Viajando

Centroam. y Caribe | Sol y Playa | Arrecifes | buceo | Caribe | eventos | hoteles | parques | playas | restaurantes | tips | turismo | vacaciones

Islas Vírgenes Británicas: navegamos por tierras inexploradas

Situadas entre el Atlántico y el mar Caribe, al este de Puerto Rico, las Islas Vírgenes Británicas despliega territorios inexplorados que invitan a pasar jornadas a pleno sol y navegando para alcanzar esos pequeños paraísos.

Las Islas Vírgenes Británicas (BVI, según sus siglas en inglés) son un territorio ubicado en las aguas del Caribe, al este de Puerto Rico. Se trata de uno de los principales destinos del mundo por su belleza natural, un mar teñido de turquesa, exotismo y un bajo impacto medioambiental. Además, por sus servicios exclusivos es uno de los parajes elegidos por las celebridades para sus vacaciones.

Embed

¿Por qué se llaman Islas Vírgenes Británicas? El destino le hace honores a su nombre porque la mayoría de su territorio está inhabitado. Sólo 20 de las 60 islas están pobladas, entre las que se destacan Tórtola, Virgin Gorda, Jost Van Dyke y Anegada. Allí está muy difundido el turismo náutico, por lo cual es usual alquilar un yate para conocer varios paraísos y disfrutar de unas vacaciones de sol y playa.

Islas Virgenes3.jpg
Panorámica de algunas islas que se mantienen intactas. Otras destellan de lujo y son elegidas por famosos para sus vacaciones. (Foto: Oficina de Turismo de las Islas Vírgenes Británicas)
Panorámica de algunas islas que se mantienen intactas. Otras destellan de lujo y son elegidas por famosos para sus vacaciones. (Foto: Oficina de Turismo de las Islas Vírgenes Británicas)

Este conjunto de islas tiene su puerta de entrada en Tórtola, la capital y el archipiélago que alberga el aeropuerto, los principales restaurantes y parte de la movida nocturna. Allí viven el 80% de los isleños y es la sede de los principales eventos culturales del destino, como la Fiesta de la Luna Llena, un encuentro con música, espectáculos y buena comida, que se celebra mensualmente.

Asimismo, a 19 km. de Tórtola se encuentra Virgin Gorda, con sus playas deshabitadas, como Savannah Bay, Pond Bay, Devil’s Bay, Mahoe Bay y The Baths.

En tanto, Anegada es la única isla de coral, ya que las demás son de origen volcánico; esto implica que sus condiciones son óptimas para el buceo y el esnórquel.

Por último, Jost Van Dyke es un destino detenido en el tiempo que dispone de varios bares para relajarse por las tardes. Allí se pueden conocer las ruinas de un molino de azúcar y nadar en un jacuzzi natural formado por el mar.

Islas Vírgenes2.jpg
Sólo 20 de las 60 islas están pobladas, entre las que se destacan Tórtola, Virgen Gorda, Jost Van Dyke y Anegada. (Foto: Oficina de Turismo de las Islas Vírgenes Británicas)
Sólo 20 de las 60 islas están pobladas, entre las que se destacan Tórtola, Virgen Gorda, Jost Van Dyke y Anegada. (Foto: Oficina de Turismo de las Islas Vírgenes Británicas)

Por otra parte, BVI cuenta con islas privadas que ofrecen exclusividad y unas vacaciones de lujo. Se trata de destinos muy buscados por las estrellas del espectáculo y del deporte para alejarse de los fans y paparazzis.

Una de las más conocidas es Necker Island, que pertenece al magnate Richard Branson, propietario de Virgin Records. La compró en 1978 y construyó un resort exclusivo que fue el primer eslabón de su cadena Virgin Limited Edition. El lugar era el refugio de playa favorito de Lady Di y donde también se hospedaron Harrison Ford, Robert De Niro y Oprah Winfrey. La isla y su resort se alquilan íntegramente y tienen capacidad para hospedar 33 viajeros. Solamente en septiembre y octubre se pueden reservar los cuartos de manera individual.

Otro refugio superexclusivo es North Sound, al norte de Virgin Gorda. Se caracteriza por la cantidad de barcos que arriban allí y las mansiones y propiedades que alberga, como Saba Rock Resort, Bitter End Yacht Club o Yacht Club Costa Smeralda.

Sin embargo, en las BVI no todo son resorts e islas privadas, también hay 21 parques nacionales, que abarcan una impresionante gama de áreas terrestres y marinas, incluyendo sitios históricos, bosques tropicales y santuarios de aves. Los más conocidos son The Baths, en Virgin Gorda, un sector de grutas y cavernas a orillas del mar al que se llega nadando; Devils Bay, en Virgin Gorda; Sage Mountain y Shark Bay, en Tórtola; y West Dog, en The Dogs.

Islas Vírgenes5.jpg
Atardecer en este paraíso ubicado entre el Atlántico y el Caribe. (Foto: Oficina de Turismo de las Islas Vírgenes Británicas)
Atardecer en este paraíso ubicado entre el Atlántico y el Caribe. (Foto: Oficina de Turismo de las Islas Vírgenes Británicas)

¿QUÉ HACER EN LAS ISLAS VÍRGENES BRITÁNICAS?

Debido a su clima y localización, las Islas Vírgenes Británicas se convirtieron en un destino posicionado a nivel global para la práctica de vela. De hecho, los atletas del archipiélago suelen tener buenos resultados en competiciones internacionales. Esto se debe a que las aguas calmas y la brisa constante proveen uno de los mejores escenarios en el Caribe para este deporte. El calendario de eventos incluye varios campeonatos pero el más relevante es el Spring Regatta.

De todos modos, los viajeros que no tienen experiencia en vela no tienen que preocuparse porque en el destino es posible surcar el mar todo el día, recorriendo varias islas con el acompañamiento de profesionales.

Islas Vígenes, epigrafe 3.jpg

Lo mismo sucede con la navegación. Varias empresas ofrecen barcos en alquiler con o sin tripulación –las BVI albergan la flota de embarcaciones más grande del Caribe–. Los huéspedes eligen desde la comida hasta el itinerario, siendo la consigna no quedarse en un mismo lugar.

Para quienes gustan de nadar como un pez también hay opciones, como el buceo o el esnórquel. Las islas ofrecen una excepcional visibilidad bajo el agua y una gran variedad de sitios exóticos para desandar: arrecifes, pináculos de coral, cuevas submarinas, cañones y grutas se extienden por toda la vasta plataforma sumergida.

¿Qué más? La alternativa de pescar responsablemente en el lugar. Algunas de las variedades de peces que se pueden obtener son delfín, atún, pez rey, marlín, sábalo y macabí. Un tip a tener en cuenta es que se requiere licencia para pesca recreativa aunque sólo sea para tirar una línea en el agua.

VACACIONES A BORDO. Algunas de las compañías de navegación que operan en el destino son: The Moorings, una de las empresas más grandes en las islas y ofrece servicio de catamarán con salidas fijas; Incrediblue, la agencia de alquiler de barcos de origen español con presencia en las BVI; My Caribbean Charters, cuyos dueños son colombianos, de modo que hablan español a la perfección; Amazing Charters, que opera barcos de lujo superlativo; Visión, atendida por argentinos; y Dream Yacht Charters, que ofrece recorridos con salidas fijas. Una de las novedades de esta temporada es que algunas de las empresas organizan salidas fijas en catamaranes, en los que se puede compartir la flota pero las cabinas son privadas.

TIPS PARA EL VIAJERO. Dónde quedan las Islas Vírgenes: las BVI se ubican al este de Puerto Rico, a 40 minutos de ferry desde St. Thomas. Existen varios aeropuertos que se conectan con las islas. Clima: tropical, moderado por los vientos alisios. Las temperaturas oscilan de 26° C a 32° C. de las Islas Vírgenes moneda: dólar. Electricidad: 110 voltios. Tasas de servicios e impuestos: 7% de tasa de alojamiento, a lo que se suma un 15% de tasa de servicio para quienes se alojen seis meses o menos en hoteles, departamentos, cabañas o villas. Un cargo del 10 al 15% es habitual en restaurantes, que puede incluirse directamente en la cuenta. Cómo moverse: se puede alquilar vehículos a través de agentes de viajes o en el destino. Es muy fácil adquirir licencias de conducir temporales con la presentación de la licencia del país de origen. Un dato a tener en cuenta es que el destino tiene influencia británica y los autos tienen el volante del lado derecho. También se puede alquilar bicicletas o ciclomotores. Hay taxis disponibles y la tarifa se cotiza en base al número de personas que viajan y su destino final. Informes: bvitourism.es

Dejá tu comentario