Viajando

Sudamérica | Argentina | Turismo Cultural | turismo religioso | Destinos de temporada

Un receso para el descanso y la meditación

Como cada año, la comunidad cristiana vuelve a renovar sus votos de fe en la Pascua. Se trata de una festividad que trae aparejado un receso de cuatro días, ideales para la reflexión, el descanso y el disfrute en familia. En tal sentido, cuatro destinos nacionales abren sus brazos al viajero con actividades específicas para esta celebración y en el marco encantador de sus paisajes naturales.   

Arte y cultura, espacios verdes, un circuito histórico que recrea los momentos fundacionales del país a los pies del Monumento a la Bandera y el circuito de las Siete Iglesias son las propuestas de Rosario, uno de los destinos más atractivos y cercamos de Buenos Aires.

Además, la tradición cristiana de evitar las carnes rojas en estas fechas se puede cumplir a la perfección de la mano de la gastronomía rosarina, basada en pescados frescos del Paraná. ¿De qué se trata? Bogas, dorados y surubíes, entre otras especies; elaborados a la parrilla. Delicias que se pueden encontrar en los polos gastronómicos de Pichincha, la avenida Pellegrini o la franja ribereña.

¿Qué otros sitos se pueden visitar? Para tomarle el pulso a la ciudad lo mejor es recorrer toda la costa céntrica desde el Monumento a la Bandera hasta el Barquito de Papel. Son alrededor de 30 cuadras que permiten atravesar lugares emblemáticos como el Parque de España, La Isla de los Inventos y los silos de colores que albergan al Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro).

Otro recorrido muy interesante está de la mano del boulevard Oroño, que invita a caminar distendidamente desde el río hasta el Parque Independencia, a lo largo de unas 20 cuadras, entre residencias de llamativa arquitectura y plazoletas.

Un tip a tener en cuenta antes de viajar es que ya está disponible la aplicación para smartphones y tablets de Turismo de Rosario, tanto en Google Play como en App Store. Una herramienta de gran utilidad porque despliega los principales atractivos de la ciudad, geolocalizados y con contenidos multimedia. Además, aporta en tiempo real la distancia a un atractivo y el tiempo promedio que implica recorrerlo, a los que suma recorridos temáticos, en torno a personajes célebres de Rosario.

CÓRDOBA: TRAS LAS HUELLAS DEL CURA SANTO.

Cerca de 900 km. separan a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de la región cordobesa donde desandar los pasos del Cura Brochero; el sacerdote argentino proclamado santo por el Papa Francisco en octubre de 2016.

Su legado y su vida dedicada al servicio del prójimo son un excelente ejemplo de fe y caridad para la comunidad cristiana. Por eso en Semana Santa vale la pena acercarse a la localidad que lo vio nacer y los sitios donde ejerció su labor como sacerdote.

En Villa Santa Rosa (en el departamento de Río Primero) se encuentra el paraje Carreta Quemada, donde se puede visitar su casa natal, una representación de la capilla donde fue bautizado, la casa de ejercicios espirituales que él mismo fundó, el balneario donde recibió su primera señal milagrosa y el colegio Santísimo del Rosario inaugurado por el sacerdote.

En tanto, en Córdoba capital se puede visitar la Universidad Nacional de Córdoba donde estudió, la iglesia de la Compañía de Jesús, la Capilla Doméstica, donde realizaba sus ejercicios espirituales; y la basílica Santo Domingo, que frecuentaba cuando participó de la Tercera Orden de Santo Domingo.

Mientras que en Villa Cura Brochero se encuentran los principales vestigios de su obra como sacerdote. El circuito incluye la casa donde llevó adelante sus ejercicios espirituales, que actualmente alberga el Museo Brocheriano; el colegio Tránsito de María, que construyó para niñas junto a las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús; y la parroquia que edificó como sede del Curato del Tránsito –actual Santuario Diocesano Nuestra Señora del Tránsito–.

En este ultimo santuario se organizan distintas actividades en Semana Santa, como la celebración de la Santa Misa de la Cena del Señor, la Adoración del Santísimo Sacramento, la visita a las Siete Iglesias, la Celebración de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, el Vía Crucis y Santa Misa de Pascua.

TUCUMÁN: CELEBRAR LA FE A LO LARGO DE LOS VALLES.

En el norte argentino se ubica Tucumán, la provincia pequeña en dimensiones pero inmensa en recursos turísticos: una geografía pródiga en naturaleza, rastros de grandes acontecimientos históricos, tradiciones y un pueblo que con su amabilidad conquista definitivamente al visitante.

El fin de semana santo tiene gran trascendencia para la provincia, de modo que se organizan diferentes actividades entono a la pasión y resurrección de Jesucristo.

Por una lado, se lleva a cabo la "Representación de la Vida y Pasión de Dios Hombre" en Tafí del Valle. Una obra teatral escenificada con las grandes bellezas naturales de los valles tucumanos, que recrea la vida de Jesús hasta su muerte y resurrección, y cuenta con la participación de más de 200 actores y caballerías gauchas.

En segundo lugar, están disponibles las visitas guiadas a las Siete Iglesias principales en la ciudad de San Miguel de Tucumán. El recorrido por los templos se realiza en un bus turístico y cuenta con un guía. Los templos que se recorren son la Catedral principal y las iglesias de Santo Domingo, Nuestra Señora de la Merced, San Roque, Santa Catalina, Sagrado Corazón y San Francisco.

Por último, se celebra la Misa Criolla en San Javier, enmarcada con los imponentes paisajes naturales de las yungas tucumanas.

Además, de estas actividades específicas para la comunidad cristiana, la provincia ofrece otras propuestas turísticas para estos cuatro días de receso, como la Ruta del Vino. A lo largo de 100 km. sobre la Ruta 40 se extiende esta zona vitivinícola poblada de bodegas y productores agrícolas, que ofrecen degustaciones, gastronomía típica, alojamiento de alto nivel y actividades especiales que combinan el mundo gourmet con eventos culturales.

MISIONES: TURISMO RELIGIOSO EN UN ENTORNO NATURAL.

La provincia del litoral alberga uno de los principales atractivos turísticos del país: Cataratas del Iguazú. El Parque Nacional Iguazú es un área protegida que conserva este sitio de mayor riqueza biológica y una de las Siete Maravillas del Mundo. Impresionantes saltos de agua únicos por su belleza y magnificencia, caminatas por la selva, paseos en tren, barco y helicóptero; y contacto cercano con monos, coatíes y papagayos son algunas de las opciones de aventura que ofrece este destino.

Sin embargo, este atractivo natural también puede combinarse con el turismo reliogoso. Una de las propuestas es la visita al Parque Temático de la Cruz en el cerro Santa Ana, en pleno monte nativo misionero. Ubicado a 45 km. de Posadas y a 15 km. de San Ignacio, posee senderos que se bifurcan entre arroyos, saltos de agua y el monte natural hasta llegar a alguno de los dos miradores. A este camino “interpretativo” se suma el “religioso” que permite recorrer siete estaciones para la oración y la reflexión del peregrino.

En la cumbre se levanta la Cruz de la Selva, una estructura de hierro de 82 m. con balcones en sus partes más bajas para seguir en contacto con el entorno. Cuando cae la tarde, la estructura se ilumina con leds originando un nuevo espectáculo.

Por otra parte, la provincia alberga parte del impresionante legado de la obra evangelizadora de la Compañía de Jesús. Se trata de las ruinas de los 30 pueblos jesuíticos guaraníes que se asentaron en parte de los territorios de Argentina, Brasil y Paraguay en los siglos XVII y XVIII.

El asentamiento más importante de nuestro país, San Ignacio Miní, se encuentra en la localidad homónima, núcleo poblacional y turístico de la región, ubicado a 64 km. de Posadas y a 240 km. de las Cataratas.

Dejá tu comentario