Viajando

AEROMÉXICO

Nuevas alturas en Clase Premier

Con la incorporación de modernas aeronaves Boeing 787-9, la compañía mexicana ofrece un servicio de calidad superior en su Clase Ejecutiva, incluyendo asientos full-flat, menúes gourmet y una atención verdaderamente personalizada.

Aeroméxico opera en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de Ciudad de México (MEX), donde cuenta con un sector especial de check in para sus pasajeros de Clase Premier. Para el caso, la atención resultó muy rápida, sin espera y potenciada luego a través del servicio SkyPriority de la alianza SkyTeam, que permite realizar el control de seguridad y los trámites de inmigración en pocos minutos.

En el segundo nivel de la Terminal se sitúa el Salón Premier de Aeroméxico, un espacio amplio, diseño contemporáneo y dotado de todas las comodidades necesarias para hacer más grato la espera previa al abordaje. Cuenta con dos amplias barras que ofrecen infusiones y una amplia variedad de bebidas con y sin alcohol, sillones, duchas, boxes para trabajar y una sala de reuniones. Alimentos fríos y calientes y el indispensable wi-fi completan la experiencia.

Gracias al SkyPriority Boarding el embarque fue rápido y eficiente.

Aeromexico 01.jpg
La cabina Premier dispone de gran amplitud y comodidad.
La cabina Premier dispone de gran amplitud y comodidad.

LA AERONAVE.

Aeroméxico opera la ruta non-stop entre CDMX y Buenos Aires desde 2007, y a partir de 2018 lo hace con los modernos Dreamliner. Sus B-787-9, están configurados para transportar un total de 274 pasajeros (36 en Clase Premier, 27 en AM Plus y 211 en Economy).

En la cabina Premier la configuración es de 1-2-1, o sea que todos viajeros tienen acceso directo al pasillo. Los asientos son muy cómodos, de 20 pulgadas de ancho, completamente reclinables y con un diseño semi envolvente que otorga privacidad.

La pantalla de entretenimiento personal de 18 pulgadas dispone del sistema IFE de programación con numerosas películas, muchas de estreno, series de televisión, canales de información en vivo y más de 1.500 temas musicales. Un amenity kit diseñado por la firma escandinava Formia con artículos de tocador y para descanso de la prestigiosa casa italiana de lujo Etro, una mullida almohada, una manta de duvet y auriculares de alta fidelidad completan el equipamiento.

Otro servicio diferencial es el del wi-fi en vuelo, con mensaje de texto gratuitos y la posibilidad de ver videos en streaming y navegar en sitios web.

El vuelo AM30 tuvo lugar en el primer Dreamliner que recibió la compañía, en octubre de 2016, bautizado como Quetzalcóatl, el dios azteca del viento y el aprendizaje.

Aeromexico 03.JPG
El Boeing 787-9  Quetzalcóatl de Aeroméxico.
El Boeing 787-9 Quetzalcóatl de Aeroméxico.

EL VUELO.

Como trago de bienvenida se ofrece jugo de naranja y champagne francés Jacquart Brut. Tras el decolaje y luego de alcanzar el nivel de crucero se sirve un suculento almuerzo que comienza con una ensalada de tomates y muzzarella, y quesos Brie y Manchego. Luego, como plato principal las opciones se multiplican: carne de res con risoto y vegetales, saltimboca de pollo con maíz asado y polenta, ravioles de calabaza con salsa de queso crema, y –como opción vegetariana– vegetales asados. Todo acompañado por vinos de bodegas premium de Argentina y Chile. Como postres, tiramisú o helados Hågen-Dazs cierran el menú diseñado por Dennis Purchet, chef ejecutivo del restaurante Bistró de Zúrich.

A la hora del descanso, sobre todo en un vuelo de día, el Dreamliner aporta la ventaja de sus ventanillas polarizadas que desde la cabina de control se pueden oscurecer para evitar que pase la luz. Además, una mejor presurización que aeronaves similares aporta un ambiente con mayor húmedad relativa que disminuye el cansancio.

Mientras tanto, un sector de la cabina Premier, localizado entre las filas 8 y 9, llamado The Bar, abierto a todo lo largo del vuelo, despliega bebidas alcohólicas de alta gama, gaseosas, agua, café Nespresso y snacks.

Una hora antes del aterrizaje se brinda un refrigerio que consta de frutas, sándwiches y yogurt.

Aeromexico 02.jpg
The Bar: bebidas premium a 10.000 metros de altura.
The Bar: bebidas premium a 10.000 metros de altura.

CONCLUSIONES.

Con la llegada a horario a Ezeiza, luego de 8.15 horas de vuelo y 8.738 km. recorridos, el vuelo AM30 llegó a su fín. Más allá de las comodidades propias de la aeronave, la calidez de la tripulación y un catering que supera ampliamente la media de muchas otras clases Business marcó un significativo diferencial.

Para el pasajero de Business Class el Dreamliner 9 de Aeroméxico aporta sobre el modelo anterior (la versión 8) la ventaja de una configuración que permite a todos los pasajeros el acceso directo a los pasillos.

Por otra parte, vale destacar que el vuelo de ida a México tiene un conveniente horario de llegada a Ciudad de México (6.55) que facilita las conexiones domésticas e internacionales desde el hub principal de la compañía.

VUELO AM30: RESUMEN

  • Ruta: Ciudad de México (MEX) a Buenos Aires (EZE).
  • Aeronave: Boeing 787-9 Dreamliner, matrícula XA ADL.
  • Configuración: 36 plazas en Clase Premier, 27 en AM Plus y 211 en Economy.
  • Tiempo de vuelo: 8.15 hs.
  • Distancia recorrida: 8.738 km.

Deja tu comentario