Comer y beber | gastronomía | G20 | Buenos Aires

¿Qué restaurantes eligieron para comer los presidentes del G20?

Además de mantener reuniones con sus pares para tratar temas candentes del mundo, los presidentes que estuvieron días atrás en Buenos Aires para la Cumbre del G20 también disfrutaron de algunos momentos de distensión y de la buena comida que ofrece la ciudad.

¿Cuáles fueron los restaurantes elegidos por los presidentes?

-Angela Merkel, la canciller alemana, eligió el restaurante Don Julio, la clásica parrilla ubicada en Palermo, con excelente reputación entre los turistas, donde probar un auténtico asado argentino. Las carnes que se sirven allí son de pasturas, destacándose el ojo de bife y la entraña, las achuras y las empandas criollas, sin dejar de mencionar los vinos.

Merkel en Don Julio Parrilla.jpg

-Theresa May, la primer ministra británica, optó por otro espacio tradicional, Happening, para degustar los platos locales. Bife de chorizo y otros cortes de carne formaron parte del menú, al igual que una ensalada de rúcula, palta, palmitos y tomates secos al malbec. También disfrutó de panqueques de dulce de leche y de vino malbec.

-Justin Trudeau, primer ministro canadiense, salió de los sitios tradicionales para desembarcar en un restaurante a puertas cerradas llamado Anafe, de cocina moderna y vanguardista. Allí saboreó de paté de la casa, carpaccio de zuchini, tartar de bife con aires asiáticos, hongos shitake caramelizados con castañas de cajú, pavlova con limón y frutillas, y mousse de chocolate y tahini.

-Emmanuel Macron, presidente de Francia, estuvo en la parrilla Cabaña Las Lilas, comiendo ojo de bife y tomando vinos malbec. Para el postre eligió una tarta de manzanas.

491302.jpg

-Máxima Zorreguieta, la reina de Holanda, pasó por Freddo de Junín y Guido para saborear un helado, a la salida de la gala del Teatro Colón.

Máxima en heladeria de Recoleta.jpg
<b>Tras finalizar la gala organizada por el Gobierno para los jefes de estado de todo el mundo, la argentina Máxima Zorreguieta pasó por Recoleta y ella misma compró un helado.</b>
Tras finalizar la gala organizada por el Gobierno para los jefes de estado de todo el mundo, la argentina Máxima Zorreguieta pasó por Recoleta y ella misma compró un helado.

Dejá tu comentario