Sudamérica | Chile | Profesionales en viaje

Valparaíso: historia y cultura de cara al mar

Un recorrido por la ciudad-puerto de Valparaíso ofrece una atmósfera plena de colores y aromas salpicada por la poesía de Pablo Neruda y las aguas del inmenso océano Pacífico.

Conocer Valparaíso significa introducirse en un sitio maravilloso, lleno de encantos, recovecos y secretos. La puerta de ingreso es Santiago, que está conectado al destino final por una autopista bien cuidada y señalizada, en cuyo trayecto –de una hora y media- se divisan cerros y viñedos. “Nuestro hotel, llamado Patrimonial, está en el cerro Concepción –declarado Patrimonio de la Humanidad-. Su interior de estilo colonial refleja el cuidado hasta en el último detalle. El buen gusto y refinamiento se perciben hasta en las sábanas adornadas con bellas puntillas. Y la atención es excelente”, relató Guillermo Gancz (*), socio gerente de Abonnie Tour. A la hora de la cena vale la pena elegir el restaurante Brighton, que también funciona como hotel, donde se obtiene una panorámica única de Valparaíso, con sus construcciones de tiempos inmemoriales, de chapas coloridas, que le dan a este sitio un encanto inolvidable. Lo imperdible: los platos a base de pescado y los vinos locales. Un clásico del destino es Isla Negra, un paraíso donde el gran Pablo Neruda vivió mirando la playa y las olas. “Un lugar para sentarse a contemplar la naturaleza en su máxima expresión. En este espacio se siente y se respira poesía. Por unos instantes vivimos la rutina del poeta y su gran amor Matilde Urrutia”, continuó Gancz. Para seguir la huella de Neruda, La Sebastiana, en el cerro Bella Vista, constituye otra morada del poeta, devenida actualmente en museo. Dejando atrás esta atmósfera sosegada se encuentra el área baja de la ciudad, donde se vive el ritmo frenético de los comercios y donde se levantan el Congreso de la Nación, la Corte Suprema, la Bolsa de Comercio y sus plazas. “Nos tomamos un respiro con un almuerzo en el restaurante y hotel Puerta de Alcalá, donde otra vez disfrutamos de pescados, vino chileno y un pisco como aperitivo”, dijo el viajero. “Hacia los cerros todo es encantador: las callecitas son angostas y sinuosas, las casas y comercios pintados de llamativos colores, los cafés, las casas de arte y los restaurantes… sin duda hay mucho para ver y conocer”, agregó. Así, el cerro Concepción ofrece rincones llenos de sorpresas, donde se encuentran muchos de los hoteles boutiques de la urbe, respetando las fachadas tradicionales y unas panorámicas inigualables del puerto y el mar. “Recorrimos el paseo Atkinson, la iglesia anglicana y tomamos el ascensor Concepción del año 1883. Subimos y bajamos por un museo a cielo abierto, donde diferentes pintores han regalado su arte y estampado sus obras en las paredes”, explicó Gancz. El cerro Alegre, declarado Patrimonio de la Humanidad como el Concepción, es otro sitio para conocer, “con su estilo colonial británico, su iglesia y su ascensor Reina Victoria”, agregó el viajero. A sólo 10 minutos de Valparaíso se encuentra Viña del Mar, que despliega buenas playas, paseos y edificios modernos. También en las cercanías vale la pena darse una vuelta por el viñedo y bodega La Indómita, donde producen vinos tintos, blancos y champán de excelente calidad. “Nos vamos maravillados por su orden, limpieza, tecnología y calidez de sus anfitriones”, remarcó Gancz. “Valparaíso es una ciudad que mira al mar y a sus barcos. Aquí se desarrolla la vida política del país. Pero me voy sorprendido al descubrir que esta ciudad maravillosa no es sólo un puerto donde enormes cruceros hacen escala, sino un destino rico en diversidad de paisajes, historia y cultura, digno de ser conocido y recorrido”, concluyó el viajero profesional.

Historia Profesional

(*)Hace 17 años que opera en el segmento de congresos, eventos e incentivos. Hace cinco años, con la ampliación de la empresa, comenzó a incursionar en otros nichos. Si bien tiene algunos viajes en su haber a Valparaíso, siempre estuvo como parte de un circuito de crucero. En esta oportunidad destinó varios días a conocer esta ciudad portuaria.

Dejá tu comentario