Sudamérica | Ecuador | Turismo Cultural | Turismo Religioso

Un museo de altura

La capital ecuatoriana, localizada a 2.850 msnm y rodeada por ocho volcanes, ostenta el título de primer Centro Histórico declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1978. Allí se erigen joyas arquitectónicas que atestiguan siglos de historia, tesoros naturales, una gastronomía exportable, más una vocación de servicio que caracteriza al citadino.

Un encuentro con la Mitad del Mundo es de entrada, la promesa de valor que cautiva a los turistas que eligen a Quito como su próximo destino. Lo cierto es que, una vez en la ciudad, se activa el factor “wow” por cada atractivo turístico que se visite. La estadía prudente y recomendable es de tres a siete días, incluyendo lugares y planes tanto en el casco urbano como en sus alrededores.

A nivel patrimonial, la metrópoli ha logrado preservar su Centro Histórico, con una esencia única y mágica: son más de 5.000 inmuebles distribuidos en 3,75 km². Se dice que en Quito hay una iglesia en cada esquina, y esta zona particularmente concentra un número importante con estilos arquitectónicos barrocos y góticos tales como La Compañía de Jesús y la basílica del Voto Nacional, respectivamente. También se encuentran museos de incalculable valor como el de San Francisco, compuesto por plaza, iglesia y convento, que cuenta con esculturas de los siglos XVI al XVIII, donde se destaca la virgen alada de Quito, esculpida por Bernardo de Legarda, un prolífico artista de la Escuela Quiteña. O el museo Casa del Alabado, una casona que alberga la no despreciable suma de 5.000 piezas de arte precolombino, por mencionar dos de los 52 lugares museográficos que narran los bemoles de los orígenes, épocas coloniales y republicanas de esta tierra.

Para obtener una panorámica de la urbe, es posible ascender con el TeleferiQo, un sistema de cabinas que dura 10 minutos de recorrido hasta llegar a Cruz Loma. Desde este punto, además de contemplar el paisaje urbano, con suerte se pueden observar algunos picos nevados.

La loma ancestral El Panecillo es otro ícono de la ciudad donde se levanta una copia a gran escala de la virgen alada, del apocalipsis, de Legarda, bailarina o de Quito, como también se le conoce. La colosal escultura de 58 m., si se cuenta desde la base, fue construida con 7.400 piezas de aluminio.

Muy cerca de allí se ubica la calle La Ronda, una de las más representativas del país. Su estilo andaluz, y el estar bordeada por casas que datan de 1700, con muchos balcones y flores, exalta las tradiciones artesanales y de la vida bohemia.

Tampoco se puede obviar a la Plaza Grande o de la Independencia, donde se instalan los palacios de Carondelet, el municipal y el arzobispal, además de la Catedral Primada, templo que se empezó a construir el 7 de diciembre de 1534. Una de las ceremonias más representativas que allí se llevan a cabo es en Semana Santa, con el Arrastre de Caudas, un ritual donde el arzobispo y los cardenales tienen capas de aproximadamente 30 m. de longitud que son arrastradas alrededor de toda la iglesia. Es una ceremonia imperdible, pues es probable compartir banca con el presidente del Gobierno Nacional y con el alcalde de la capital. Conocer y subir a las cúpulas de la catedral es otra experiencia fascinante.

DE LA OBLIGADA LATITUD 0 Y OTRAS VISITAS.

A tan solo 13,5 km. al norte de Quito se encuentra la Ciudad Mitad del Mundo, un complejo integrado por el Museo Etnográfico, el Planetario, restaurantes con preparaciones locales, tiendas de artesanías y el inconfundible monumento de 30 m. de altura, donde los visitantes hacen su mejor pose para tomarse la selfie o foto creativa con un pie en el hemisferio norte y el otro en el sur.

Otro paseo interesante es al Mercado de Otavalo, distante a 110 km. Para quienes visitan este lugar por primera vez es importante destacar que la Plaza de los Ponchos es el epicentro del mercado, y permanece abierta todos los días. Pero si lo visitamos un sábado, la fiesta se multiplica ya que en cada calle hay más y más feriantes que llegan desde lejos para exponer sus trabajos.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo moverse: hay múltiples formas para ir de un extremo a otro desde US$ 0,25 en Metrobus-Q (buses biarticulados) o en buses tipo Tranvía. También se puede tomar un taxi cuya carrera mínima es de US$ 1,25. Los deportistas pueden alquilar una bicicleta en el Parque La Carolina por US$ 5 para usar de 9 a 18.

Moneda: dólar estadounidense.

Informes: www.quito.com.ec

Dejá tu comentario