Sudamérica | Perú | Comer y beber

Nuevas tendencias gastronómicas

Lima presenta un sinfín de propuestas culinarias que han convertido al comer en todo un arte. La gastronomía de la capital ha desplazado todas las formas convencionales, incorporó nuevas tendencias y lo que ahora vale es explorar los lugares que ofrezcan algo más. Por Diego López  

Este viaje no implica un planificado desplazamiento físico ni mucho menos un equipaje pesado para conocer nuevos destinos. Se trata de una aventura a través de los puntos y las propuestas de Lima en lo que respecta al buen comer. Si tiene hambre y ganas de experimentar más sabores en nuevos espacios, déjese llevar por este recorrido que presenta Viajando.

DEL MAR AL PLATO.

Las barras de cebiche son quizás la alternativa más innovadora en lo que respecta a mezclar la comida con las características urbanas de Lima. Inicialmente pensadas como puntos al paso en los barrios más populares, las barras ahora son las dueñas de la comida marina rápida. El sabor y la frescura del pescado acompañado de una bebida helada, como un refresco o cerveza, pueden más que la comodidad de los comensales.

Esta modalidad de disfrutar los alimentos marinos surgió en las carretillas, puntos infaltables en el verano que se pueden hallar en las esquinas de ciertos barrios para probar un buen cebiche junto con camote y choclo. Siendo una opción tan icónica de la idiosincrasia peruana, con el paso del tiempo se crearon locales pequeños donde se ofrece lo mismo y más opciones, dependiendo de las habilidades culinarias de cada chef.

Basándonos en las guías oficiales, pero sin desmerecer las otras opciones que visten las esquinas y las convierten en rincones del sabor, existen diez barras cebicheras imperdibles para los viajeros que siguen estas líneas: Agallas, Bam Bam y sus Conchas Negras, Barra Khuda, Pez U’ Mare, Amankaya, Barra Sullorqui, Barra Lima, El Gran Combo, La Picante y las Barras de Ronald.

DE TODO EN CUATRO RUEDAS.

Las gastronetas (food trucks) son otras tendencias culinarias que cada vez más van teniendo protagonismo y atrayendo los paladares de quienes apuestan por comida al paso. Sobre ruedas pueden encontrarse un abanico de posibilidades, como postres, comida marina, cocina oriental y hamburguesas.

La ventaja de estos camiones de comida itinerantes es que se mueven por cualquier lado de Lima y hasta llegan a las provincias. De hecho, también existen los que son permanentes, usando sus redes sociales para comunicar a sus seguidores sus direcciones y si es que se movilizan.

El crecimiento de la gastronomía peruana no tiene límites y estos carros pueden competir fácilmente con los mejores restaurantes de comida gourmet, solo que difunden los platos nacionales más importantes de otra manera. Si el lector decide ir por alguna gastroneta, no tendrá que distanciarse mucho, ya que se ubican en zonas empresariales, ferias y avenidas principales, entre otras locaciones.

Algunas de las más destacadas son Con Tenedor y Tentempié en Ruta, en Callao; Food Rockers, en San Borja; La Calé y El Gringo, en San Isidro; Lima Sabrosa y Abu, en Surquillo; Empanacombi, en San Miguel; Pepe Winger, en La Molina; y las itinerantes A la marcha y Gallardo. Desde café y postres hasta empanadas y comidas árabes se ofertan en estos vehículos del sabor.

SIN CARNE SABE BIEN.

Si bien la comida peruana es condimentada y llena de carbohidratos, la explosión de restaurantes ha sido de tal magnitud que ahora es posible hallar hasta lugares vegetarianos. Así, Lima les da la bienvenida a todos los viajeros del mundo que evitan la carne en su dieta cotidiana, con espacios temáticos y acondicionados específicamente para este tipo de comensales.

La primera parada es Seitán Urban Bistró, enfocado en productos de origen vegetal con platos frescos y ligeros. De propiedad del chef Santiago Santolalla, uno de sus platos más importantes es tomatitos silvestres con emulsión de arúgula, pistachos tostados, croutons y aceite de oliva. Las demás opciones que completan su carta se sirven en presentaciones refinadas y porciones satisfactorias.

Para los seguidores de la comida vegana, El Jardín de Jazmín no solo ofrece platos sin fuentes animales, sino que encierra todo un ambiente místico y de conexión con la comida saludable. Más que un restaurante, este lugar también es un café y exhibe arte en sus interiores. Acá es posible degustar las champipapas, papas nativas a las finas hierbas, champiñones a la plancha y salsa BBQ, porción que puede compartirse entre dos personas.

Insumos integrales y orgánicos y ausencia de productos procesados caracterizan la carta de Sana Vegan Café, local que transmite un compromiso con la salud, los animales y el medio ambiente. Es que ser vegano es un estilo de vida al que muchos se acercan por razones de salud o por moda. Así lo entiende Orlando Coral, chef del restaurante, quien además impulsa Escuela Vegana de Lima, un proyecto de la mano de otros negocios que brindan una opción culinaria sin ningún tipo de carne.

NO SOLO PARA HUÉSPEDES.

Arribar a Lima para hacer una visita gastronómica es como destapar una caja de sorpresas y encontrarse con lo inimaginable. Aquellos lugares que pasan desapercibidos, a los que los amantes del buen sabor jamás ingresarían, al final pueden terminar conquistando los paladares más exigentes. Es el turno de los hoteles cuyos restaurantes no tienen nada que envidiar a los demás y ameritan una visita obligada.

De hecho, la gran oferta hotelera de Lima que va en firme crecimiento está acompañada de los servicios que las propiedades ofrecen, siendo los restaurantes la punta de la lanza de muchas. Y lo mejor es que sus mejores platos no solo están disponibles para los huéspedes, sino para el público en general dispuesto a explorar la gastronomía hotelera.

Con una vista a Miraflores en 360º, el restaurante Piso 21 del Hotel Estelar es acogedor y luce ideal para ir con los amigos o la pareja. Su gran variedad de sabores abarca desde verduras a la parrilla con puré de ajo confitado hasta un exquisito lomo crocante relleno de queso. Además, ofrece carnes, pescados, mariscos, pastas, sopas, ensaladas, postres, bebidas y tragos de la barra.

Ubicado al interior del Hotel El Pardo, el Lobby es una alternativa para los que gustan de la comida gourmet. Su carta mezcla cocina peruana y otros platos clásicos internacionales, mientras que la elegancia de su bar invita a tomarse unos tragos mientras se disfruta de música. Causa o corvina a lo macho, clam chowder, sopa de cebolla o lomo Strogonoff son algunos de los platos bandera del establecimiento.

La cálida decoración llena el ambiente del restaurante Murano, en el Hotel Sol de Oro, de una elegancia propicia para llegar aquí a comer y quedarse a conversar. Entre su variada carta nacional e internacional, se destacan preparaciones como la crema de pimientos y papitas coctel al vapor; el pulpo al chimichurri, elaborado a la plancha; y el clásico solterito arequipeño.

Platos fusión, sabores y aromas de la cocina peruana dan forma a Miso, del Hotel Radisson. El restaurante cuenta con un único y hermoso salón principal, cuya decoración y vista al mar crean el momento perfecto para compartir platos como el tataki de atún, la pizza artesanal de prosciutto y el risotto de camarones arequipeños, entre otros.

Con el sello de Marriott, Bistro 400 del Hotel Courtyard presenta ambientes sofisticados y llenos de confort para cualquier ocasión. Además, invita a disfrutar de beneficios como Happy Hour en pisco sours y chilcanos. En lo que respecta a su carta, el comensal puede deleitarse con ceviches combinados, langostinos y hongos con hierbas a la crema de ají amarillo, bife ancho, paella amazónica o salmón a la parrilla.

Dejamos Miraflores para llegar hasta la zona financiera de la capital. Ahí encontramos El Tambo, propiedad del Hotel Meliá, que invita a quedarse para probar su variada carta y buffet temático con estaciones de entradas frías y calientes, platos de fondo y postres. En la cena, el restaurante ofrece una carta basada en la cocina de autor y gastronomía clásica nacional con toques vanguardistas.

TIPS PARA EL VIAJERO

Informes: limasabe.pe. Lima Sabe es un portal especializado en rutas gastronómicas y directorio de restaurantes para visitar la capital y explorar su comida.

 

Dejá tu comentario