Argentina | Sudamérica | Cordoba | | Aventura

Los tesoros ocultos de Traslasierra

El valle de Traslasierra, tiene el encanto de la tierra semivirgen. El sabor del territorio silencioso, a conquistar bajo un cielo azul profundo dominado por los cóndores. El viajero  puede acceder a la magia existente en una hilera de pueblos mágicos, que descansan sobre las laderas de las sierras bajo la custodia del cerro Champaquí.

El valle de Traslasierra se destaca por reunir en una síntesis lo mejor del paisaje y del espíritu serrano. Descubrir sus misterios es toda una aventura, una suma de imágenes y sabores imborrables, que se patentiza, por ejemplo, en admirar las más bellas postales serranas, o en degustar la gastronomía local, como el pejerrey y los dulces caseros.

Veranear en Traslasierra es sinónimo de belleza, paz y tranquilidad. Este encantador valle está a apenas 150 km de la ciudad de Córdoba: pero atención, no se trata de kilómetros lineales. El camino de las Altas Cumbres es una larga y sinuosa serpiente de asfalto que cruza de este a oeste las sierras grandes, y que se convierte en un paseo adicional para el turista. Curva tras curva, por un camino de cintura, una autopista de montaña posibilitará al visitante disfrutar -a 2.200 m.s.n.m.- del aire puro de la pampa de Achala, atravesando zonas de sol y de lluvias, nieblas y ventiscas.
Una vez que el viajero llega al lugar, puede optar por empezar a recorrer y conocer sus encantadores pueblos y parajes, cada uno con identidad propia. Cura Brochero, Panaholma, San Lorenzo, Mina Clavero, Arroyo de Los Patos, Nono, Las Rabonas, Los Hornillos, La Paz, Loma Bola, Luyaba, La Población, Yacanto, San Javier, Las Tapias, Villa de Las Rosas y Los Pozos los enlazan con Villa Dolores como centro de servicios y ciudad más importante de la región.
También se puede disfrutar y apreciar las bondades naturales, caminando por senderos perfectamente señalizados, atravesados por arroyos, vertientes y cascadas, como así también recorrer bosques autóctonos y exóticos. Molles, espinillos, talas, algarrobos, eucaliptos, pinos y grandes alamedas, son los árboles que predominan en la región. En cuanto a la fauna, aves como pájaros carpinteros, zorzales, siete colores y cotorras acompañan al visitante en todo su recorrido.
Una de las excursiones que el turista puede contratar es la visita a la quebrada del Condorito. Junto a la reserva hídrica de Pampa de Achala, allí se protegen ambientes, plantas y animales únicos de las sierras de córdoba. Las 40 mil hectáreas del Parque Nacional abarcan imponentes quebradas como El Condorito, Batán, Sur, Corralejo y Yatán.
Guías especializados de parques nacionales llevan al visitante desde el valle de Traslasierra hacia este lugar. Allí es posible visualizar imponentes cóndores, que llegan hasta esta área de reproducción, la más alejada de la cordillera de Los Andes. Es posible realizar excursiones de uno, dos o tres días, y, quienes optan por la primera, pueden realizar caminatas de cinco y siete horas.
Otra alternativa es realizar actividades de montañismo, trekking, mountain bike y travesías 4 x 4. Las excursiones de este tipo, que se organizan desde Traslasierra, son ideales para los amantes del turismo al aire libre.
Para ello, nada mejor que acercarse al cerro Champaquí, de 2.800 m., que encierra el misterio de los caminos de las sierras grandes, lagos escondidos y bosques naturales.

CIRCUITOS PARA DISFRUTAR EN TRASLASIERRA.
El valle ofrece al visitante atractivos caminos y rutas de artesanos. En la ruta de Pampa de Pocho se encuentran artesanías y manualidades típicas, realizadas en material vegetal extraído de las palmeras de la zona. Por su parte, Cura Brochero ofrece al visitante lugares de valor histórico y religioso, que son testigos de la vida y obra del "cura gaucho". Allí se destaca el Museo Brocheriano, y la Casa de Ejercicios, con su antiguo oratorio.
En la localidad de Nono es recomendable una visita al polifacético Museo Rocsen, que entre sus innumerables piezas cuenta con importantes vestigios de los primitivos habitantes del valle, los Comechingones.
En tanto, Mina Clavero alberga gran cantidad de artesanos, fáciles de ubicar mientras se pasea, como el taller artesanal de cuero y papel reciclado. También se pueden recorrer atelieres de pintores, como María Elena Moscovakis y Esteban Bertaina. Asimismo, en el barrio Mayte es posible visitar a Santiago Rodríguez, quien realiza bellísimas artesanías en plata y oro.

DEGUSTANDO LOS PRODUCTOS SERRANOS.
El Valle de Traslasierra sugiere al turista realizar la denominada "ruta de los sabores", para que el visitante descubra los característicos alimentos que identifican a la región. Las opciones son infinitas: pueden visitarse desde establecimientos productores de aceite de oliva, quesos de cabra y miel, hasta acopiadores de hierbas aromáticas y medicinales.
Junto a producciones de aceitunas en salmuera, negras y verdes, el visitante encontrará uno de los mejores aceites de oliva extra virgen del país, producido de manera artesanal, sin agregados ni componentes químicos.
Durante el recorrido también se puede apreciar la importancia que tienen las hierbas medicinales y aromáticas cordobesas. A lo largo del Valle de Traslasierra el turista observará plantaciones de orégano, romero, tomillo, peperina y menta.

Dejá tu comentario