Asia | Japón | Tokio

TOKIO

S i una de las máximas de viajar consiste en estar entretenido, la antigua Edo parece imbatible. Desde la comida y los pequeños desfasajes culturales hasta el consumismo y el frenesí nocturno, no hay manera de permanecer indiferente en una ciudad que propone el aceleramiento de los sentidos. Todo acompañado por una infraestructura impecable y la amabil idad de los locales.