Argentina | Sudamérica | Patagonia argentina | Destinos de temporada

Los miedos de la primera vez en la nieve

Siempre hay una primera vez para todo y tomar la decisión de aprender a esquiar puede traer aparejados muchos miedos y dudas sobre cómo organizar esta experiencia. En esta nota te brindamos consejos y tips a tener en cuenta antes de debutar en la nieve. Por empezar, septiembre es un excelente mes para los principiantes porque evitan las aglomeraciones de gente de la temporada alta. 

Ya sea solo, en familia o con amigos tener una primera experiencia en la nieve genera miedos y muchas inquietudes; desde cómo armar la valija, qué equipo de nieve usar, dónde hospedarse y si contratar o no un servicio de asistencia al viajero.

En esta nota tres especialistas en brindar servicios turísticos vinculados a la nieve nos brindan sus referencias y sus consejos para que la primera experiencia en un centro de esquí sea lo más placentera y divertida posible.

LA VALIJA.

Una de las dudas a despejar son las que tienen que ver con el armado de la valija. ¿Qué ropa usar los días que vamos al centro de esquí? Lo más recomendable es no utilizar una sola prenda, por más abrigada que sea. “Hay que vestirse por capas porque de este modo se puede ajustar más rápidamente la temperatura corporal. Una recomendación importante es que la prenda que esté adherida al cuerpo no sea de algodón; porque si se humedece tardará más en secarse. Mientras que la última prenda debe ser una campera impermeable. Además, es fundamental llevar guantes (gruesos e impermeables) porque protegen las manos del frío y las raspaduras, gorro que cubra las orejas, anteojos de sol con filtro ultravioleta, protector solar y labial. En algunos centros de esquí estas prendas no se venden ni se alquilan, por eso lo ideal es llevarlas desde casa”, explicó Fernando Larrategui, socio gerente de Routelle Viajes.

Sobre este tema, Marcelo Bottino, presidente de Ote Travel Consulting, agregó: “Lo recomendables es poner en la valija un buen pantalón de esquí de duvet, lo más impermeable posible. Además de calza y camiseta térmica, y una buena campera impermeable. Un esquiador principiante tiene que estar bien abrigado porque no pasa tanto tiempo activo como los experimentados”.

Con respecto al equipo para esquiar (tablas, botas, bastones y casco) las precauciones a tomar son diferentes. Lo ideal es rentarlos en el mismo centro de esquí, donde se ofrecen promociones semanales o mensualmente. “Si se alquila el equipo en Buenos Aires y estando en la nieve el esquiador siente que la bota le molesta, no la puede cambiar. En cambio, si lo alquila en el complejo de nieve, sí. Además, el sistema de fijación de la tabla para esquiar se puede desajustar y en el mismo lugar se arregla sin costo extra. En cambio si el equipo es de otra casa, sí cobran el ajuste. Otro dato a tener en cuenta es que los centros de esquí tienen convenios con las grandes marcas y los equipos que ofrecen en alquiler se renuevan todos los años. Mientras que otros locales de alquiler pueden llegar a ofrecer modelos de hasta cuatro años”, comentó Bottino.

CUÁNDO Y DÓNDE.

Para definir qué destino y qué centro de esquí visitar, lo ideal es buscar el asesoramiento de un operador de viajes. Estos profesionales pueden recomendar qué lugar es el adecuado para el grupo de viajeros, sobre todo si hay niños, adolescentes y adultos. “Por ejemplo, a un grupo familiar le conviene ir a un complejo donde las pistas para principiantes, tanto de adultos como de chicos, estén más próximas. También es mejor visitar un complejo donde haya espacios donde descansar o repararse porque los más pequeños no pueden estar todo el día expuestos al frio”, explicó Bottino.

Sobre este tema Julián Parga, responsable de Operaciones en Station Travel, adicionó: “La elección del centro de esquí también debe definirse en base al hospedaje que se quiere contratar. Porque no todos los complejos tienen hoteles en la base y, en otros casos, es mejor dormir en la ciudad para aprovechar otros atractivos del destino”.

Finalmente, Bottino aclaró que “para principiantes la mejor época para viajar es en la que hay menos gente porque, de lo contrario, las clases grupales son más numerosas y hay más tránsito en las pistas”.

LAS PRECUACIONES.

Si bien el esquí no es un deporte extremo, de todos modos se recomienda tomar algunas precauciones para que la experiencia en la montaña sea 100% placentera:

• En el caso de visitar un centro de esquí que este ubicado a más de 1.000 msnm hay que tratar de evitar el apunamiento con una dieta liviana, bebiendo mucha agua y evitando el alcohol.

Contratar un servicio de asistencia al viajero, porque en los centros de esquí sólo se brindan primeros auxilios de manera gratuita. Tratamientos más complejos tienen un costo adicional.

Tener siempre un mapa de pista a mano.

Contratar las clases de esquí antes de emprender el viaje y tomarlas desde el primer día que se visita al cerro. Están disponibles clases particulares y colectivas. Y las pistas para principiantes, intermedios y expertos están diferenciadas.

Dejá tu comentario