/ Evangelina Paju

  • Bahía: 5 playas soñadas

    Su litoral despliega más de 1.100 km. de playas de enorme belleza en el que se encuentran algunos de los destinos más interesantes de Brasil.

  • Barrios históricos de América Latina que emocionan a sus visitantes

    Son el alma de cada ciudad. El bastión que ha conservado sus encantos y misterios coloniales. Las calles, las casas, la historia; pero también cierta energía única que les otorga su identidad. Estas cuatro ciudades americanas (Cartagena con su ciudad amurallada, La Habana Vieja con sus calles detenidas en el tiempo, el vibrante Pelourinho en Salvador de Bahía y la Ciudad Vieja de Montevideo ) cuentan con deslumbrantes barrios históricos, con mucho por recorrer y conocer.

  • 5 imperdibles de Pernambuco

    Un litoral de 187 km. con playas soñadas y algunos de los paisajes más lindos de la extensa costa brasileña. Ciudades ricas en historia, arquitectura y cultura. Y el deseado paraíso insular de Fernando de Noronha, meca de buzos y amantes de la naturaleza. Estas son algunas de las bellezas del estado que se completa con un intenso patrimonio inmaterial que le da al destino una identidad sin par. 

  • Salvador y Praia do Forte: la pareja perfecta

    La riquísima e intensa propuesta turística de Salvador, con su historia y su cultura, encuentra un complemento perfecto en las tranquilas arenas de Praia do Forte. Aquí algunos tips e imperdibles para quienes elijan estos bellos destinos del litoral bahiano. 

  • Mi Areco

    Ciudad con aires de pueblo, San Antonio de Areco es un refugio plácido, ubicado a 113 km. de Buenos Aires, para disfrutar de una historia viva y de pequeñas delicias cotidianas. Aquí presentamos las experiencias de la periodista que se escapó un fin de semana de la gran urbe para tomar contacto con otros paisajes bonaerenses.

  • 10 razones para volver a las Cataratas

    ¿Con ganas de regresar a las cataratas del Iguazú? El destino siempre tiene mucho más que ofrecer. Aquí les presentamos 10 actividades para disfrutar sin apuro y más a fondo, recomendadas para sumar a las tradicionales visitas a los parques nacionales. 

  • Cuba: bailar al son de la historia

    Recorrer las calles de La Habana es sorprenderse con su arquitectura, cultura, historia, pero también belleza natural, música y sabor, sumados al encanto singular de su gente, que siempre arranca una sonrisa al visitante. Si a esto se suman las playas paradisíacas de Varadero, la propuesta de los clásicos de Cuba se torna irresistible. 

  • Aguas grandes, viajeros pequeños

    Impresionantes saltos de agua únicos por su belleza y magnificencia. Caminatas por la selva. Paseos en tren, barco y helicóptero. Contacto cercano con monos, coatíes y papagayos. Son apenas algunos de los ingredientes de la aventura que ofrece este destino, ideal para sorprender a los más chicos. 

  • El paraíso es aquí

    Para llegar a Jericoacoara es necesario hacerlo en vehículos 4x4, lo que implica una verdadera aventura, asegurando a la vez una estadía relajada, lejos de las grandes ciudades. Sin embargo, la belleza de sus playas, la naturaleza virgen y la alegría de sus pobladores convirtieron al destino en un sitio de moda, una verdadera Babel cool donde lo agreste convive con lo refinado sin mayores miramientos.