Sudamérica | Argentina | Destinos de temporada

Travesías 5 estrellas en altamar

El lujo a bordo de cruceros marca tendencia en el turismo internacional y cada vez son más los viajeros que eligen un recorrido con una atención personalizada y las amenidades más exclusivas al alcance de la mano: gastronomía a cargo de chefs con estrellas Michelin, musicales al estilo Broadway, spas con tratamientos holísticos e imponentes casinos. 

La cultura de los viajes se transforma de manera vertiginosa y la innovación y la creatividad son una constante. En tal sentido, los cruceros gozan desde hace tiempo de creciente demanda: cada vez más viajeros eligen vacacionar a bordo de estas naves y así visitar una mayor cantidad de destinos. Para quienes buscan además una experiencia de lujo, las navieras también tienen propuesta para sorprenderlos y hacerlos sentir como reyes en altamar.

Muchos son los detalles que distinguen a un crucero de alta gama. Por ejemplo la tripulación se dirige a los huéspedes por su nombre o apellido y, a su vez, sabe cuáles son sus preferencias gastronómicas y recreativas. Usualmente, y antes de iniciar el viaje, la compañía consulta al viajero sobre sus bebidas y comidas que no pueden faltar en su viaje, para así aprovisionar correctamente el mini bar de su suite y para que su asistente personal se anticipe a las necesidades. Cada viajero esconde intereses particulares, gustos y formas de divertirse que las compañías quieres satisfacer durante el crucero; no importa si se trata de familias, jóvenes o adultos mayores.

Otra particularidad de los cruceros de lujo reside en el tamaño de su flota. Algunas optan por barcos pequeños, más íntimos y acogedores, donde la sofisticación se percibe principalmente en la decoración, el mobiliario, la vajilla y la cristalería –en algunos casos con detalles en oro–. Aunque resignan espacialidad y la diversidad de opciones en los espacios comunes.

Sin embargo, otras navieras entienden que el lujo implica más tripulantes y m2 por pasajero. En estos casos, una de las grandes apuestas es la gastronomía, por eso los fuegos del barco están a cargo de chefs que ostentan estrellas Michelin. Mientras que las alternativas de entretenimientos pueden ser musicales que nada tienen que envidiarles a las grandes producciones de Broadway. ¿Qué más? Sofisticados centros de bellezas y casinos al mejor estilo de Las Vegas.

Con modalidades de restaurante abierto –sin horarios ni reservas– y establecimientos alternativos de diversas especialidades sin cargo adicional, la cocina a bordo juega un papel predominante en los cruceros de alta gama; sin importar el tamaño de la nave.

Además, un común denominador de las navieras que ofrecen este tipo de experiencias es que todas las bebidas –marcas Premium o vinos de reserva– y las propinas están incluidas en la tarifa final.

Asimismo, los itinerarios también marcan la diferencia en los viajes de alta gama. La gran apuesta son los destinos exóticos y de lujo. Además, los circuitos suelen incluir recaladas en puertos más exclusivos y las estadías en tierra son más prolongadas.

Un tip a tener en cuenta al momento de armar la valija es que el ambiente es casual durante el día y elegante por la noche, aunque sin llegar a nivel de gala. Las navieras entienden que sus pasajeros suelen asistir a muchos eventos formales o de etiqueta en su vida diaria; por eso buscan ayudarlos a salir de esa rutina durante las vacaciones.

¿Ya te estas tentando con esta experiencia de lujo? Atento porque lo que te contamos hasta ahora es sólo una presentación general. A continuación te detallamos cuáles son los cruceros de alta gama que podes contratar desde Argentina y qué servicios ofrecen.

SILVERSEA CRUISES. 

Una de las compañías que se destaca por la atención a sus pasajeros es Silversea Cruises. En primer término, consideran que para el público de lujo es importante la atención personalizada y la gastronomía. De modo que la modalidad de la compañía es brindar un servicio all-inclusive, con comidas, bebidas, propinas y servicio de mayordomo incluidos a partir de la categoría Vista hasta la Owner’s.

A su vez sus travesías se destacan por contar con los servicios de wi-fi gratis una hora al día, y porque el 85% de las amplias suites –nunca menos de 22 m²– cuentan con balcón privado.

Vale mencionar que las naves de Silversea son íntimas y recorren todos los mares cubriendo más de 800 destinos. El tamaño de los barcos les permite acceder a los puertos más pequeños. Esto es un diferencial cuando, por ejemplo, amarran en el Támesis junto a la torre de Londres o llegan al corazón de Venecia.

Entre las novedades se destaca la incorporación del nuevo barco Silver Muse, que hará su viaje inaugural en abril de 2017 recorriendo Europa y que pasará por Buenos Aires en noviembre del año próximo.

Asimismo, estará a disposición la Vuelta al Mundo con el Silver Whisper, que partirá el 6 de enero desde San Francisco.

Cabe destacar que los barcos de Silversea navegan por el Mediterráneo, el Báltico, el mar del Norte, los Fiordos Noruegos, Alaska, Costa Colonial, al Este de Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, Oriente y Lejano Oriente.

SEABOURN CRUISE. 

"Navegar en lujosos yates en ambientes íntimos, sin ataduras ni compromisos” es la premisa de Seabourn Cruise Line, que ostenta una experiencia gastronómica 5 estrellas, elaborada por la "Chaine des Rotisseurs".

En sus barcos pequeños, cuya capacidad varía entre 450 y 600 personas y sus amplias suites con vistas al mar, se respira una atmósfera amable; al tiempo que los itinerarios proponen visitas a icónicos y exclusivos puertos.

Orientado a pasajeros que buscan compartir “vivencias más allá de lo esperado”, Seabourn no responde a un solo público del segmento lujo. Su estilo “descontracturado” permite saciar las demandas del mercado de alta gama de menor edad.

Asimismo, dispone de un programa de bienestar para que sus huéspedes puedan disfrutar de un spa holístico, una experiencia que apuesta al bienestar físico, emocional y espiritual. La iniciativa cuenta con el apoyo del Dr. Andrew Weil, un físico especializado en medicina holística y se complementa con clases de yoga y meditación. El viaje inaugural con dicho spa se llevará a cabo en el Seabourn Encore en enero de 2017, y se extenderá durante todo el año en los demás cruceros de la compañía, incluyendo el nuevo Seabourn Ovation, que comenzará a navegar en 2018.

En tanto, los entrenadores personales diseñan planes de nutrición a medida para los pasajeros y se incluye la visita a los mercados gastronómicos más icónicos, junto al chef del barco.

Por su parte, el “Seabourn to a Tea” es una de las novedades de la compañía. Con servicio de guante blanco y música de piano en vivo, se trata de una experiencia culinaria que ofrece una amplia gama de tés y tisanas de calidad y un buffet con manjares dulces y salados.

El Caribe, el Mediterráneo, Europa, África, India, Alaska, Antártida, Patagonia, Lejano Oriente y Sudeste Asiático son algunos de los destinos en dónde Seabourn atracará en 2017.

CRYSTAL CRUISES. 

En los cruceros a bordo de Crystal Cruises, el “todo incluido” significa “todo exclusivo”. En efecto la frase no es exagerada pues el lujo está presente en todas las naves de su flota.

Uno de los segmentos donde se percibe es en la gastronomía, a cargo de los famosos chefs Nobu Matsuhisa, al frente del restaurante japonés Silk Road; y de Piero Selvaggio, en el restaurante Prego. A esto se le suma el Vintage Room, una de las mejores bodegas del mundo en altamar.

Premiada por Conde Nast Traveller como la mejor “Naviera de Cruceros de Lujo” durante más de 17 años, Crystal Cruises ofrece circuitos por destinos alternativos, como el Crucero Vuelta al Mundo y expediciones por Sudamérica y la Antártida. Sin dejar de lado regiones más tradicionales como el Caribe, Mediterráneo y Norte de Europa.

CUNARD.

La compañía Cunard se destaca por ser la inventora del concepto de “dar la vuelta al mundo”. En 1922 el elegante crucero Laconia completó su primera circunnavegación alrededor del orbe, en un viaje exclusivo de placer que visitó 22 puertos en 130 días.

Lo destacables es que aún hoy continúa con esta tradición. El Queen Elizabeth realizará la vuelta en 2018, mientras que el Queen Mary II hará lo propio en un crucero de este a oeste y el Queen Victoria hará una gran vuelta a Sudamérica.

Con barcos que evocan a su legendaria historia, la flota de Cunard impresiona por las dimensiones de los ambientes y los espacios comunes. A su vez, conquista a los pasajeros con su famoso servicio “White Star Service”. Desde el asistente de cabina hasta el camarero de restaurante, cada miembro de la tripulación está un paso adelante en el servicio.

Otra piedra angular de la experiencia Cunard es la máxima sofisticación en los espacios privados. Las suites y penthouses están suntuosamente decoradas, y cuentan con servicios que van desde vinos espumantes hasta mayordomo y asistencia personalizada.

En sintonía, el asesor culinario de la compañía, el Chef Jean-Marie Zimmermann, ganador de una estrella Michelin, garantiza que cada plato cumpla los más altos estándares de calidad.

Con distinguidos toques británicos, el Queen Elizabeth busca que sus pasajeros se sientan parte de la realeza británica. La magia sucede en el “Té de la Tarde” en la Queens Room, con camareros de guante blanco sirviendo un té Earl Grey y sandwiches, con la música de Strauss interpretada en vivo. También permite disfrutar de una pinta de cerveza inglesa, una partida de dardos en el Golden Lion Pub, aprender a jugar al tejo en la cubierta del barco o asistir a los bailes de etiqueta Royal Nights, en el sofisticado Ascot Ball.

WINDSTAR CRUISES. 

Creados con la misión de ofrecer una alternativa atípica como resort de vacaciones en altamar, los veleros de Windstar Cruises, con capacidad para 300 personas, brindan experiencias culinarias, culturales y de, recreación.

Alejados de las multitudes y sin esperas para realizar actividades o durante el desembarco, las propuestas de estos pequeños barcos se asemejan a un yate privado de lujo. Los camarotes (todos exteriores) están actualizados en un estilo clásico-contemporáneo.

Otra virtud de estos yates es que navegan por Montecarlo, los canales de Venecia, los acantilados de corales en Tahití, los pintorescos puertos en Capri y los fiordos de Islandia.

Entendiendo que el lujo es una experiencia que se basa en las preferencias personales, Windstar brinda a sus pasajeros la libertad de elegir y definir sus propios entretenimientos y placeres.

Para aquellos pasajeros que se consideran verdaderos sibaritas, hay demostraciones de cocina a bordo, una excursión con un chef a hacer compras para la cena en los mercados locales e intercambios de ideas e información a lo largo del camino.

Cabe destacar que los barcos disponen de una plataforma marina en popa para practicar deportes acuáticos, tales como esnórquel, buceo, esquí y windsurf.

PRINCESS CRUISES. 

Barcos majestuosos y modernos, comida exquisita y refinada, tripulación esmerada, ambientes íntimos y la libertad a bordo para elegir los restaurantes y los espectáculos, hacen que la estancia en un barco de Princess Cruises sea inolvidable.

Todos los navíos de la flota cuentan con el “sello” gastronómico de la prestigiosa "Chaine de Rotisseurs", shows musicales al estilo de Broadway que se realizan en teatros dotados de la más alta tecnología, casinos con equipamiento similar al de Las Vegas, íntimos salones para relajarse y discotecas suspendidas en el mar.

Por su parte, el Majestic Princess, que se incorporará a la flota de la naviera en abril de 2017, será el buque más lujoso de Princess Cruises, siendo su oferta culinaria uno de los aspectos más importantes del buque. Chefs procedentes de Francia, Italia, Estados Unidos, Australia, China y Japón, entre otros lugares, trabajarán para ofrecer una experiencia gastronómica memorable inspirada en los más de 360 puertos en los que el buque hará escala en el año.

En torno al entretenimiento, los dos primeros espectáculos en este crucero serán "Fiera" y "Fantastic Journey". También estará la propuesta al aire libre “Movies under de star” y las aguas danzantes.

Después de su primer viaje, el Majestic Princess realizará una gira por Europa, con salidas desde Roma, Barcelona o Atenas además de un crucero por Shanghái y Singapur.

CELEBRITY CRUISES. 

Celebrity Cruises es la compañía que ostenta una atención de alto nivel a sus huéspedes; esto lo logra contando con un tripulante por cada dos pasajeros. En sus instalaciones combina un estilo de lujo contemporáneo y el nivel de la gastronomía es excelente.

Los espacios comunes disponibles son el Lawn Club y Canyon Ranch Spa Club; a los que se suman los espectáculos teatrales y música en vivo. Además, la tarifa incluye las comidas en los restaurantes de cortesía, las bebidas (agua, jugo, té y café de máquina) y el acceso a todos los espectáculos.

AZAMARA CRUISES. 

Por su parte, Azamara Cruises tiene una filosofía particular en cuanto a las estadías en los destinos. La propuesta es que el viajero disfrute de cada paraje, ofreciendo estadías más largas, más noches en los puertos y tours nocturnos.

Para la instancia de la navegación las amenidades incluidas son las propinas, las bebidas como el tequila José Cuervo o vodka Finlandia, blanquería de fino algodón egipcio, amenities de la marca About Rose, room service gratuito las 24 horas, detalle de flores naturales en el camarote y bolso, paraguas y binoculares de cortesía.

En la categoría Suite está incluido el servicio de mayordomo, embarque prioritario, empaque y desempaque de equipaje, servicio de té en el camarote, acceso a restaurantes de especialidades y selección de botellas de bebidas espirituosas de marcas premium.

Por otra parte, la naviera remozó su flota en 2016. En los barcos Azamara Journey y Azamara Quest se mejoraron cabinas, suítes, restaurantes y áreas comunes.

REGENT SEVEN SEAS CRUISES. 

La compañía Regent Seven Seas Cruises ofrece una de las experiencias más personalizadas en cruceros de lujo. Sus barcos sólo albergan suites con balcones y cuentan con una excelente relación personal/pasajeros.

En tanto, los itinerarios recorren más de 300 puertos, que incluye los más selectos, a los que no tienen acceso las embarcaciones más grandes.

Para comenzar el crucero de la mejor manera, la tarifa incluye una estadía la noche previa al ambarque en un hotel de lujo con desayuno y traslado al puerto sin cargo (servicio incluido en las categorías Suites, Concierge Level y superiores). Mientras que las tarifas “all-inclusive”, incluyen todas las comidas y bebidas, con cervezas, vinos, licores premium, tés y cafés especiales. Además, todas las tasas y propinas prepagas son sin cargo.

En cuanto a las novedades de la naviera, se destaca el barco Seven Seas Explorer, con capacidad para 750 pasajeros. Todas las habitaciones son suites con balcón y vista al mar desde la cama. La diferencia de esta nave está en el tamaño y la cantidad de ambientes. A su vez, se destaca el camarote Regent Suite, con spa privado para sus huéspedes y doble balcón con salida a un exclusivo jardín.

Dejá tu comentario