Despedida

Vuelos de luto: Boeing se despide de la Reina de los Cielos

Los vuelos no volverán a ser iguales: Boeing está ensamblando el último B-747, el tradicional y reconocido Jumbo, que no se fabricará más.

ultimasLa carguera Atlas Air espera con ansiedad el Boeing B-747/8F que emergerá de las factorías de Everett. Lo utilizará para sus vuelos de carga. Se trata ni más ni menos que del último Jumbo que será ensamblado.

Se cierra así una fantástica historia de poco más de 53 años, asociada con uno de los aviones más famosos y reconocidos de la historia: el B-747.

B747 2.jpg
Se estima que para septiembre estará listo el último Boeing B-747

Se estima que para septiembre estará listo el último Boeing B-747

Cuenta la leyenda que, a fines de los años 60, el turismo comenzaba a batir sus propios récords y los grandes aeropuertos del mundo comenzaban a evidenciar los primeros gestos de saturación. Fue entonces, cuando uno de los míticos empresarios de la industria, Juan Trippe, fundador y líder de la estadounidense Pan Am, tomó su teléfono y llamó a William “Bill” Allen, CEO de Boeing por esa época (lo fue por 23 años). Su propuesta y pedido fue sencillo: se necesitaba un avión grande, muy grande, que pudiera transportar más de 300 pasajeros y con una gran autonomía de vuelo. Se trataba de un gran salto, duplicar el tamaño y las prestaciones del avión estrella de Boeing hasta ese momento, el B-707 del que Pan Am era usuaria.

Boeing asumió el encargo y puso a sus diseñadores a trabajar. Unos 50 mil empleados de la empresa participaron de la creación del primer B-747 que realizó su vuelo inaugural en febrero de 1969.

B747 3.jpg
Una imagen histórica: William

Una imagen histórica: William "Bill" Allen, CEO de Boeing en la época (a la izquierda), posa junto a Juan Trippe, CEO de Pan Am, al pie de la escalerilla del primer B-747 producido, el día de la presentación.

El avión más grande jamás producido, demandó la construcción de una planta industrial acorde. Los hangares donde se crea el Boeing fueron, durante mucho tiempo, el edificio más grande en volumen, de todo el mundo.

Al año siguiente, Pan Am realizaba su primer vuelo comercial con el Jumbo, uniendo Nueva York y Londres.

B747 4.jpg
La orgullosa Pan Am fue cliente de lanzamiento y usuaria de diversas versiones del Boeing B-747.

La orgullosa Pan Am fue cliente de lanzamiento y usuaria de diversas versiones del Boeing B-747.

A la primera versión, la 100, le seguirían la 200, la 300, la 400 y más recientemente la 8 Intercontinental, la última. Ésta puede acomodar 410 pasajeros en un esquema de tres clases y tiene una autonomía de vuelo superior a los 14 mil kilómetros. Esto supone que puede volar de Londres a Los Ángeles, o a Ciudad de México, o a Buenos Aires, o a Darwin (Australia), sin escalas.

El Jumbo es sinónimo de toda una época y un verdadero emblema. Las aerolíneas más importantes del mundo supieron volarlo y desde que nació se convirtió en el avión elegido para movilizar al presidente de Estados Unidos: todos los Air Force One (tal la designación de la flota presidencial) son Jumbos.

Los vuelos del Boeing B-747: Los números del gigante

  • El avión fue el primero con dos niveles abordo (dos pisos) y dos pasillos en la distribución de asientos.
  • Se fabricarán, finalmente, unas 1.570 unidades.
  • Los primeros medían 68,5 metros de largo. La versión 8, la última, llega a los 76 metros.
  • El B-747 mide 19 metros de alto (en su cola): el equivalente a un edificio de seis pisos.
  • A plena velocidad, en el carreteo de despegue, el B-747/8 puede recorrer el largo de tres campos de fútbol en un segundo.
  • La planta donde se producen los Boeing cuentan con 5,6 millones de m² en volumen.
  • En toda su historia, el Jumbo transportó 3.500 millones de pasajeros. Expresado de otro modo, la mitad de la población mundial.
  • Se necesitan 340 mil litros para pintar un Jumbo.
  • Los hermanos Wilbur y Orville Wright cabrían con su primer avión, el Flyer, dentro de un B-747 y, además, podrían realizar allí mismo, en el interior, su vuelo inaugural (que se extendió por apenas 37 metros).
  • En 1993, Boeing sobrepasó la marca de los 1.000 Jumbos vendidos.
B747 5.jpg
Las instalaciones de fabricación del Boeing B-747: gigantescas como el propio avión.

Las instalaciones de fabricación del Boeing B-747: gigantescas como el propio avión.

¿El récord más impresionante?

Cuando estalló la guerra civil entre Etiopía y la región separatista de Trigay, en 1991, cundió la preocupación en Israel. El país africano albergaba una importante comunidad de judíos etíopes. Sin embargo no fue sino hasta que el gobierno de Mengitsu Hallé Marlam entró en su etapa final de caída, que el gobierno de Israel ejecutó la Operación Salomón. En ese contexto, 34 aviones, algunos de la Fuerza Aérea Israelí y la enorme mayoría de la aerolínea nacional israelí, El Al, organizaron un puente aéreo entre Addis Abeba y Tel Aviv para evacuar a los judíos etíopes. Poco más de 14 mil personas fueron transportadas. Y en ese contexto, se le retiraron los asientos a un Boeing B-747 de El Al, para poder acomodar 1.122 pasajeros: la mayor cantidad de personas que compartieron un vuelo en la historia de la aviación.

Embed

¿Por qué Jumbo?

Cuenta la leyenda urbana que existió alguna vez, un elefante que fue señalado como “el más grande del mundo”. Según los científicos, el paquidermo era 20% más grande que sus congéneres y tuvo una vida de penurias, luego de ser capturado en Etiopía y llevado al zoológico de Londres. El espécimen fue bautizado como Jumbo, que en idioma suajili quiere decir “Hola”.

Cuando Walt Disney creó un amable elefantito que tenía como característica singular unas enormes orejas, para un film de 1941, decidió adaptar el nombre: así fue como Jumbo, pasó a ser Dumbo.

A fines de los 60, cuando los ingenieros de Boeing aceptaron el desafío de diseñar y producir un avión descomunal, el más grande producido hasta el momento, rememoraron la idea del elefante gigante: allí surgió el mote Jumbo para el B-747.

Embed

¿Por qué no se fabricará más?

El Jumbo está impulsado por cuatro motores. Esto lo convirtió desde el inicio en una máquina compleja y cara de mantener. Además, consume mucho combustible. Estas dos características lo convirtieron en un avión poco rentable frente a los bimotores más grandes, más sencillos y más baratos de operar. Por eso, modelos como los Boeing B-767, el B-777 y el B-787 Dreamliner, le terminaron ganando la pulseada (y en la “vereda de enfrente”, el Airbus A330 y el A350). Pero además, si se compara las capacidades, el B-747/8 acomoda 410 pasajeros, frente a 426 del proyectado B-777/9X

La última versión del Jumbo, la 8, fue mucho más exitosa como carguera (F, de Freighter) que como transporte de pasajeros. Y esto mismo selló el futuro del modelo.

Temas relacionados

Deja tu comentario