Viajando

BRASIL

Rio de Janeiro: el encanto tropical del estado carioca

Muy cerca de Argentina, con una excelente conectividad aérea que lleva al viajero en pocas horas hasta Río de Janeiro, el litoral de ese estado ofrece una atractiva variedad de playas con propuestas para todos los gustos.

Además de su capital, la Ciudad Maravillosa, el estado brasileño de Río de Janeiro ofrece un extenso litoral con un paisaje variado y encantador. Playas para todos los gustos, desde las más agrestes hasta las más refinadas, junto a las que combinan atractivos históricos o los enclaves ideales para el buceo, son algunas de las propuestas.

Buzios

Uno de los destinos favoritos de los argentinos a la hora de pasar las vacaciones, Buzios queda a sólo 176 km. de Río de Janeiro.

Brasil Buzios
El tradicional paisaje de Buzios encanta a los viajeros argentinos.
El tradicional paisaje de Buzios encanta a los viajeros argentinos.

Se trata de una península con un atractivo centro que dispone de restaurantes, bares y tiendas llenos de encanto. Pero sobre todo con diversas playas para recorrer en buggy o en barco. Algunas de las más célebres son João Fernandes, con excelente infraestructura; y su pequeña vecina João Fernandinho.

Ferradura es una bahía cerrada de aguas cálidas y tranquilas, muy buscada por los brasileños que veranean en el destino, incluso por las celebridades locales. De mar abierto y más amplias son Geribá y Manguinhos. También merecen una visita Azeda y Azedinha, a las que se accede a pie por un sendero o con un taxi acuático, para disfrutar de esta área de protección ambiental con aguas cristalinas.

Después del atardecer en la Orla Bardot, Buzios despliega todo su encanto en la famosa Rua das Pedras y en las múltiples opciones de vida nocturna que se ofrecen a los viajeros.

Arraial do Cabo

A 170 km. de Rio de Janeiro se encuentra Arraial do Cabo, una pequeña ciudad con aire de aldea de pescadores rodeada por hermosas playas de aguas transparentes y arenas blanquísimas. Rodeada por verdes morros, su paisaje también cuenta con dunas, lagunas y bellísimos acantilados, que la convierten en un destino ideal para aquellos que buscan disfrutar de la naturaleza.

Algunas de sus playas están en las listas de las más bellas de Brasil, como las Prainhas do Pontal, donde se puede llegar en barco o con una caminata de unos 45 minutos. Se trata una playa que queda dividida en dos por unas rocas con el movimiento de las mareas, y que es reconocida por sus aguas turquesas, su arena blanca y fina y su entorno natural de gran belleza.

Brasil Arraial do Cabo
Las aguas turquesas caracterizan a las playas de Arraial do Cabo.
Las aguas turquesas caracterizan a las playas de Arraial do Cabo.

Praia Grande es la más extensa, con 40 km. de mar algo agitado y un atardecer inolvidable. Quienes prefieren las aguas más cálidas pueden visitar la Praia do Forno, una ensenada preservada a la que se llega también a pie desde la Praia dos Anjos. Un buen paseo para conocer toda la costa es realizar un paseo en barco desde el puerto, donde también se puede pasear después de la puesta del sol.

El destino es conocido también como uno de los principales enclaves para practicar buceo en Brasil gracias a su rica vida marina y a la gran cantidad de naufragios que yacen en el fondo del mar.

Angra dos Reis

Lo mejor de las playas de Brasil con toda la infraestructura y servicios, desde resorts hasta posadas boutique o sencillos alojamientos de precios accesibles, se combina en Angra dos Reis, a unos 160 km. de Río. Ceca de la ciudad, los morros cubiertos de una densa vegetación esconden un sinfín de playas de aguas cristalinas y arena blanca. Se trata de un destino perfecto para explorar, ya que se estima que cuenta con más de 365 islas y 2.000 playas, y muchos de los viajeros eligen hacerlo a bordo de embarcaciones turísticas que los llevan a distintos puntos de la bahía. Tal cantidad y diversidad de sitios, tiene como común denominador la belleza natural y la abundante vegetación.

Angra dos Reis
Hermosos paisajes y una completa infraestructura atraen a los turistas en Angra dos Reis.
Hermosos paisajes y una completa infraestructura atraen a los turistas en Angra dos Reis.

Entre las más visitadas se encuentra Praia Grande, con aguas cálidas de un verde transparente. Las islas Caguatás y del Peregrino cuentan con bellísimas extensiones de arenas claras y mar tranquilo. En la isla de Gipóia, una postal imperdible es la Praia do Dentista, donde suelen atracar numerosos veleros; y la concurrida Praia da Flecha.

Ilha Grande

Un capítulo aparte merece Ilha Grande, ubicada frente a las costas de Angra, a unas tres horas de río. Esta isla, con 193 km², enamora con su paisaje de montañas verdes que terminan en bellas playas casi vírgenes de aguas cristalinas. Sus calles son de arena y no está permitida la circulación de vehículos, por lo cual es ideal para el relax y un contacto cercano con la naturaleza.

Muchos de los alojamientos de Ilha Grande se encuentran en la Vila do Abraão, de unos 2.500 habitantes y que concentra la mayor parte de los servicios. Desde allí parten también muchos de los paseos que llevan a conocer la isla en barco: algunos de ellos dan la vuelta completa parando en los puntos más pintorescos, mientras que otros dan media vuelta y se detienen más tiempo en cada parada.

Un imperdible para quien visite Ilha Grande es la playa Lopes Mendes, a la que se puede llegar caminando o con taxis acuáticos. Se encuentra al sudeste de la isla y por su paisaje exótico fue varias veces elegida entre las más hermosas de Brasil. Otra opción interesante es hacer esnórquel en la llamada Lagoa Azul entre multitud de peces de colores. También son muy visitadas las playas de Japariz, Dois Rios, Aventureiro, la ensenada Das Palmas, Caxadaço y la pintoresca cascada Da Feiticeira. Los paisajes de la isla se recorren también caminando por estrechos senderos entre la vegetación que llevan a las diferentes playas en caminos de diversos niveles de dificultad.

Paraty

A 232 km. de Río, Paraty es el destino perfecto para quien desee combinar el sol y la playa con la riqueza histórica y la arquitectura colonial. El importante puerto de la localidad, donde terminaba la llamada Estrada Real y por el que salían las riquezas extraídas en Minas Gerais durante el Ciclo del Oro en Brasil, dejó como herencia un pintoresco conjunto arquitectónico colonial por el que no circulan vehículos. Allí destacan construcciones como las iglesias de Santa Rita, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora de los Remedios, el fuerte Defensor Perpetuo y la Santa Casa de Misericórdia, además de bellos caserones de la época..

Brasil Paraty
Paraty combina bellas playas con una enorme riqueza colonial.
Paraty combina bellas playas con una enorme riqueza colonial.

Enclavada en una bahía, Paraty está rodeada por 50 playas y 65 islas, varias de las cuales se puede visitarse en excursiones que salen todas las mañanas desde el embarcadero de la localidad y que también invitan a hacer esnórquel. Algunas de las más turísticas se encuentran cerca de Trindade, con posadas, bares y restaurantes, entre las que destacan Cepilho, dos Ranchos, do Meio –con aguas muy calmas– y do Caixadaço, ideal para quienes buscan playas tranquilas con poca infraestructura, y cerca de la cual también se forma una bella piscina natural. También en el brazo de mar conocido como Saco do Mamanguá hay hermosas playas de arenas finas, miradores que ofrecen espectaculares vistas y un rico ecosistema de manglares. Paraty es también uno de los principales destinos para el buceo de la región.

Dejá tu comentario