Hoteles

Iberostar: su contribución a la lucha contra el Covid-19

La compañía desarrolla una intensa actividad solidaria en todos los destinos donde está presente, teniendo como prioridad la salud y el bienestar de los habitantes de las comunidades en las que opera y de todos sus trabajadores.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, el Grupo Iberostar se sumó a las iniciativas de carácter solidario para aliviar las necesidades más graves de la pandemia provocada por el Covid-19. En permanente contacto con las administraciones sanitarias, instituciones y organizaciones sociales, la cadena hotelera donó alimentos y material de protección.

De este modo, desde todos los hoteles, temporalmente cerrados a escala global, los equipos prepararon y distribuyeron el material de sus almacenes que pudiera aliviar la situación en las comunidades donde operan.

Concretamente, las propiedades de Europa y el norte de África donaron alimentos, sábanas y toallas, así como 88 mil pares de guantes, 28 mil barbijos, 20 mil gorros y 800 litros de alcohol en gel, entre otros productos. El material se hizo llegar, siguiendo las indicaciones de las autoridades, a hospitales de Túnez (Hospital de Midou y Hospital Sadok Mokaddem), Mallorca (Hospital de Son Llàtzer), Marbella, (Hospital Costa del Sol) y Lisboa (Hospital Curry Cabral), entre otros, y a numerosas organizaciones e instituciones. Además, el Iberostar Club Palmeraie Marrakech, en Marruecos, cedió habitaciones para alojar a médicos y personal sanitario.

En el caso de los hoteles de América, las donaciones se centraron en la entrega de alimentos a comunidades vulnerables, como a 400 niños de República Dominicana atendidos en la Escuela Segunda Milla, en Bávaro. También se hicieron donaciones a través del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística-Cestur de dicho país, el Ayuntamiento de Bayahíbe, el Banco de Alimentos de México, el Ministerio de Salud Pública de Jamaica y la Asistencia Social Abrigo Moacyr Alves de Brasil. En paralelo, los comedores y poblados de los resorts del Grupo permanecen abiertos y prestando todos los servicios a los trabajadores de la compañía que residen en ellos.

En medio de este contexto, Grupo Iberostar tiene la determinación de retomar su actividad en cuanto sea posible, pero como ha indicado su CEO, Sabina Fluxá, “nada representa una mayor prioridad que aquello que afecta a la salud del ser humano, por ello nuestro primer pensamiento se dirige a quienes estén sufriendo esta enfermedad. Lo primero es el bienestar y la seguridad de cada uno: es tiempo de cuidarnos, cuidar a los nuestros y actuar con responsabilidad a escala individual y como empresa”.

Deja tu comentario