Viajando

Reportaje

Malena Solda : "Con el tiempo, cambiamos la forma de viajar"

Protagonista de nuestro reportaje al viajero, Malena Solda tiene una rica historia recorriendo el mundo, impulsada por el trabajo, los afectos y el teatro. De sus periplos nos habla en este espacio.

Reconocida actriz y también directora (ver al pie de la nota), Malena Solda (42) nos cuenta sobre su infancia y los viajes, el impacto que tuvo para ella salir a recorrer el mundo tanto a nivel personal como profesional, cómo combina trabajo con viajes y los destinos que tiene pendientes conocer.

-¿Cuáles son tus primeros recuerdos cómo viajera?

Mis primeros viajes fueron familiares a Chapadmalal, Brasil y San Juan (Argentina). Tengo muy pocos recuerdos, sin embargo sé que la primera vez que subí a un avión, sola, fue a los cincos años uniendo el trayecto Montevideo - Buenos Aires para visitar a mis primos uruguayos.

-¿Tu familia influyó en tu deseo por descubrir el mundo?

Sí, influyó positivamente. Mi padre es economista y durante 30 años viajó a Moscú mientras que mi madre trabajó diez años en una compañía aérea, así que tuvimos acceso directo a tickets de vuelo, y era natural combinar el trabajo con un fin de semana largo en Roma, por ejemplo. Estas experiencias forjaron un espíritu donde viajar era y es, algo esperable.

-Y entonces empezaste a descubrir el mundo...

Sí, de hecho obtuve mi independencia económica muy joven y el trabajo en la televisión me permitió disponer de dinero para invertir en viajes. El teatro siempre fue una gran motivación y en la adolescencia hice un primer viaje a Londres para conocer la escena local; además tenía una amiga viviendo en la ciudad así que disfruté por partida doble.

-¿Cuánto influyeron los viajes en tu formación profesional?

Mucho. A partir de esa primera experiencia cada vez que pude regresé a la ciudad organizando la estadía y los paseos en torno a las puestas artísticas que quisiera ver. Diez años después del primer viaje, tomé coraje y me fui un año a estudiar en el Lamda (London Academy of Music and Dramatic Arts) , donde compartí rutina de vida con estudiantes de todo el mundo.

Antes de comenzar esta experiencia me tomé 15 días de vacaciones para visitar Nueva York con amigos, ese fue uno de los viajes más significativos; en el cual me sentí completamente libre. Al regreso de esa experiencia profesional extendí vínculos, viajé de nuevo de manera más solida para preparar una obra de teatro y seguir profundizando mis estudios.

También en esos años tuve la chance de visitar amigos que vivían en otros puntos de Europa y la premisa del armado de los itinerarios tuvo que ver con el lugar de residencia de alguno de ellos. De esta manera descubrí Niza, el sur de Francia, Bologna y Venecia, entre otros destinos.

-¿Cómo se modificó la vida, a partir de constituir una familia?

Se modificó bastante. Fui adquiriendo plasticidad y pensando en destinos que incluyan a la naturaleza. En ese contexto, apareció la Patagonia Argentina, que para nosotros es un imperdible y tratamos de volver una vez al año.

Uno de nuestros lugares en el mundo es Las Pataguas, muy cerca de El Bolsón, (Chubut); así mismo Villa la Angostura y Bariloche son destinos que recomendamos a quienes gustan de esquiar.

Personalmente alguna vez he planeado una escapada a Caviahue y Copahue sola, donde la visita a las termas es mi prioridad.

Cuando estoy de viaje me hago espacio para leer, que es algo que valoro y me cuesta encontrar el espacio en la ciudad.

Basta con alejarme de Buenos Aires para sentirme más reflexiva y pensar en qué cosas de mi vida privada quiero rever a la vuelta. Viajar es concentración.

-¿Cómo organizás las valijas en los viajes de trabajo y de familia?

Cuando viajo para ser jurado de algún festival de cine o teatro y/o para filmar tengo que prever una valija grande para llevar los “por las dudas”, ante un posible evento y todo lo necesario en torno a cuidado personal diario, una rutina que respeto tanto como algunos productos alimenticios.

No soy partidaria de quedarme en el hotel, trato de salir a descubrir la ciudad caminar, visitar algún museo y si se empiezo a extrañar a mi familia acorto la estadía disfrutando al máximo los días y comprando algún regalo especialmente pensado para ellos. Es una tradición familiar que conservo.

Cuando viajamos todos hay que prever mucho más: el abrigo, la ropa de mi hijo, los juegos, libros para el viaje, los horarios y las rutinas también se organizan.

-¿Qué viajes tenés pendiente?

Me gustaría poder hacer un viaje en familia a bordo de una casa rodante al estilo “Camper”, en alguna ruta que esté preparada para ese tipo de periplos y el sur de España podría ser una opción.

Por otra parte estamos planeando alguna escapada en Argentina. Tenemos ganas de ir al Norte, a las Cataratas del Iguazú y también a Península Valdés.

-¿Qué destinos recomendás como imperdibles para visitar, al menos, una vez en la vida?

Sin dudas Londres como experiencia multicultural, a nivel mundial; Montevideo y toda su afabilidad como “el destino” cercano para viajar en familia y Caviahue y Copahue como refugio en pleno contacto con la naturaleza y como gran propuesta termal en nuestro país. Son los destinos en los que he disfrutado en familia, con amigos, en pareja y que sin duda forman parte de los recuerdos imborrables en mis historia como viajera.

SUS IMPERDIBLES.

Como corolario de esta entrevista, Malena Solda, compartió una lista de imperdibles en Argentina y Uruguay, para tener en cuenta al momento de pensar en vacaciones.

-Cerro Catedral (Bariloche): ideal para viajar en pareja, muy bien organizado, accesible y con una excelente gama de servicios.

-Villa la Angostura: un paisaje de ensueño para visitar en cualquier momento del año con el agregado del impactante Cerro Bayo.

-El Bolsón: la belleza de la ciudad, el clima, los lagos y un rincón muy especial cerca a la pequeña población del Hoyo, Las Pataguas. Ideal para caminatas y contacto directo con la naturaleza.

-Caviahue y Copahue (Neuquén): el centro de esquí es ideal para visitar en familia y es un lugar que siempre queremos volver y las Termas de Copahue son uno de “mis elegidos”; los tratamientos para cuidar la piel y todo el entorno convierten este enclave en uno de mis lugares en el mundo que disfruto y recomiendo.

-Montevideo: La capital uruguaya me trae los mejores recuerdos de infancia y sigue conservando esa amabilidad para recibir a familia con niños. Comer un postre Massini en la Confitería Carreras, disfrutar los juegos del Parque Rodó, caminar por la rambla monteviadeana y descubrir los barrios de Punta Gorda y Carrasco donde se disfruta de hermosos atardeceres son planes sencillo pero imperdibles en la capital oriental.

MINIBIO. Malena Solda (42) es actriz desde la adolescencia y ha trabajado en cine, televisión y teatro. Las tablas forman parte de su vida y constituyen un desafío permanente de aprendizaje permanente que implicó moverse por el mundo; estudiar, aprender y compartir en familia y con amigos una pasión que los une desde siempre: el viaje como punto de encuentro.

RITMO, UN ESPECTÁCULO PARA NIÑOS. Este domingo 18, a las 15 y a las 18, en la Ciudad Cultural Konex se presenta Ritmo, un espectáculo de música y teatro para niños que desarrolla el ensamble musical La Bomba de Tiempo y que Malena Solda dirige en esta nueva faceta, abocada al público infantil.

Dejá tu comentario