Viajando

EXPERIENCIAS

Safaris de lujo en África

Se trata de vivencias extraordinarias que se convierten en recuerdos inolvidables y dejan una profunda huella en quienes se entregan a conocer la formidable naturaleza africana. Además, permiten disfrutar de servicios de lujo en un entorno que enamora por su belleza salvaje.

Cada safari es único. Un contacto estrecho con una naturaleza abrumadora y fantástica. Un encuentro con animales que miraremos de cerca, sobre los que aprenderemos mucho a partir de sus comportamientos.

¿Qué convierte a un safari en una experiencia de lujo? La respuesta dependerá de cada caso. Puede que sea la exclusividad, por ser reservado para unos pocos. O un alojamiento extraordinario en un entorno magnífico. La posibilidad de transitar las reservas con guías expertos a cualquier hora, fuera de los senderos marcados, incluso a pie. O apreciar sitios únicos y mundialmente reconocidos. En cada caso, el lujo del safari estará dado por una característica singular que los convertirá en inolvidables. Aquí algunas propuestas:

GORILAS EN RUANDA

Desde el legendario film “Gorilas en la niebla” los safaris para aproximarse a las poblaciones de gorilas de Ruanda, en el corazón de África, se han convertido en un viaje codiciado por los cazadores de experiencias únicas. La película fue rodada en el Parque Nacional de los Volcanes, en Kinigi, donde en la actualidad son preservados los últimos gorilas de montaña en estado salvaje.

Safaris 3
Cada grupo de visitantes es asignado a una familia de gorilas, que deberá encontrar junto a su guía.
Cada grupo de visitantes es asignado a una familia de gorilas, que deberá encontrar junto a su guía.

Los viajes suelen ser una extensión de 3 o 4 días de los circuitos por otros países de África y comienzan en Kigali, donde se visita la ciudad. Al día siguiente se dirigen al parque donde hay 12 grupos de gorilas acostumbrados a la presencia humana. Allí los visitantes son separados en grupos, cada uno acompañado por un guía, a los que se les asigna una familia de simios. La travesía puede requerir bastante esfuerzo físico: se estima que puede durar entre una y ocho horas por caminos escarpados, con barro y altitudes de 2.500 y 4.000 m. La recompensa es grande: apreciar de cerca a un grupo de los mayores primates vivientes –que pueden llegar a medir 1,8 m. y pesar más de 200 kg.– integrado por al menos un macho alfa de lomo plateado, varias hembras y ejemplares jóvenes y crías. Se los puede ver jugar con los más pequeños, alimentarse, acicalarse, interactuar o comunicarse entre sí. Una vez encontrada la familia de gorilas, el tiempo de interacción se limita a una hora por grupo de turistas.

Safari 4
Los safaris por el Parque Nacional de los Volcanes, en Ruanda, permiten llegar muy cerca de los gorilas.
Los safaris por el Parque Nacional de los Volcanes, en Ruanda, permiten llegar muy cerca de los gorilas.

En los últimos años Ruanda está emergiendo como un destino de moda para los viajeros de lujo, de la mano de la apertura de alojamientos de alta gama alrededor del parque, ideales para descansar luego de esta aventura soñada.

SUDÁFRICA DE LUJO EN SABI SAND

Sudáfrica ofrece diversas áreas donde realizar safaris, cada una con sus particularidades.Una de las más reconocidas como escenario ideal para tener experiencias de alta gama es la Reserva de Animales Sabi Sand, la cual limita con el Parque Nacional Kruger. Tiene una extensión de 65 mil ha. y 50 km. de frontera abierta, sin ningún tipo de cerca o barrera, de manera que forma parte de su mismo enorme ecosistema, donde los animales se mueven con total libertad.

Entre sus ventajas se cuenta la mayor exclusividad y el hospedaje de lujo. A diferencia de lo que ocurre en el Kruger, aquí es posible hacer recorridos nocturnos, safaris a pie y travesías off-road que garantizan encuentros más cercanos con los “cinco grandes” que abundan en la región, en particular con el leopardo, el más esquivo. La reserva está atravesada por los ríos Sabi y Sand, que suman biodiversidad al territorio.

Safari 1
Sabi Sand es una de las mejores reservas para observar a los leopardos, los menos frecuentes entre los "cinco grandes".
Sabi Sand es una de las mejores reservas para observar a los leopardos, los menos frecuentes entre los "cinco grandes".

Las opciones de alojamiento se encuentran entre las más lujosas y sorprendentes, muchas de ellas con décadas de trayectoria y numerosos premios por su servicio e instalaciones. Desde muebles y decoración pensados con objetos originales que pertenecen a la época de esplendor de la región, hasta suntuosos baños integrados al aire libre, que permiten ducharse bajo el cielo estrellado de África. Desde una cuidada cocina hasta la experiencia de cenar en un “boma” en medio de la vegetación, alrededor del fuego. Otros ofrecen completos servicios de spa, fabulosas piscinas o tinas con vistas abiertas, además de habitaciones con panorámicas privilegiadas de aguadas a las que los animales se acercan a beber día y noche.

ETOSHA EN NAMIBIA

Namibia es probablemente una de las mayores sorpresas que depara África. Se trata de un país en parte desértico, donde se encuentran las dunas más altas del planeta (de unos 300 m.); y en parte cubierto por una sabana en la que puede encontrarse desde una fauna singular hasta tribus como los himbas, muy poco influenciados por el contacto con extranjeros, que aún conservan su modo de vida tradicional casi intacto.

Safari 2
Por sus particularidades geográficas, Etosha permite ver grandes grupos de animales de diferentes especies en un mismo lugar.
Por sus particularidades geográficas, Etosha permite ver grandes grupos de animales de diferentes especies en un mismo lugar.

El Parque Nacional Etosha es uno de los más grandes de África (22.270 km²), con un paisaje único y habitado por varias especies que no se encuentran en otros lugares del continente, como el rinoceronte negro, el guepardo o el impala de frente negra. Muchos lo consideran definitivamente el mejor lugar del mundo para ver fauna salvaje, ya que alrededor de una sola de las aguadas que se extienden entre la estepa y el singular desierto salino, se puede ver reunidos a numerosos ejemplares de diferentes especies. Así, los “games” (salidas para avistar animales) suelen asegurar el encuentro con más animales que en otros sitios, y es probable que los viajeros no necesiten siquiera moverse de su alojamiento para observar elefantes, leones, rinocerontes, cebras y antílopes saciando su sed en las pozas. Muchos de estos focos de agua se pueden observar también durante las noches.

El territorio fue alguna vez parte del lago Kunene, alimentado por el río homónimo, pero se secó dejando un lecho rico en fósiles. En la actualidad el parque alberga a 114 especies de mamíferos, más de 400 de aves, reptiles y hasta peces.

La zona cuenta con diversas opciones de alojamiento, algunas de ellas de gran lujo, entre las que destacan chalets con piscinas privadas y decks desde los que se puede observar a los animales; hospedajes construidos en fortalezas que dejó la colonización alemana; o en puestos militares del 1900. A estos se suman experiencias de camping que permiten un contacto realmente cercano con la naturaleza.

Dejá tu comentario