Viajando

República Dominicana | América del Sur | Caribe | playas | Punta Cana

República Dominicana: dime cómo eres y te diré qué playa elegir

Rodeada por el Atlántico y el Caribe, República Dominicana despliega más de 1.600 km. de costa, de las cuales 400 km. constituyen playas para todos los gustos. ¿Cuáles elegir? Aquí, una guía con las mejores opciones para comenzar a planificar las próximas vacaciones a la vera del mar.

Si querés tener todo resuelto y amás las playas de aguas cálidas y transparentes, entonces elegí PUNTA CANA.

republica dominicana.png
Punta Cana es el destino soñado para los amantes de las buenas playas.
Punta Cana es el destino soñado para los amantes de las buenas playas.

Este destino ubicado en el extremo este despliega una nutrida oferta de resorts all-inclusive donde todo está resuelto para los huéspedes. Por otro lado, Punta Cana refleja a la perfección el imaginario de playa caribeña, con arenas suaves y un mar ideal.

Entonces la pregunta ahora es ¿qué playa elegir? En 50 km. de costas, el enclave dominicano despliega los siguientes balnearios:

-Uvero Alto: ideal para los que huyen del gentío. Ubicada en el extremo más septentrional, posee arena que va del blanco al beige y en algunas secciones tiene fuerte resaca. Tiene algunos restaurantes.

-Macao: para los surfistas. En el extremo norte, es conocida por su oleaje. El Macao Surf Camp ofrece clases de surf en la propia playa, sobre todo los fines de semana.

-El Cortecito & Los Corales: para interactuar con los locales. Sin restricciones para el acceso, están localizadas en el corazón de Bávaro. Es como un pequeño pueblo de pescadores encontrar restaurantes, bares, supermercados, centros comerciales y tiendas de regalos y de artesanías.

-Bávaro: el epicentro de la movida. Allí se encuentra la mayoría de los resorts de la Costa Este, donde también se localizan restaurantes y tiendas de regalos. Es una franja de brillante arena blanca de aproximadamente 48 km. rodeada por arrecifes de coral.

-Cabeza de Toro: siempre perfecta. Cuenta con la certificación europea “Bandera Azul” que garantiza que la playa se encuentre siempre en las mejores condiciones. Cabeza de Toro Yacht Club es el punto de partida para los paseos y los torneos de pesca.

-Blanca: otro destino posible. Forma parte de la comunidad cerrada del Puntacana Resort & Club, pero la admisión es abierta al público. Allí puede comer en el Restaurante Playa Blanca o tomar clases de kitesurf y surf.

-Punta Cana: donde todo comenzó. Allí nació el turismo internacional de la zona con la apertura, en 1978, del Club Med Punta Cana. La promesa de encontrar arenas blancas y aguas color turquesa en este destino continúa en pie.

-Juanillo: un secreto bien guardado. Ofrece kilómetros de playas de blanca arena con aguas turquesas tan claras que le valen ser reconocida como una de las mejores playas de República Dominicana. Una gran selección de comidas, así como también eventos y conciertos, están disponibles en esta playa. Las actividades incluyen voleibol, snorkeling, kayak, kitesurf y paseos a caballo.

-Isla Saona: un paseo imperdible. Al sureste, cuenta con playas vírgenes rodeadas de miles de cocoteros. Se llega en un catamarán, en aproximadamente dos horas, y una vez alcanzada la costa se visita una localidad de pescadores llamada Mano Juan; los manglares que separan a la isla de tierra firme, el banco de arena más grande de la zona, y una gigantesca piscina natural. El paseo demanda 8 o 9 horas.

Si buscás una comunión con la naturaleza o disfrutás de las experiencias de aventura, entonces te recomendamos ir a SAMANÁ.

republica dominicana Los Haitises_002.jpg
El Parque Nacional Los Haitises, uno de los rincones imperdibles de Samaná.
El Parque Nacional Los Haitises, uno de los rincones imperdibles de Samaná.

Samaná es un tesoro natural donde hay mucho que explorar. Es salvaje y verde, con ensenadas, bahías, cascadas, montañas e impresionantes vistas. Conocida por sus playas, senderismo natural y observación de ballenas, este destino de Dominicana atrae viajeros en busca de aventuras.

Entre las playas a visitar figuras las siguientes:

-Las Terrenas: la principal. Este tramo de 5 km. de playa en la costa noreste toma diversos nombres en varios de sus tramos como Portillo, Bonita, Las Ballenas o Cosón, al oeste.

-Punta Popy: kitesurf. es una sucesión de largas y tranquilas playas interconectadas, con arenas de color beige, apropiadas para la práctica de kitesurf. A lo largo de la playa hay una variedad de pequeños hoteles, restaurantes y bares.

- Cosón: barrenar las olas. Una larga playa de suaves arenas blancas, ideal para caminar y conocida por sus olas aptas para barrenarlas. Cosón es también famosa por su pescado y mariscos frescos que se sirven en la misma playa.

-Bonita: sus dos caras. Cuenta con dos secciones: la parte occidental tiene aguas tan quietas como una piscina, mientras que la parte oriental, frente a los hoteles, tiene aguas mucho más activas.

-Rincón: una de las mejores. Esta enorme bahía, a la que se accede por la carretera, es impactante. Uno de sus lados tiene aguas mansas y tranquilas, mientras que el otro lado tiene oleaje constante ideal para barrenar olas.

-Las Galeras: un acuario. Es una playa tranquila de la que parten taxis acuáticos hasta Rincón y otras playas de Samaná. En esta larga playa se destaca el acuario para buceo recreativo, construido por el japonés Kaio, frente al Grand Paradise Resort.

-Frontón: esnórquel y escalada. Es una playa de arenas blancas, apropiada para la práctica de esnórquel, enmarcada por una pendiente de 90 m. de ascenso vertical, por lo que es muy popular para la escalada. Se llega a ella en taxi acuático desde Las Galera.

-Cayo Levantado: el paraíso. Desde el puerto de Samaná en el Malecón salen taxis acuáticos que en un viaje de 20 minutos llevan al turista a conocer esta pequeña isla. Famoso por sus playas y su exquisita gastronomía típica dominicana, Cayo Levantado cuenta con un paisaje de ensueño.

-Playa Anadel: club privado. Ofrece vestuarios, un restaurante, buenos sanitarios y alquiler de sillas playeras. Dispone de pases de un día.

En cuanto a las opciones de paseos, el salto El Limón constituye un imperdible: se trata de una imponente cascada que cae desde la parte alta de la Sierra de Samaná, a una altura de 40 m. El trayecto, de 2,5 km, puede hacerse a pie o a caballo. Después de una caminata de casi 3 horas, o bien a lomo de caballo en sólo una hora y media, se comienza a percibir la belleza del salto.

Por su parte, el Parque Nacional Los Haitises despliega una vegetación tropical húmeda, plena de manglares con abundante flora, fauna, ríos subterráneos, cavernas e islotes. Sólo se puede visitar por vía acuática, partiendo de Sabana de la Mar o de Samaná.

También existen opciones para hacer tirolesa, observar a las ballenas jorobadas (del 15 de enero al 30 de marzo), hacer circuitos en 4x4, paseos en barco por la bahía o practicar buceo o esnórquel.

Si tenés un espíritu inquieto, querés salir a recorrer, combinar naturaleza con historia, entonces adéntrate por los caminos de PUERTO PLATA.

republica dominicana Sosúa_5 (1).jpg
Sosúa, uno de los destinos obligados en el circuito por Puerto Plata.
Sosúa, uno de los destinos obligados en el circuito por Puerto Plata.

Las nubes plateadas sobre la cima de la loma Isabel de Torres –la imponente montaña que está detrás de Puerto Plata– fueron las que le dieron el nombre a la ciudad. Para llegar a la cima, hoy en día los turistas viajan en el teleférico para visitar sus jardines botánicos y disfrutar de la vista panorámica de esta ciudad portuaria.

La ciudad cuenta con una interesante arquitectura integrada por edificios victorianos del siglo XIX y fortalezas como San Felipe, una de las edificaciones militares coloniales más antiguas de la región.

En la provincia de Puerto Plata se encuentran también los restos del primer asentamiento europeo de América. Aquí tocaron tierra, en 1492, las famosas tres carabelas del Almirante Cristóbal Colón quien bautizó a la provincia con el nombre de La Isabela.

Otros paseos interesantes son la Ruta del Cacao, en Altamira; el Santuario de Mamíferos Marinos; el pueblo de Jarabacoa; el río Yaque del Norte; o los 27 Saltos de Damajagua.

En cuanto a las playas, se suceden por más de 100 km. las siguientes:

-Punta Rucia: al oeste de Puerto Plata, apenas retirada de las áreas más turísticas, ofrece arenas blancas y hermosas vistas de las montañas. Es popular entre los aficionados al esnórquel debido a la presencia de un gran arrecife de coral; y por quienes practican birdwatching, ya que atesora una laguna que es morada de varias especies.

-Caletón y Grande: menos difundidas, pero muy bonitas son Caletón, una playa algo escondida entre la vegetación, y el desarrollo del complejo de golf y playa, Playa Grande.

-El Bretón: es una pequeña caleta cuyas aguas apacibles son perfectas para nadar o practicar esnórquel.

-Costa Dorada y Playa Dorada: el primero es uno de los polos más desarrollados turísticamente, con un puñado de hoteles all-inclusive; y el segundo, donde se levantan varios complejos hoteleros, la mayoría con la modalidad todo incluido, así como un campo de golf de 18 hoyos diseñado por Robert Trent Jones y un centro de entretenimiento con restaurantes, discotecas y casinos que complementan la oferta de diversión.

-Cayo Paraíso: es un islote de coral ubicado frente a las costas de Punta Rucia. Sus arenas son blanquísimas y sus aguas completamente transparentes.

-Sosúa: su atractiva forma de U y sus aguas calmas color turquesa, la convierten en uno de los destinos más buscados de la isla. Además, su riqueza submarina la hace perfecta para los amantes del buceo y el esnórquel. Sosúa también tiene un casco urbano y una atmósfera tranquila.

-Cabarete: a unos 15 minutos de carretera al este de Sosúa, se trata de uno de los destinos predilectos de los jóvenes, bohemios y amantes de los deportes de aventura. Sus atractivos incluyen paisajes de montañas, dos lagunas y cavernas; y opciones para practicar windsurf.

Quienes tienen gustos refinados, aficionados al golf y del arte, LA ROMANA es el destino para ellos.

repoublica donminbicana Casa de Campo Marina_3.jpg
El lujoso complejo turístico Casa de Campo, en La Romana.

El lujoso complejo turístico Casa de Campo, en La Romana.

A poco más de una hora de Punta Cana, La Romana el mayor ingenio azucarero de América hasta la década del 70, cuando se erigió al lujoso complejo turístico Casa de Campo y a la villa de Altos de Chavón.

Réplica de un pueblo medieval, hoy Altos de Chavón es una encantadora aldea de artistas con talleres, bares, restaurantes, galerías de arte, y pequeñas joyerías y comercios de artesanías.

Al recorrer sus laberínticas calles se accede a un gran anfiteatro con capacidad para 5.000 personas, centro de espectáculos del pueblo y escenario de estrellas internacionales de la talla de Frank Sinatra, Julio Iglesias, Gloria Estefan, Carlos Santana y Sting, entre otros.

La mayoría de los hoteles se ubican frente al mar, con su propia playa. Sin embargo, La Romana ostenta un amplio número de otras hermosas opciones:

-Dominicus: reconocida como una playa de Bandera Azul, se extiende a lo largo de la zona costera, lugar donde se encuentran numerosos resorts todo incluido.

-Isla Catalina: ubicada frente a las costas de La Romana, es una maravillosa opción para un día en barco, playa y para practicar esnórquel. La playa principal es usada por cruceros durante la época invernal, así como por visitantes con yates privados.

- Minitas: con servicios de camareros en su lounge, desde el restaurante Beach Club by Le Cirque, así como divertidos juegos, actividades y deportes acuáticos para entretener a los niños, la playa Minitas de Casa de Campo es el mejor lugar para relajarse.

-Bayahibe: al final de la playa más grande de la zona, es un área tranquila donde se puede nadar y tomar sol. Es también la puerta de entrada a la Isla Saona.

-Isla Saona: ubicada en el Parque Nacional del Este, la atracción natural más visitada del país. Allí, el agua cristalina del mar Caribe provoca destellos en el sol y permite a los turistas capturar perfectos recuerdos caribeños. Además es el área más importante para la puesta de huevos de tortugas marinas en todo el país. Asimismo, es posible avistar a los delfines manchados del atlántico y los nariz de botella, y aun cuando es poco común verlas, las ballenas jorobadas y piloto, cachalotes y manatíes.

En cuanto al golf, las opciones son Casa de Campo, Teeth of the Dog, The Links, Dye Fore y La Estancia.

Para entrar en contacto con los locales o combinar una estadía con Santo Domingo, JUAN DOLIO es el lugar.

Juan Dolio_1.jpg
IDeal para combinar con Santo Domingo, Juan Dolio ofrece excelentes playas.
IDeal para combinar con Santo Domingo, Juan Dolio ofrece excelentes playas.

Juan Dolio es un pueblo costero que atienden principalmente a los residentes que, atraídos por los excelentes restaurantes y campos de golf, conducen los fines de semana desde Santo Domingo hasta la playa.

La playa de Juan Dolio tiene zonas de oleaje fuerte y otras más tranquilas. La mayor parte de las residencias y los restaurantes se encuentran alrededor de dos vías: la Calle Principal y el Boulevard. En los últimos años, se han edificado torres de apartamentos frente al mar y muchos dominicanos llegan hasta aquí para pasar el fin de semana. Hay también una muy buena oferta de restaurantes y una excepcional puesta del sol.

Los amantes del buceo deben tener en cuenta que Juan Dolio es una playa protegida por un arrecife, con canales profundos y desfiladeros, y una gran diversidad de peces de colores. Las profundidades oscilan de 9 a 30 m., y alrededor de los 20 sitios de buceo que se alinean en el arrecife coralino que protege la zona residencial y hotelera de Juan Dolio. El Tanya V es el naufragio del casco de un carguero de acero que se encuentra en posición vertical sobre la arena, a unos 22 a 34 m. bajo el agua y que ha atraído abundante vida marina. Es un lugar apropiado para buceadores experimentados.

Por su parte, Guacayanes es un destino playero aún por desarrollar, con una línea de playa de arena dorada a la que se puede llegar caminando y cuyo frente está bordeado por casas de playa. Se trata de un precioso paseo ideal para hacerlo temprano por la mañana, a la salida del sol, o al final de la tarde.

Un paseo imperdible que puede realizarse desde Juan Dolio es la ruta del ron.

La yapa: Santo Domingo.

reppublica dominicana Malecón Santo Domingo_3.jpg
Santo Domingo también tiene mar: aquí una panorámica de su malecón.
Santo Domingo también tiene mar: aquí una panorámica de su malecón.

Santo Domingo, la capital de República Dominicana, fue el primer asentamiento de los españoles en tierra americana y como tal tiene mucho que ofrecer al viajero. Su centro histórico invita a realizar un viaje al pasado: sus calles empedradas, sus iglesias y museos, su plaza y las casas coloniales conforman un acervo de gran riqueza, reconocido por la Unesco como Patrimonio Histórico Mundial.

Museos, parques, atractivos naturales y un bello malecón frente al mar Caribe son otros de los encantos de la capital dominicana.

Quienes deseen conocer atractivos naturales, también pueden hacerlo durante su visita a la capital dominicana. Al este de la zona urbana de Santo Domingo se encuentra el Parque Nacional Los Tres Ojos, con un conglomerado de cuevas y lagos subterráneos que conforma uno de los destinos más visitados del país. Su formación se debe a la emersión de un río que, tras el hundimiento de cuevas subterráneas, las fue llenando con sus aguas.

El espectáculo ofrecido es deslumbrante, con una paleta de colores que van desde el azul transparente de las aguas a todos los reflejos y tonos posibles de verdes y amarillos en las paredes de piedra. También asombran las estalactitas que penden desde el techo de las cuevas y la amplia variedad de peces y murciélagos que habitan aquí. Los lagos pueden ser atravesados en botes de remos durante el día.

Al descender a la primera de las cuevas encontramos el lago de Aguas Azufradas, cuyo fondo amarillo se creía formado por sales que hoy se sabe son de calcio y tiene unos 5 m. de profundidad. El segundo lago es conocido como La Nevera por las frías temperaturas causadas por la ausencia de luz solar directa. El tercero es el lago de las Mujeres, que debido a lo reservado de su ubicación y su poca profundidad era utilizado como balneario por mujeres y niños. Por último, en el exterior de las cuevas –por eso no es considerado como un ojo– se ubica el lago de los Zaramagullones, que toma su nombre de una especie de patos que habitan en sus orillas.

Aunque el lugar fue descubierto apenas en 1916, numerosas evidencias históricas señalan la presencia de indios taínos antes de que la isla fuera bautizada como Hispaniola por los conquistadores.

TIPS PARA EL VIAJERO

DISTANCIAS: de Samaná a Puerto Plata, 215 km. (casi 4 horas); de Punta Cana a Samaná, 307 km. (4 horas); Santo Domingo a Puerto Plata, 208 km. (3 horas y media); Santo Domingo a Samaná, 179 km. (casi 3 horas).

CLIMA: gracias a su ubicación en el Caribe, República Dominicana es un destino con sol todo el año. De diciembre a principios de marzo, el clima es más agradable. El verano es la estación más cálida y lluviosa del país, mientras que la humedad es más intensa de abril a octubre. La temporada oficial de huracanes en el Atlántico va del 1º de junio al 30 de noviembre, siendo septiembre el más activo. República Dominicana está dentro del área de las tormentas, pero las probabilidades de que un gran huracán toque tierra son pocas. En el último siglo solo 11 huracanes han llegado a República Dominicana. MONEDA: Peso Dominicano (RD$). El cambio es de RD$100 = US$2.

PROPINAS: las facturas de restaurantes incluyen un cargo por servicio del 10%, además del 18% de impuestos sobre ventas. Es costumbre y buena práctica dejar un 10% adicional para asegurar que el camarero reciba una propina.

ELECTRICIDAD: 110 voltios. Para los argentinos se necesitan adaptadores y convertidores. Aunque los resorts más grandes tienen algunos a mano en la recepción.

SALUD: el agua de la canilla no es potable. El sol es muy fuerte en el Caribe, incluso en días nublados, por lo que la protección solar es fundamental.

HORARIO DE COMPRAS: la mayoría de los negocios trabajan desde las 8:30-9 de la mañana hasta las 5-6 de la tarde los días de semana; hasta la 1 de la tarde los sábados y cierran los domingos. Por lo general, los restaurantes permanecen abiertos y sirven comida hasta las 10 de la noche – 12 de la madrugada, de domingo a jueves, y hasta las 2 de la mañana. los viernes y sábados.

INFORMES: http://www.godominicanrepublic.com/es/

Dejá tu comentario