/ Maximiliano Milani

Egresé como periodista en 1995 del Taller Escuela Agencia de Periodismo (TEA). Cursé algunas materias del primer año de la carrera de Ciencias de la Comunicación, en la Universidad de Buenos Aires. Como también me gusta la gastronomía (aunque más degustar que cocinar), emprendí mis estudios para recibirme de chef profesional en el Instituto Educativo Argentino (IEA), de donde egresé en 2010.<br />Cada uno de mis viajes los encaro sobre la base de un pilar fundamental: hacer casi nada, dedicando un tercio de mi tiempo a la contemplación, el segundo a comer, y el tercero a charlar con la gente. Me encanta salir de cada destino que visito empapado de sus colores, pero también de la impronta que dejan los intercambios con los locales. Nunca se vuelve igual de un viaje. Viajar para crecer: no me muevo de esa premisa.<br /><br /><b>Mi pluma, mi estilo:</b> al escribir sobre mis viajes, intento que mis notas reflejen el modo en que cada lugar atraviesa mis sentidos. Apunto las sensaciones e impresiones que me ha dejado cada destino luego del viaje, adosando además una pequeña cuota de humor e informalidad. 
  • El Manantial del Silencio: cobijo, lujo y relax en Purmamarca

    Situada en medio de los silenciosos y coloridos cerros de Purmamarca, esta propiedad le hace honor a su nombre, a partir de su propuesta basada en lograr que el huésped experimente allí una paz absoluta. Amplios y lujosos espacios, sumado al buen gusto en su arquitectura y decoración, hacen de este lugar un sitio único para absorber toda la mística del Norte argentino.

  • Cataratas del Iguazú: tips imprescindibles para visitar lo mejor

    Conocer por primera vez o redescubrir un sitio de tanta exuberancia natural siempre es gratificante. No obstante, es necesario tener en cuenta algunos consejos antes de emprender una incursión en Iguazú, de modo que la experiencia resulte tan apabullante como cincelada con toques de relajación.

  • Zigzagueante aventura en familia

    Hacerse una escapada a un sitio de tanta exuberancia natural siempre es gratificante. No obstante, el condimento lo ponen los más pequeños de la familia, quienes no siempre acuerdan con la idea de realizar largas caminatas o contemplar la magnificencia de un gran paisaje. Aquí, una hermosa –y agitada– experiencia de viaje en familia.  

  • Días de absoluta relajación, aun con niños

    Del otro lado del río, este establecimiento y su staff entienden a la perfección las necesidades de aquellas familias con niños. Los adultos necesitamos excelente atención y alternativas de descanso; los niños, piscina y actividades. Ambas demandas encuentran respuesta en este pequeño gran rincón oriental. 

  • Esos locos bajitos

    Cuando viajamos hilvanamos relatos de paseos, sitios de interés, aventuras, vivencias. Y siempre se cuela alguna anécdota, divertida o no tanto, que contamos a nuestro entorno. Aquí, Maximiliano Milani, periodista de Viajando, nos compartió la suya, que sin duda es imperdible.

  • Ligazón inigualable entre confort y naturaleza

    Inmerso en un entorno de excepción –la selva Iryapú–, el establecimiento se erige como una experiencia inolvidable, signada por el relax, el confort, el esparcimiento y un íntimo contacto con la naturaleza. Se trata de un destino en sí mismo, con excursiones complementarias a las que propone las cataratas.

  • “Ya están en la esquina templando el tambor” (*)

    (*) Letra de la canción “El tambor”, de Jaime Roos   Cada principio de febrero en Montevideo, los barrios Sur y Palermo abandonan su mansedumbre para ser escenarios de un auténtico paréntesis en el tiempo y el espacio. En sus calles se realiza el desfile de llamadas, en el que las comparsas de candombe hechizan a locales y visitantes con su tronar de tambores y su belleza mundana.

  • Una ciudad que vibra al ritmo de su riqueza cultural

    La bella ciudad checa retendrá durante el presente año el título de “Capital de la Cultura Europea”, denominación que se concede por turnos anuales a ciudades miembros de la Comunidad Europea. De este modo, acogerá más de 600 actividades, que seguramente lo transformarán en uno de los destinos más demandados durante 2015.

  • Experiencias irrepetibles en el paraíso caribeño

    La palabra “vacación”, ¿de qué es sinónimo? A juicio de quien escribe, de playa, playa y más playa. Pero esta vez el cronista decidió abrir su mente a nuevas experiencias: para ello condimentó su estadía en las paradisíacas playas de Cancún y Riviera Maya con “un cacho de cultura” y mucha diversión.