Centroam. y Caribe | Curazao | Sol y Playa

Un paraíso desconocido

Aguas marinas de azul intenso ideales para el buceo, casas de colores que se levantan en la capital, playas tranquilas y un clima envidiable (fuera del área de huracanes), se pueden encontrar en este paraíso caribeño, ubicado al sur de la región. Aquí les contamos todo lo que se puede hacer, además de relajarse a la vera del mar.  

Curazao, situada al sur del Caribe, es considerada una de las islas más atractivas de la región, destacada por su gastronomía, grandiosos lugares de buceo y playas perfectas, una variada oferta aventurera, una arquitectura única en su capital (Willemstad), un clima cálido que se mantiene a lo largo del año además de que se encuentra en la periferia del anillo de huracanes.

Asimismo, fue distinguido como “Mejor destino de cruceros en el sur del Caribe” por Cruise Critic, una prestigiosa y completa guía online de cruceros.

DIVERSIDAD GASTRONÓMICA.

La diversidad étnica de Curazao es evidente no solo en su gente, sino en su cultura gastronómica. Debido al clima árido y las condiciones de una tierra rocosa, ha dependido siempre de las importaciones; resultando una cocina ecléctica e internacional.

Más de 200 restaurantes son muestra de esta diversidad culinaria, que tiene entre los platos más célebres al Keshi Yená, que se traduce en queso relleno y es el plato tradicional de la isla; stoba (sopa), funchi (similar a la polenta), kabritu (cabrito en sopa), pescado fresco como el pargo rojo y pancakes de calabaza.

En Marshe Bieuw, en el centro de Willemstad, se consiguen todas esas delicias de la comida local. Allí los puestos de venta se administran de manera independiente y cada uno ofrece un tipo comida diferente. Muchos políticos, dueños de tiendas, residentes y turistas, se congregan en filas de mesas para disfrutar de los manjares.

ATRACCIONES EN EL MAR.

Curazao no es una isla caribeña como cualquier otra, ni tampoco lo son sus atracciones. Así, por ejemplo, atesora muchas playas: más de 35 donde asolearse y nadar. Entre las más populares se encuentran Knip, Cas Abao, Kalki y Jeremi.

Otra de las propuestas destacadas es el buceo, ya que existen 65 sitios accesibles desde la costa o en bote, como los renombrados “Alicia en el país de las maravillas” en la playa Kalki, Port Marie o Tug Boat. Los arrecifes que la rodean son el hogar de miles de especies de peces que no se han visto afectados por los daños industriales y la contaminación. Su diversidad geográfica permite que los buceadores puedan divisar paredes vivas, arrecifes, cuevas y hundimientos. En particular en el Curaçao Underwater Park, ubicado al sureste, es posible divisar muchas de las especies y arrecifes debido a las condiciones de la superficie que permite el flujo libre del agua con nutrientes. Quien esté interesado en inmersiones, aquí encontrará los mejores profesionales de buceo para que la experiencia sea única tanto para los novatos como para los expertos.

Los que no se animan pueden incursionar en el tradicional esnórquel, realizar un tour en kayak, practicar flyboard o jetpack, o navegar a bordo de singulares embarcaciones como el Curasub (de la empresa Substation Curaçao), un submarino que está diseñado para descender hasta 320 m.; o un scooter sumergible autopropulsado de Aquafari.

La isla también tiene un acuario, que permite interactuar con los animales, conocer en profundidad su comportamiento y participar del Programa de Encuentro con el Delfín.

EXPLORAR LA ISLA.

Pero hay más propuestas en este fascinante destino. La consigna ahora es salir a explorar tierra adentro: las plantaciones de aloe; el jardín de hierbas medicinales autóctonas Den Paradera; una Granja de Avestruces, donde ver y hasta montar alguna de ellas; descubrir las Cuevas de Hato con sus formaciones internas, piscinas y cascadas; y pasear por el bosque de hongos, entre otras tantas experiencias.

Un párrafo aparte para la capital, nombrada Patrimonio Mundial de la Unesco, que posee rasgos europeos (holandesa, portuguesa y española). Punda es la zona más antigua que conserva un ambiente vibrante de comercios, restaurantes y terrazas rodeados por construcciones coloridas.

UN DESTINO PARA BODAS Y LUNAS DE MIEL.

Por su arquitectura particular y sus playas privadas que aseguran ambientes románticos, Curazao constituye un destino ideal para bodas o lunas de miel.

Las ceremonias civiles, simbólicas o religiosas son bienvenidas en una gran cantidad de lugares a lo largo y ancho de la isla, que cuenta con planificadores de arreglos, incluida la logística en los centros turísticos.

TIPS PARA EL VIAJERO

Cómo moverse: existe un sistema público de buses, pero es bastante limitado. Lo ideal es alquilar un auto o bien tomar excursiones con traslados incluidos. Por supuesto, también existe el sistema de taxis.

Cuando viajar: al estar tan cerca del Ecuador, la isla goza de excelente clima todo el año. Cabe recordar que Curazao está fuera de la zona de huracanes. De diciembre y hasta la época de Carnaval, los precios suelen ser más altos.

Moneda: la divisa de Curazao es el gulden de las Antillas Holandesas (también llamado florín), pero los dólares estadounidenses circulan libremente.

Idioma: los principales son el papiamento y el neerlandés, aunque el inglés y el español se hablan ampliamente.

Horario: UTC/GTM -4 horas.

Electricidad: 110-130 voltios a 50Hz. El enchufe es del tipo A de dos clavijas (el que se utiliza en Estados Unidos).

Hoteles: a diferencia de otros destinos del Caribe la oferta hotelera no opera bajo el régimen todo incluido, por lo que se recomienda llevar tarjetas de crédito para disfrutar de la gastronomía.

Informes: www.curacao.com / info@curacao.com

Dejá tu comentario