltable es la visita al Monumento Nacional del Colorado, en donde puedes caminar por montañas desérticas al borde de un precipicio impresionante.

 

V: ¿Qué puedes hacer en Palaside?

C.H: Palaside es una pequeña población de granjeros muy cerca de Grand Junction. Fue uno de los lugares que más me gustaron porque allí puedes ver la gran capacidad que tiene el ser humano de adaptarse y desarrollar su entorno al volver una tierra naturalmente árida en un terreno fértil, en donde se cultiva la vid, el durazno y la lavanda, entre otros, gracias a la irrigación de las aguas del río Colorado. Tuvimos un día maravilloso en el que conocimos los viñedos, la producción del vino y disfrutamos de un tour en una carreta típica del Viejo Oeste arrastrada por caballos.

 

V: ¿Cómo fue la experiencia en Telluride?

C.H: Telluride fue el lugar que más me gustó. Es un pueblo divino, de casas de madera pintadas de colores en medio de enormes montañas. ¡Parece un pesebre! Se puede llegar por carretera y tú puedes ver cómo el paisaje se va transformando en la medida que van apareciendo unas montañas magníficas cubiertas de nieve, porque cuando yo fui era época de primavera y la nieve no se había derretido del todo. Una de las experiencias más interesantes fue el alojamiento en el Hotel Mountain Lodge, ubicado en la punta de un cerro al que tú llegas a través de un teleférico gratuito. La vista desde ese lugar es increíble y además me pareció maravilloso saber que en medio de toda esa vegetación hay una gran cantidad de osos. Telluride es conocido también por ser un epicentro del esquí en época de invierno, pero en otros momentos del año es un paraíso para los alpinistas y un lugar especial para hacer caminatas por la montaña. De hecho, en una de las salidas nos encontramos con Steve House, que es uno de los escaladores más importantes del mundo.

 

V: Después de Telluride llegaste a Ouray…

C.H: Ouray es un pueblo aún más pequeño que Telluride pero no menos bonito y encantador. Allí hicimos un tour en una camioneta 4x4 que nos llevó a un paraje espectacular muy cerca de las cimas de las montañas de San Juan. En los cuatro puntos cardinales se ven los cerros y en el medio una cascada: ¡Parecía una pintura! Otra experiencia maravillosa es el descenso que puedes hacer al fondo de un cañón a través de un sendero de hierro pegado a la roca para sentir de cerca la caída del agua y la fuerza de la naturaleza. También puedes visitar una mina de oro abandonada, conocer la técnica de recolección de este metal precioso y comprar muchos suvenires, casi todos con motivos de osos y renos.

 

V: Finalmente llegaste a Montrose. ¿Qué atractivos encontraste allí?

C.H: Es una ciudad moderna, pero muy cerca de allí se encuentra el cañón Negro del Parque Nacional Gunnison, un lugar increíble por las impresionantes vistas que aprecias desde los miradores. Es tan bello que tú no te quieres ir, el paisaje es tan enorme e imponente que tú dices “Dios existe”. Y después, abajo en el fondo del cañón, puedes tomar un tour en bote súper especial, en donde un guía te va contando la historia del río y cómo a través de los años se fue aprovechando y cuidando el recurso hídrico para nutrir miles y miles de hectáreas en todo Estados Unidos.

 

V: ¿Cuál fue el hotel que más te gustó?

C.H: Entre Grand Junction y Telluride nos alojamos en un hotel increíble que se llama Gateway Canyons. El dueño es nada más y nada menos que John Hendricks, el fundador de Discovery Channel. Pero más allá de eso, es una propiedad increíble, situada en medio de un desierto que en realidad es el fondo de un cañón, rodeada de montañas rojas de formas cuadradas rarísimas, con habitaciones espectaculares, unos restaurantes increíbles y un enorme museo de autos antiguos propiedad de Hendricks.

 

V: ¿Que recomendaciones le harías a un turista que viaje a Colorado?

C.H: Que vaya con la mente abierta para conocer una tierra de paisajes espectaculares. Es muy importante viajar muy cómodo porque en Colorado a donde tu vayas tienes que subir una montaña; así que un buen calzado (nada de tacones), bloqueador solar, gorro y, sobre todo, planificar muy bien las visitas y recorridos para aprovechar el tiempo al máximo.

CRIS, LA EMPRESARIA

Además de ser una de los rostros más reconocidos de la televisión colombiana, desde 2012 Cristina Hurtado ha desarrollado con éxito su faceta de empresaria con la marca “Criss by Cristina Hurtado”, una tienda de ropa interior femenina que ofrece diseños únicos y una completa línea de prendas para novias. Actualmente “Criss by Cristina Hurtado” cuenta con puntos de venta en el Centro Comercial Santa Fe en Medellín; en el Centro Comercial Gran Estación II (Local 214) de Bogotá; en Montería; y en la tienda online www.crissbycristinahurtado.com con servicio de envíos a domicilio. 

Dejá tu comentario