Viajando

Ciudad de México

Un viaje por los sabores de ayer y de hoy

La capital de México ofrece al viajero un recorrido gastronómico que abarca desde los tradicionales platos elaborados a base de maíz hasta recetas que datan de la época de la antigua Tenochtitlán; así como una prestigiosa cocina contemporánea, reconocida a nivel mundial. ¿Qué probar y dónde? En esta nota se los contamos.

Si estás pensando en hacer un viaje por los sabores mexicanos, buscando restaurantes en Ciudad de México, platos típicos, menúes para probar lo más característico, entonces esta nota es para ti.

SABORES EXÓTICOS Y PREHISPÁNICOS.

mexico gatsronomia8.jpg
El Mercado de San Juan es el lugar para probar platos exóticos como insectos.
El Mercado de San Juan es el lugar para probar platos exóticos como insectos.

Enclavado en el corazón de la ciudad, en pleno Centro Histórico –aunque alejado de la zona turística–, el mítico Mercado de San Juan (también conocido como el de “carnes exóticas”) goza de gran fama por poner a disposición de los comensales un gran número de locales donde se pueden degustar hamburguesas de carne de león o búfalo, baguettes de carne de cocodrilo o venado y toda suerte de recetas prehispánicas, como un plato mixto de insectos (xawis, ciempiés, hormiga chicatana, acocil y alacrán), sopa de chapulines y quesadillas de iguana o saltamontes, por mencionar algunas.

En la misma línea se encuentra la Fonda de Don Chon, en la calle de Regina, en la Merced. En su menú se pueden encontrar albóndigas de venado en salsa de huitlacoche o cocodrilo en mole verde, así como una variedad de insectos: gusanos de maguey, chapulines y escamoles. Los ingredientes incluyen flores, hierbas y raíces, a la usanza de la antigua Tenochtitlán, antes de la llegada de los españoles.

MESTIZAJE CULINARIO.

mexico gastronomia.jpg
Platos clásicos como los chiles en nogada figuran en la carta de restaurantes de gran tradición, como la Hostería de Santo Domingo, en la calle Belisario Domínguez, en el Centro Histórico
Platos clásicos como los chiles en nogada figuran en la carta de restaurantes de gran tradición, como la Hostería de Santo Domingo, en la calle Belisario Domínguez, en el Centro Histórico

La cocina tradicional mexicana –considerada por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial desde 2010– es esencialmente fruto del mestizaje.

Platos clásicos como el mole o los chiles en nogada figuran en la carta de restaurantes de gran tradición, como la Hostería de Santo Domingo, en la calle Belisario Domínguez, en el Centro Histórico. Es considerada “la catedral del chile en nogada”. Ubicada en lo que fuera parte del Convento de Santo Domingo de Guzmán, que data del siglo XVI, la hostería se estableció en 1860.

En términos generales, el primer cuadro del Centro Histórico de la capital del país alberga restaurantes con opciones para todos los bolsillos en los que se puede disfrutar de platos tradicionales de la cocina mexicana, como todos aquellos hechos a base de maíz (quesadillas, sopes, huaraches, gorditas y tacos de diversos guisados). Los restaurantes imperdibles son: El Cardenal (establecido desde 1969, actualmente con varias sedes, dos de ellas en el Centro Histórico); el Cuatro 20 (Isabel La Católica 10) y las distintas sucursales del Salón Corona, una cantina donde además de beber cerveza de la casa en tarro se puede comer tacos al pastor, quesadillas y algunos mariscos.

Otro lugar que destaca por su propuesta diferente es el que se conoce como Expendio de Maíz Sin Nombre. El eje del lugar es la gastronomía rural y la preservación de especies de maíz amenazadas por la ola de transgénicos que se ha extendido en el país. El lugar promueve el comercio justo y a los productores locales de diversos estados de México. Además del maíz, hay ingredientes como quelites, cacao y plátano rojo, entre otros alimentos endémicos del país. No cuenta con carta, los guisados cambian cada día y el clima es informal, precisamente con el ánimo de fomentar un ambiente casero. Se localiza en Yucatán 84, Roma Norte.

UNA PROBADITA DE MÉXICO EN LA CAPITAL.

mexico gastronomia4.jpg
Mezcal, cerveza artesanal, tequila, forman parte de las bebidas que hay que probar en México.

Mezcal, cerveza artesanal, tequila, forman parte de las bebidas que hay que probar en México.

Ciudad de México cuenta también con diversos restaurantes enfocados en la cocina de una región o estado, tal es el caso de Coox Hanal, que ofrece comida yucateca desde 1953. Ubicado en Isabel la Católica, en el centro, ofrece cochinita pibil, panuchos, empanadas de cazón, papadzules, queso relleno, caldo de pavo y sopa de lima.

Otro caso es Guzina Oaxaca, en Presidente Masaryk, en Polanco. A cargo del chef Alejandro Ruiz, el local despliega productos frescos y orgánicos de Oaxaca, como mezcal, cerveza artesanal, café y agua de manantial, y platos emblemáticos como tasajo, tlayudas y mole negro.

COCINA MEXICANA GOURMET.

mexico gastrionomia2.jpg
El huitlacoche es otro plato esencial.
El huitlacoche es otro plato esencial.

Siguiendo con los espacios gastronómicos del Centro Histórico de la ciudad, vale resaltar La Casa de las Sirenas, un restaurante bar terraza (construida en 1754), a unos pasos del Templo Mayor y el zócalo capitalino, con una vista extraordinaria de la Catedral Metropolitana y el Palacio Nacional, cuyo menú incluye platos gourmet con ingredientes tradicionales mexicanos, como tacos de caritas de pato estilo Michoacán, caldo mixteco y sopa de cilantro.

Azul Restaurantes, a cargo del chef Ricardo Muñoz Zurita, tienen el objetivo de acercar la gran cocina mexicana a un mayor número de público a un precio de venta accesible. Cada mes se llevan a cabo festivales en los que el tema es un ingrediente en particular, como los hongos y el huitlacoche; o que integran la cocina tradicional de otros estados o ciudades del país. Entre los platos destacados se encuentran el pescado tikin xic, el salpicón de venado, el mole negro y el pipián blanco. Hay tres restaurantes en la ciudad: Azul Histórico, en el centro; Azul Condesa, en una de las zonas turísticas por excelencia de la urbe; y Azul y Oro, en el Centro Cultural Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México, al sur de la capital.

Mención aparte merece el legendario Café de Tacuba, fundado en 1912, ubicado en la calle del mismo nombre, muy cerca del zócalo capitalino, que suma entre sus especialidades la lengua de res a la vinagreta, los tacos especiales Tacuba, los tacos playeros y los chiles rellenos de queso.

Por otro lado, existen cadenas de restaurantes como El Bajío y La Casa de Toño, dedicadas a la comida tradicional mexicana, a precios razonables y deliciosa, que pueden encontrarse en zonas turísticas de la capital o plazas comerciales.

LOS GALARDONADOS A NIVEL MUNDIAL.

Para quienes prefieren probar la cocina de autor, Ciudad de México alberga a varios restaurantes que forman parte de los Latin America’s 50 Best Restaurants. Dos de ellos (Quintonil y Pujol), incluso, estuvieron el año pasado también en la lista de los mejores.

En 2018, seis restaurantes formaron parte de la nómina de locales latinoamericanos galardonados: Pujol, Quintonil, Sud 777, Máximo Bistrot, Nicos y Rosetta. El común denominador es la predilección por el uso de ingredientes locales.

Pujol, del chef Enrique Olvera, se define como un restaurante de comida mexicana contemporánea, entre cuyos platos destacados está el mole madre. La propuesta es una cocina que reinterpreta y evoluciona pero tiene las raíces puestas en los ingredientes y las técnicas mexicanas de todos los tiempos. Se ubica en Tennyson 133, en Polanco.

También en Polanco (Isaac Newton 55), el menú de Quintonil, del chef Jorge Vallejo, se basa en productos locales (el mismo nombre del restaurante alude a una hierba verde mexicana tradicional) con el propósito de presentar lo mejor de México.

Sud 777 (14), del chef y copropietario Edgar Núñez, extrae lo mejor de los ingredientes simples. Se ubica al sur de la ciudad, en Jardines del Pedregal, lejos del centro gastronómico de la ciudad, repartido en Polanco, la zona Roma-Condesa y el Centro Histórico.

En Máximo Bistrot, de Eduardo García, es tal el compromiso con los productores locales que dos terceras partes de sus ingredientes provienen de granjas locales, por ejemplo, de Xochimilco. La cocina es moderna francesa con influencias mexicanas. Se localiza en Tonalá 133, colonia Roma.

Al norte de la ciudad, en Clavería, se encuentra Nicos, un lugar de cocina mexicana tradicional, cuyo chef, Gerardo Vázquez Lugo, es un apasionado defensor del abastecimiento local y los estilos tradicionales de cocina.

Rosetta, de Elena Reygadas (Colima 166, Roma Norte), ofrece elegantes platos de temporada en un entorno imperdible, gracias a que se ubica en una hermosa mansión de una de las colonias más atractivas de la ciudad.

http://cdmxtravel.com/es/

Dejá tu comentario