Viajando

Asia | Tailandia | Destinos exóticos

Paraísos del sudeste asiático

El Reino de Tailandia ostenta espectaculares enclaves de playa, muchos de dotados de magníficos resorts de lujo. En el mar de Andamán, hacia el sur del país, además de las afamadas playas de Pukhet, residen algunas de las las más salvajes, vírgenes y paradisíacas, como la bahía de Phang Nga, las islas Phi-Phi y Krabi. Mientras que en el golfo de Tailandia los archipiélagos de Koh Samui Koh Chang despuntan con sus múltiples parajes de ensueño, ideales para los amantes del buceo.

Phang Nga es una provincia tailandesa que alberga una gran variedad de atractivos naturales, entre ellos la codiciada bahía de Phang Nga, las islas de Surin y Similan, y la costa de arena de Khao Lak.

El Parque Nacional Bahía de Phang Nga sobresale como una maravilla geológica, ya que está repleto de islotes, cuevas y sorprendentes formaciones rocosas que sobresalen en el mar. Entre las islas se encuentra Koh Tapu, o la “Isla de James Bond”, ya que allí se rodó la película “El hombre de la pistola de oro”. Por su parte, Koh Yao Noi y Koh Yao Yai están habitadas por tranquilas comunidades, característica que favorece experiencias únicas. Cabe mencionar que la bahía es ideal para expediciones en kayac, y que en la zona se exploran numerosas cuevas e islas.

En tanto, Surin y Similan se destacan por sus idílicas playass vírgenes y paisajes espectaculares bajo el mar, motivo por el cual atraen a buceadores de todo el orbe.

Asimismo, en la parte continental, Khao Lak cuenta con un parque costero repleto de aves y mamíferos exóticos, cascadas y hoteles para todos los presupuestos a lo largo de la costa.

PHI-PHI.

Este grupos de islas es uno de los más conocidos en nuestras latitudes, y se encuentran entre los más atractivos, con una gran variedad de opciones de alojamiento y actividades al aire libre.

Koh Phi Phi es el nombre del pequeño archipiélago, que se encuentra a sólo una hora en barco desde Phuket. Las islas son conocidas popularmente como “las joyas del mar de Andamán”, y hay seis en el Parque Nacional Mu Koh Phi Phi-Nopparathara: Phi Phi Don, Phi Phi Ley, la de Bambú, la de Yung, Bida Nok y Bida Nai. Pero solamente Phi Phi Don está habitada; las demás están protegidas por su condición de Parque Nacional y se las visita en excursiones de un día desde Phuket, Krabi y Phi Phi Don.

Las aguas que las rodean sobresalen por su vida marina exótica, que incluye dóciles tiburones leopardo, por lo que el snorkeling y el buceo se convierten en atracciones principales.

Vale recordar que Phi Phi Ley fue presentada en la afamada película de Hollywood “La Playa”, protagonizada por Leonardo Di Caprio. Tiene una bahía de aguas color aguamarina rodeada de altos acantilados de piedra caliza que albergan una playa de arena blanca, en la actualidad bastante concurrida.

KOH SAMUI.

Con 250 km2, Koh Samui es la tercera isla más grande del país y la más grande de un archipiélago de más de 80 islas que incluye el Parque Nacional Marino Ang Thong, un paraíso para la práctica de kayak. Se trata del destino insular número uno del golfo de Tailandia, y el segundo más popular del país. Atrae a viajeros de todas las latitudes por sus playas de arena suave, con aguas color turquesa y cocoteros, además de sus deliciosos mariscos frescos y una animada vida nocturna.

Esta joya de exuberante selva tropical, palmeras alineadas sobre la arena dorada y rodeada de agua color aguamarina ostenta una gran variedad de playas y actividades. Por ejemplo, Chaweng y Lamai cuentan con fabulosos resorts, restaurantes de renombre internacional y clubes nocturnos de nivel mundial.

Algunas son más tranquilas, ideales para la relajación, mientras que otras atesoran el encanto de épocas pasadas, como Bophut, que cuenta con viejas casas chinas de teca.

En cuanto a las actividades, se ofrecen cursos de cocina, clases de yoga, entrenamiento de Muay Thai, buceo y golf, entre otras posibilidades.

KOH CHANG.

Ubicado en Trat, la provincia más oriental de Tailandia, Koh Chang -también llamada “Isla Elefante”- es la segunda isla más grande del país y destino principal de los turistas que visitan el Parque Nacional Marino de Koh Chang, el cual alberga docenas de islas vírgenes con una amplia oferta de alojamiento que garantizan el relax.

Además de la indiscutible belleza de sus playas, Koh Chang también ostenta una amplia variedad de vida salvaje. De hecho, el 70% de su territorio está cubierto por selva virgen.

En cuanto a las actividades, tanto Koh Chang como las islas del Parque Nacional son fantásticas para el snorkel, buceo, acampe o senderismo en la selva.

Asimismo, Koh Chang sobresale por la producción de rakam (una deliciosa fruta dulce) y por poseer una raza autóctona de perros, además de ser conocida por su histórica batalla naval contra los franceses.

Cabe mencionar que debido al gran desarrollo turístico que el destino experimentó en la última década, la isla cuenta con un aeropuerto a 15 minutos de la terminal del ferry, en Trat, por lo que está más accesible que nunca.

Dejá tu comentario